Azahara Muñoz: “Voy a darlo todo para estar en Río de Janeiro”

La malagueña recarga las pilas en la Costa del Sol tras finalizar una dura temporada donde conquistó el Lacoste Open de Francia y su segunda Solheim Cup.
photo

Azahara Muñoz durante su participación en la Solheim Cup | AD

Jesús Ortiz García

A pesar de que su profesión le ha permitido viajar por medio mundo, no se acostumbra a vivir con las maletas hechas. La risueña Azahara Muñoz sigue con paso firme y liderando una generación española brillante que despunta en el golf internacional. A sus 25 años la malagueña mantiene una buena progresión y se codea con las mejores del mundo a la espera del gran golpe: conquistar un Grand Slam. Su otro sueño, representar a España en los Juegos Olímpicos de 2016. “Voy a darlo todo para estar en Río de Janeiro”, sostiene.

Tras una dura temporada con altibajos, miles de kilómetros recorridos entre América, Asia o Europa y varios títulos en su zurrón, ha recargado las pilas en la Costa del Sol antes de afrontar un nuevo ejercicio. “Como en Málaga no se está en ningún sitio y mira que donde vivo, en Palm Beach Garden (Florida), hay buen clima. Soy muy casera, no me gusta viajar mucho, pero no me puedo quejar, no cambiaría mi trabajo por nada”, asegura.

La jugadora de San Pedro analiza su evolución este año: “He acabado muy contenta, a pesar de que el comienzo fue muy duro, estuve sin entrenador muchos meses y me costó bastante. Pero tras el verano le di la vuelta a la situación, aprendí de mis errores y saqué mi mejor juego para ganar el Lacoste Open de Francia, mi tercer título como profesional. Me quedo con buen sabor de boca”.

photo (5)

Azahara Muñoz durante un campeonato | AM

Licenciada en Psicología, cum laude en el ‘green’, en este 2013 Azahara también ha conquistado su segunda Solheim Cup (la Ryder femenina). En la primera que ganó en 2011, la malagueña logró el punto decisivo para el Viejo Continente. “La de Irlanda fue más especial, no me lo creía, estaba muy nerviosa, con todo el equipo pendiente de mí y me salió un golpe fantástico. Nunca lo olvidaré. En esta segunda ganamos por primera vez en territorio americano, algo inmejorable. Sigo pellizcándome porque aún no me he despertado del sueño”, explica.

En su carrera amateur se labró un currículum sobresaliente y en su debut profesional en el Ladies European Tour ganó su primer trofeo en el Madrid Masters 2009. Ese mismo año obtuvo la tarjeta del LPGA (Circuito Profesional) y emigró a Estados Unidos para seguir creciendo. Al otro lado del Atlántico pronto dejó plasmado su talento, siendo la mejor Rookie en 2010. “El principal motivo por el que me marché fue por estudiar una carrera en la Universidad”, comenta.

“Para llegar a lo máximo tienes que jugar allí, con las mejores. En Europa para los chicos hay presupuesto, por eso deciden quedarse, pero para nosotras es muy complicado, la diferencia es abismal. EE.UU. es otro mundo, los campos son espectaculares, tienen los mejores torneos y el dinero se multiplica por 8 y, si quieres estar en lo más alto del ranking mundial, tienes que emigrar”, añade Azahara.

Desafíos: ganar un grande y los JJOO

Uno de sus sueños era jugar en Estados Unidos y se ha consolidado en los puestos de cabeza en los torneos que ha participado, pero su mayor reto es ganar un Grand Slam, para ello le dedica bastantes horas de entrenamiento y sacrificio. “Sería lo máximo, es muy complicado, pero soy bastante ambiciosa. Cuando estoy jugando bien y me siento cómoda, como ahora, creo que puedo hacer cosas importantes. Estoy preparada para ganar un grande”, afirma.

“Este año me hizo bastante daño la falta de confianza y llegué a pensar que no servía para el golf, pero las cosas me volvieron a salir bien. He mejorado mucho el swing y mi físico, mi punto fuerte es que cojo muchos drives, soy muy precisa, no fallo mucho, aunque tengo que mejorar el putt para estar arriba”, añade.

photo (2)

La jugadora malagueña | Azahara Muñoz

Otra de sus claves es su fortaleza mental, primordial para mantener el mismo nivel de juego durante toda una temporada. “Es muy complicado porque hay muchos torneos y viajes, cuesta mantener la concentración porque el golf es un deporte lento, por lo que el aspecto psicológico es más importante que la técnica. Cuando tienes confianza te sale todo y cuando no, mejor irte para casa”, explica Azahara.

En breve comenzará un nuevo año para la malagueña, que en el horizonte tiene otro gran desafío: los Juegos Olímpicos de 2016. “Si fuesen ahora mismo estaría dentro (es la número 30 del ránking mundial). Con opciones me veo, tengo margen de mejora y voy a hacer todo lo posible por estar en Río de Janeiro. Desde niña siempre he sido una gran seguidora de todos los deportes, he ganado medallas en unos Juegos del Mediterráneo y flipé, imagínate estar en unas Olimpiadas, sería increíble”, argumenta.

Mujeres al alza en el ranking mundial

En tierras brasileñas le gustaría coincidir con su amiga y compañera Carlota Ciganda, otra de las baluartes del golf femenino español junto a Beatriz Recari. “Carlota es 3 años menor que yo, pero desde pequeña siempre nos hemos llevado genial, le tengo mucho cariño. Le pega muy fuerte a la bola y la admiro porque no ha cambiado en nada, es muy humilde y tranquila”, explica.

Las 3 golfistas lideran una generación dorada del golf español, cada vez más al alza en el ranking mundial. “Lo estamos haciendo muy bien , hemos coincidido un grupo muy bueno. No somos tontas y sabemos que no vendemos tanto como el fútbol, por lo que no vamos a salir a diario en los medios de comunicación, pero si seguimos trabajando y consiguiendo éxitos, seguro que tendremos nuestro hueco. Esperamos dar muchas alegrías a España”, apostilla la malagueña.


Azahara Muñoz Guijarro

San Pedro de Alcántara, Málaga, 19-11-1987

Como amateur ha conseguido grandes victorias. Miembro de la selección española desde los 13 años, ha sido también integrante de los equipos de la Junior Solheim Cup en 2002, 2003 y 2005.
En 2008 ganó el NCAA Individual Champion, fue segunda en el US Women´s. En 2009 consiguió el British Women´s Amateur Championship y ese mismo año logra, en su debut profesional en el Ladies European Tour, su primera victoria en el Madrid Ladies Masters.
En 2010 fue la mejor ‘rookie’ en Estados Unidos, en 2012 se impuso en el Sybase Championship, su primer título en la LPGA y en 2013 conquistó el Lacoste Open de Francia. También cuenta en su palmarés con 2 Solheim Cup (2011 y 2013)

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar