Ana Pérez: “En mi cabeza ahora lo único que está es entrar en Tokio”

Ana Pérez. Fuente: COE

Ana Pérez. Fuente: COE

La gimnasta sevillana ha confesado sus objetivos para los próximos Juegos Olímpicos en un encuentro para los medios oficiales del Comité Olímpico Español.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
2 de junio de 2020, 11:00

Pregunta.- ¿Cómo está? ¿Ha podido estar acompañada en el confinamiento?

Respuesta.- Estoy bien. Me vine a Sevilla el jueves de la misma semana que decretaron el estado alarma. Y, desde entonces, he estado aquí con mi familia. Pero llegué casi por los pelos.

P.- ¿Cómo está llevando esta situación?

R.- No ha sido fácil, sobre todo al principio. Yo quería entrenar todos los días, pero claro, tengo un espacio súper reducido en casa. Tenía que apañármelas cada vez que quería hacer algo. Así que todos los días tenía que desmontar el salón entero… era un poco desesperante. El estar acostumbrada a entrenar 7 horas diarias y ver que no podía, era muy agobiante. Y si a eso le sumas que yo llevo 6 años fuera de casa, viviendo sola, y ahora, en una situación tan difícil a nivel deportivo, en un espacio reducido y con 3 personas más (mis padres y mi hermano mayor), encerrados las 24 horas en 4 paredes, pues no ha sido fácil. A las tardes me escapaba a la azotea. Y ahí encontraba mis ratitos de soledad.

P.- ¿Cómo desmontaba el salón?

R.- Necesitaba ponerme una rutina, era fundamental para mí para tener un equilibrio. Así que tenía que buscar el espacio para hacerlo y desmontaba el salón por completo. Al principio mi madre se enfadaba mucho. A las 11 quedábamos mi equipo y yo con el profesor de ballet por Zoom, y yo evidentemente apartaba la mesa, quitaba el sillón, cogía una silla para simular la barra de ballet y mi madre no cabía. Se tenía que ir a la cocina. Al principio me molestaba incluso que apareciera durante mis clases, porque me desconcentraba. Y le pedía que se metiera en la cocina. Pero la pobre me explicaba que si además de no poder salir de casa, se tenía que quedar todas las mañanas encerrada en la cocina, pues le iba a dar algo. Lo entendí perfectamente. Y no me importa que ahora aparezca en mis clases.

Ana Pérez. Fuente: COE

Ana Pérez. Fuente: COE

P.- ¿Ha podido empezar a entrenar?

R.- Aún no. Yo vivo en la residencia Blume de Madrid, pero aún está cerrada así que sigo en Sevilla, y continúo con mis entrenamientos en casa. Por las mañanas y por las tardes con videollamada. Y, además, hacemos una preparación física. Es desesperante cuando veo vídeos de gimnastas de Portugal, que ya llevan tiempo entrenando. Pero ahora no es momento de lamentarse. Hay que aceptar las cosas como vienen y ya está. Además, he de decir que, a pesar de haber vivido un momento tan complicado, guardo muchos buenos.

P.- ¿Nos puede contar alguno?

R.- Pues en la feria de abril, quedamos un día todas por videollamada y estuvimos bailando. Lo pasamos genial. O también el día que organizamos un amigo invisible. Buscamos una página por internet que hiciera un sorteo, pusimos una fecha límite y cuando llegaron los regalos nos juntamos todas por videollamada para abrirlos. Fue muy divertido.

P.- ¿Cómo está ahora?

R.- Mucho mejor. Desde que nos comunicaron que se aplazaban los Juegos sentí un gran alivio. Además, creía que se iban a suspender en vez de aplazar. Y pensaba todos los días: Dios mío, con todo lo que hemos trabajado. Ya es mala suerte. Pero tengo la esperanza de que todo vaya bien. Vamos a empezar de cero y por nosotras no va a quedar que lo demos todo.

P.- ¿Y qué saca de positivo de lo que ha vivido?

R.- El apoyo que he sentido. Que empresas como Telefónica y el COE nos sigan apoyando, sabiendo que esta situación no está siendo fácil para nadie, me hace no perder el rumbo. Es un alivio el colchón económico que nos facilitan. Mis padres están los dos en Erte, y gracias al programa Podium, voy echándoles una mano en casa. Para ellos y para mí, saber que está esa ayuda, ya no solo por lo económico, que también, pero sobre todo por esa confianza que te dan.

P.- ¿Qué deseo pide Ana Pérez?

R.- Lo primero, salud. No pido otra cosa para mi familia y para todo el mundo. Y que todo vuelva a la normalidad. Que todo quede un mal sueño. En mi cabeza ahora lo único que está es entrar en Tokio. Soy muy tozuda y voy a ir a por todas.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar