Bach: “No sé pueden posponer unos Juegos como si fuese un partido de fútbol”

Tomas Bach. Fuente: COI

Tomas Bach. Fuente: COI

El presidente del COI ha anunciado que es “precipitado” tomar una decisión en estos momentos; el Comité Olímpico Internacional seguirá monitorizando la situación a pesar de las presiones de los deportistas y comités nacionales.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
22 de marzo de 2020, 13:00

El presidente del Comité Olímpico Internacional, el alemán Thomas Bach, declaró este sábado que la suspensión de los Juegos supondría “destruir el sueño” de muchísimos atletas de 206 comités nacionales y aseguró que la gran cita deportiva de Tokio “no se puede posponer como si fuese un partido de fútbol”.

Un día después de asegurar que estaban “considerando distintos escenarios” para los Juegos Olímpicos de Tokio, cuya fecha de inicio prevista sigue siendo el 24 de julio, el presidente del COI reconoció que gestionar la incertidumbre que existe sobre el evento no es fácil.

“Es difícil lidiar con esta inseguridad y aún más difícil con estas difíciles condiciones de entrenamiento que muchos sufren, pero la suspensión de los Juegos supone destruir el sueño olímpico de 11.000 deportistas de 206 comités nacionales y del equipo de refugiados del COI”, dijo Bach, en una entrevista con el medio de comunicación alemán SWR.

“Una cancelación de este tamaño sería la solución menos justa y creo que no se pueden posponer unos Juegos Olímpicos como si se tratase de un partido de fútbol de un fin de semana”, confesó.

“Esta es una empresa muy compleja, donde solo puedes actuar de manera responsable si tienes un conocimiento fiable para la toma de decisiones durante 24 horas al día. Es una situación excepcional y no hay soluciones ideales”, concluyó.

Estas declaraciones de Thomas Bach llegan en un momento en el que cada vez más deportistas y comités nacionales como el de Brasil y Noruega están pidiendo el aplazamiento de los Juegos a 2021.

La Real Federación Española de Atletismo (Rfea) y la Federación Francesa de Natación (FFN) también han mostrado la misma opinión y Estados Unidos ha asegurado que si no reciben por parte de las autoridades correspondientes la más completa seguridad para la salud de los participantes no enviará a ningún deportista a Tokio.

Los deportistas se unen a la etiqueta #Tokio2021
El malestar de muchos deportistas, especialmente españoles, por la postura del Comité Olímpico Internacional (COI) a favor de mantener los Juegos de Tokio 2020 se ha traducido en una iniciativa en las redes sociales bajo la etiqueta #Toki02021 con la que piden que se retrase un año su celebración por la crisis del coronavirus.

El triatleta Fernando Alarza, que a mediados de esta semana ya se mostró en contra con la postura del COI, es una de las cabezas visibles de esta iniciativa en España y que tiene su versión inglesa con #Tokyo2021.

En un escueto tuit, Alarza señala: “Varios deportistas hemos empezado con esta iniciativa, ¿nos ayudas? #Tokyo2021 #Tokio2021″.

En España ya son muchos los deportistas que están pidiendo que se retrasen los Juegos al considerar que no todos llegaran en las mismas condiciones a la cita olímpica, ya que en algunos países ahora mismo es imposible entrenarse con garantías.

La actual campeona olímpica de bádminton, Carolina Marín, los marchadores Marta Pérez y Álvaro Pérez o la regatista Blanca Manchón son algunos de los deportistas españoles que han levantado la voz en contra de la disputa de los Juegos dentro de tan sólo cuatro meses.

Pero no sólo el deporte español comienza a mostrar su oposición a Tokio 2020. Estados Unidos comienza a mostrar su preocupación, en el caso de su comité olímpico y paralímpico, y su rechazo, petición liderada por las federaciones de atletismo y natación.

La fuerza que tiene el deporte estadounidense, además de las empresas que apoyan y sufragan los Juegos, puede hacer mucha fuerza para cambiar la opinión del COI.

En el Reino Unido el máximo dirigente del atletismo, Nic Coward, también se muestra contrario a la fecha prevista. “Los deportistas y paradeportistas se han estado preparando para toda su vida deportiva para ponerse en la mejor forma posible durante un día en julio o agosto para la mejor prueba”, explica en ‘The Guardian’.

“Pero con el cierre de las instalaciones, su capacidad para ponerse en la mejor forma posible se ve comprometida en el mejor de los casos. Eso está creando una presión intensa“, por lo que “la prioridad ahora es la salud y el bienestar de las personas y eliminar el estrés del sistema”, agregó.

“Y eso”, añade, “ocurre diciéndoles a los atletas que no sucederá (los Juegos) cuando se les dijo”, y después que las autoridades se “tomen un tiempo para decidir cuándo debe organizarse de manera ordenada”.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar