Amanda Sampedro: “España está lista para dar la campanada en el Mundial de Canadá”

La futbolista del Atlético y de la selección española, Amanda Sampedro, celebra un gol al Rayo. Fuente: Alexander Marín

La futbolista del Atlético y de la selección española, Amanda Sampedro, celebra un gol al Rayo. Fuente: Alexander Marín

 

Jesús Ortiz García
Actualizado: 19/01/2015 12:47 horas

En su colegio empezó a dar las primeras pinceladas de su calidad con un balón en los pies, algo que no pasó desapercibido para el Atlético de Madrid. Ahora, con 21 años, Amanda Sampedro es la capitana del conjunto rojiblanco, entrenadora de un equipo femenino alevín y una de las jóvenes que pisan fuerte en la selección española. Jugadora polivalente, explosiva y con mucha garra, la madrileña confía en festejar este año un título con su club y estar entre las elegidas por Nacho Quereda para el Mundial de Canadá de este verano.

P.- Se ha convertido en una habitual en las convocatorias de la absoluta, ¿se ve con un puesto fijo en esta selección?

R.- He dado un paso adelante pero ahora tengo que seguir trabajando y tener los pies en la tierra porque lo más difícil es mantenerse. La selección cuenta con un grupo de jugadoras de mucho nivel y bastante consolidado, acaban de lograr algo histórico con la clasificación para el Mundial y no es fácil hacerse un hueco entre ellas, así que tengo que convencer al seleccionador en el césped. De momento estoy muy contenta, es un orgullo pertenecer a este equipo.

Amanda con la selección. Fuente: Eidan Rubio

Amanda con la selección. Fuente: Eidan Rubio

P.- En el último amistoso de ‘La Roja’ se enfrentó a sus compañeras del Atlético, ¿qué tal le fue?

R.- Fue algo raro y especial el enfrentarme a jugadoras con las que entreno cada día, pero me lo tomé como un partido de competición, nada de amistoso, en todos los partidos vamos con mucha intensidad como si nos jugáramos la vida en ello, hay que aprovechar los minutos que nos da el seleccionador para demostrarle que puedo estar en este equipo.

P.- En la Eurocopa de 2013 estuvo convocada pero no llegó a debutar de manera oficial, ¿cuenta las horas para ese momento?

R.- Hay muchas ganas de debutar con esta camiseta, estuve cerca de hacerlo en la Eurocopa en Suecia y ahora espero la oportunidad. Aquella convocatoria me sirvió para coger experiencia y seguir creciendo con paciencia, estoy deseando de que llegue ese momento para dejarme la piel en el campo y demostrar de lo que soy capaz.

P.- El Mundial de 2015 en Canadá sería el escenario ideal para su debut, ¿lo ve posible?

R.- Es el sueño de toda jugadora, es uno de mis objetivos en 2015. Voy a seguir trabajando con mi equipo y si me llama la selección, voy a ponérselo difícil al entrenador, quiero estar en las condiciones óptimas para que vean que tengo cualidades para estar en este equipo. Ya he disputado importantes competiciones internacionales con las selecciones inferiores y jugar con la absoluta es lo máximo, algo mágico que espero con ilusión. Ojalá se cumpla en Canadá.

P.- ¿Cuáles son sus virtudes para convencer al seleccionador?

R.- Esta selección requiere jugadoras a las que les guste el contacto con el balón, que sepan tener frialdad cuando tienen la pelota, que seamos nosotras las que llevemos el ritmo del partido y es lo que trato de ofrecerle a este equipo. Jugar con el balón pegado al pie sin que me queme, así juego en el Atleti y también espero aportarlo en la selección. Creo que mi juego encaja en el de España, este equipo lo ha demostrado en los últimos años con un juego de toque y vistoso, y confío en mis características para estar entre las elegidas en el Mundial.

Amanda en un partido de Liga. Fuente: A. Marín

Amanda en un partido de Liga. Fuente: A. Marín

P.- ¿Cuál es el objetivo de España en esta competición?

R.- Pienso que España está preparada para dar la campanada en el Mundial de Canadá. Hay muy buen grupo tanto futbolísticamente como personal y si seguimos trabajando tan fuerte como hasta ahora, este equipo puede dar muchas alegrías y alcanzar grandes metas. En el Mundial hay que jugar sin presión, divertirnos y si hacemos nuestro fútbol, estoy segura de que llegaremos lejos. Sólo hay que creérselo porque calidad hay suficiente.

P.- Brasil, Corea del Sur y Costa Rica serán los primeros rivales, ¿un grupo asequible?

R.- Hemos podido evitar a potencias mundiales como Suecia, Alemania y Estados Unidos, pero ningún grupo es fácil porque cualquier selección está a un gran nivel y puede dar la sorpresa. Eso sí, nos vamos a enfrentar a Brasil que siempre tiene a grandes jugadoras. Nosotras tenemos que ir poco a poco, demostrar nuestras armas con el balón, llevar el ritmo del encuentro y jugarles de tú a tú a todos los equipos. Si cumplimos con esto, haremos un gran papel.

P.- Ahora, las futbolistas más jóvenes tenéis referentes en el fútbol femenino español, ¿en quién se suele fijar?

R.- En fútbol masculino me gusta mucho Arda Turán por la gran técnica que posee y de las chicas, me fijo mucho en Megan Rapinoe, de Estados Unidos, es una jugadora con constancia y mucha calidad, muy parecida al futbolista turco del Atlético de Madrid. Pero en España, Vero Boquete, que es muy importante para el fútbol femenino español, lo que está logrando ella es lo que soñamos todas, como llegar a una final de Champions o estar nominada al Balón de Oro. Tiene unas buenas cualidades para conseguir lo que se proponga tanto con su club como con la selección. Es un orgullo tenerla con nosotras, nos ayuda mucho y nos aporta experiencia y gran calidad. Está abriendo un camino para el resto que debemos aprovechar.

P.- ¿Tan complicado es dedicarse al fútbol en España siendo mujer?

R.- Bastante, en España este deporte tienes que compaginarlo, tener unos estudios o un trabajo para cuando acabemos nuestra carrera futbolística. Las mujeres no tenemos esa suerte como ocurre en otros países, donde pueden dedicarse profesionalmente al fútbol. Aquí muchas jugadoras juegan por amor al arte y otras tienen suerte de cobrar un pequeño sueldo. Aunque en este país las cosas están cambiando poco a poco, no necesitamos ni pedimos el sueldo abismal que tienen los futbolistas, pero si todos ponemos de nuestra parte y en primer lugar las jugadoras empujamos para lograr la profesionalización que existe en otros países, podemos conseguir que España se convierta en una potencia mundial.

Amanda ante el Valencia. Fuente: A. Marín

Amanda ante el Valencia. Fuente: A. Marín

P.- ¿Quién le inculcó la pasión por el fútbol?

R.- Mi padre. Ya había nacido mi hermana y cuando mi madre estaba embarazada de mí, él esperaba que yo fuese un niño, así que cuando nací no le quedó otra que ponerme el balón en los pies. He ido creciendo con una pelota siempre, cuando no la tenía sentía que me faltaba algo y ahora le doy las gracias por mostrarme este deporte. Primero empecé en mi colegio, era el único equipo que contaba con una chica y después me fichó el Atlético, donde llevo ya varios años.

P.- ¿Ha sentido alguna vez rechazo por parte de los niños?

R.- Cuando era pequeña hubo de todo, niños que te miraban mal por ver a una niña jugar al fútbol pero, sobre todo, padres en las gradas que soltaban barbaridades por la boca por el simple hecho de ver que sus hijos eran regateados por una niña. Aunque las cosas van mejorando, aún existe mucho machismo y ojalá algún día se den cuenta de que las chicas también pueden vestirse de corto y dedicarse a este deporte.

P.- Debutó en Primera con 15 años y ahora con 21 es la capitana del Atlético, ¿no le da un poco de vértigo?

R.- Es un reto más, una responsabilidad que llevo a cabo con gusto, el ser capitana del Atlético es un orgullo. Simplemente tengo que saber llevar al grupo, que todas se sientan contentas e implicadas porque la temporada es larga y tenemos que sentirnos importantes las 18 jugadoras, jueguen unas más y otras menos. La misión que tenemos tanto Lola Gallardo como Silvia Messeguer y yo es que la gente se sienta a gusto, con ganas y concienciadas de que este año se puede hacer algo importante.

P.- De momento van por el buen camino, segundas clasificadas a 6 puntos del líder, ¿creen que pueden acabar con la hegemonía del Barcelona?

R.- El Barcelona lleva muchos años ganándolo todo y tiene un gran equipo, nosotras sólo pensamos en hacer nuestro trabajo, en seguir en esta línea que llevamos y confiamos en lograr algo importante. Tenemos que ir con esa filosofía del Cholo Simeone que se ha instalado en todos los equipos del club, sólo miramos el día a día. Aunque a veces se te escapa una mirada al futuro y piensas a largo plazo, sueñas con ganar algún título este año.

La plantilla del Atleti. Fuente: A. Marín

La plantilla del Atleti. Fuente: A. Marín

P.- Lleva varios años entre las mejores de la Liga, pero ¿se plantea jugar en otros campeonatos más potentes?

R.- Ahora mismo no me veo con otra camiseta que no sea la del Atlético de Madrid. Soy muy atlética, llevo varios años aquí y me siento en casa. Pero es cierto que el sueño de cualquier futbolista es jugar en las mejores ligas, en Estados Unidos o Alemania. Cuando Vero Boquete, Vicky Losada o Sonia Bermúdez nos hablan de cómo se vive el fútbol en estos países, nos entra esas ganas de vivirlo también. Me gustaría crecer como futbolista y aunque en España me siento muy a gusto, no cierro las puertas a dar el salto en un futuro.

P.- Pero antes, ¿sueña con jugar en el Vicente Calderón?

R.- Así es, jugar en el césped del Calderón con la afición del Atleti animando sería algo fantástico, con lo que muchas soñamos. Estamos luchando por ello y nos encantaría disputar un partido. Si nos clasificamos para unas semifinales de Copa o un partido muy importante, a ver si convencemos a Enrique Cerezo para que podamos jugar en el estadio. Sería muy bonito.

P.- Está muy implicada en el club colchonero e incluso entrena a un equipo alevín femenino, ¿qué tal la experiencia?

R.- Fantástica, empecé con las niñas el año pasado, conseguimos buenos resultados y ellas querían seguir. Es un reto más, ahora trato de inculcarles lo que a mí me han enseñado. Esta temporada vamos terceras en Liga, en la que juegan equipos de niños, pero lo más importante es verles sus caras de felicidad cuando llega cada entrenamiento. Y también imparto un taller de fútbol en una escuela de integración a través de la Fundación que trabaja con el Atleti, con niñas cuyos padres tienen pocos recursos y no pueden pagar una plaza en un club. Es una bonita experiencia.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar