Carlos Machado, 20 años en la élite del tenis de mesa

Carlos Machado celebra un punto en un encuentro con CajaSur Priego. Fuente: Antonio García - RFETM

Carlos Machado celebra un punto en un encuentro con CajaSur Priego. Fuente: Antonio García – RFETM

El palista de Priego de Córdoba es la referencia de este deporte en España con 10 títulos nacionales y a sus 34 años aún tiene ganas e ilusión para seguir conquistando más trofeos. 

Jesús Ortiz García
Actualizado: 24/11/2014 21:16 horas

Con 7 años agarró su primera raqueta y comenzó a aprender las técnicas del tenis de mesa. En el pabellón de Priego de Córdoba empezó a forjarse un jugador que ha impuesto su dominio en este deporte en España. Carlos Machado cumple 20 años de su debut en la élite, 2 décadas en las que ha acumulado un palmarés brillante: 10 veces campeón nacional, campeón de Liga y Copa del Rey con CajaSur, deportista olímpico en 2012… Y a sus 34 años aún tiene gasolina para seguir dando guerra.

Vengo de una familia enamorada del tenis de mesa, mis hermanos jugaban así que no había otra opción”, asegura. Su única hermana se casó con Luis Calvo, que acabaría convirtiéndose en su ‘maestro’. “Ha sido el único entrenador que he tenido, él me lo ha enseñado todo desde que cogí por primera vez una raqueta hasta el día de hoy”, apunta.

Carlos Machado. Fuente: RFETM

Carlos Machado. Fuente: RFETM

En octubre de 1994 y con sólo 13 años se estrenaba en la Liga y escribía la primera página de una carrera exitosa que le ha llevado a erigirse en el mejor palista español de la historia. “No esperaba dedicarme durante tanto tiempo a este deporte y tampoco pensé que llegaría tan lejos. Al principio me lo tomé como un hobby, pero poco a poco veía que se me daba bien hasta que se convirtió en mi profesión. Aprobé la selectividad y empecé Empresariales pero como no me gustaba dejé los estudios para dedicarme profesionalmente al tenis de mesa. Mi único secreto para estar entre los mejores ha sido trabajar y luchar cada día”, explica.

Mantiene la ilusión y las mismas ganas de cuando era un niño. “No he cambiado, sigo entrenando todas las mañanas y tardes, sigo disfrutando con la raqueta y la pelota. Siempre he mantenido los pies en la tierra, al fin y al cabo es un deporte minoritario y no hay que dársela de estrella. Mucha gente me dice que soy un jugador especial y les digo que simplemente hago lo que me gusta”, comenta el andaluz.

Siempre ligado al club de su pueblo, el CajaSur Priego de Córdoba, el menor de la saga de los Machado representa la historia de este equipo familiar que fue creciendo hasta asentarse en la élite y codearse con los mejores en inferioridad de condiciones económicas. “Seguimos siendo un club humilde, antes íbamos con el dinero muy justo, viajes largos en coche para disputar partidos, nos llevábamos bocatas para ahorrar en las comidas y regresábamos a casa de madrugada para no hacer noche en hoteles. Esa situación ha mejorado, ahora viajamos en avión y descansamos en hoteles, pero siempre ajustándonos al presupuesto”, cuenta.

De niño prodigio a ganar la ‘Décima’

Carlos fue un niño prodigio que acumuló trofeos en todas las categorías inferiores hasta convertirse en el número 1 del tenis de mesa nacional. Este año ha logrado su 10º título de campeón de España y ya piensa en sumar a sus vitrinas otro más. “Me hizo mucha ilusión superar los 9 que tienen Josep María Palés y Roberto Casares. Estoy muy orgulloso de ser el jugador con más campeonatos y quiero lograr el 11º, mientras las lesiones me respeten, voy a seguir luchando”, subraya.

Para el jugador cordobés algunos de sus mejores momentos en estos 20 años han sido “la final del preolímpico Mundial en Catar, ha sido mi mayor éxito porque había pocas plazas para las Olimpiadas de Londres 2012. También el ser campeón de España absoluto con 21 años, la medalla en los campeonatos de Europa y las 3 medallas en los Juegos del Mediterráneo”, relata.

El equipo CajaSur Priego. Fuente: RFETM

El equipo CajaSur Priego. Fuente: RFETM

Astuto, inteligente, tranquilo y con gran golpeo, a Carlos aún le queda cuerda para seguir deleitando con su juego. “Estoy entrenando a un buen nivel y gano partidos, veo que los jóvenes aún no me superan y eso es importante, mientras esté ganando títulos y las lesiones me respeten, voy a seguir unos años más”, confiesa, aunque no hasta la edad de He Zhi Wen ‘Juanito’. “Su caso es algo especial en el mundo, no es normal que con 52 años tenga ese gran nivel, es impresionante”.

En la selección española forman una pareja con mucho peligro y ya lo demostraron en el pasado Europeo con una medalla de bronce. Ambos han jugado varios años en el mismo club, pero esta temporada Juanito ha dejado el CajaSur para fichar por el UCAM Cartagena, principal favorito en el campeonato liguero. “Tenerle a era una ventaja, teníamos un equipo casi imbatible. No pudimos mantener el sueldo y se marchó. Tenemos una plantilla corta con Alejandro Calvo, Wei Dong Shi y José Miguel Ramírez y así es difícil pensar en títulos, pero lo intentaremos”, cuenta el palista andaluz.

Esta temporada también jugará en la liga francesa, “la más dura de Europa junto a la alemana y me vendrá muy bien para enfrentarme a rivales más fuertes” para seguir preparando su clasificación para los Juegos Olímpicos de Río 2016. “Hay que estar sobre el número 70 en el ranking mundial, ahora mismo estoy el 86, y espero subir posiciones en 2015, en el que jugaré bastantes partidos para lograrlo. Se clasifican 28 por ranking directo y van tirando hasta completar 60 plazas, teniendo en cuenta que no pueden ir más de 2 jugadores por país. Será complicado pero voy a pelear”, apostilla.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar