Carolina Marín: “Ojalá más niños cojan la raqueta para tener más campeones en un futuro”

Jesús Ortiz García
Actualizado: 03/10/2014 12:00 horas

Su garra, carácter, tenacidad y talento con la raqueta larga y el volante de plumas le hizo abrirse un hueco en el imperio asiático del bádminton. En India, China, Malasia, Japón, Corea del Sur e Indonesia, Carolina Marín cuenta con miles de seguidores pero ahora también en España se han enganchado al juego explosivo de la zurda onubense tras conquistar el Mundial, que le ha valido para alcanzar el Top 8. Desbordada por la repercusión que ha tenido el éxito logrado, reconoce que no se esperaba todo lo que está sucediendo y confía que sirva para darle un empujón a este deporte. Sin tiempo para desconectar ya ha trazado los objetivos para esta temporada. “Quiero estar en el Top 5 y revalidar el título de campeona del mundo. Esto sigue”, dice.

Pregunta.- Hace un mes hizo historia para el deporte español tras derrotar al imperio asiático del bádminton, ¿ha digerido ya que es la campeona del mundo?

Respuesta.- Todavía no lo he asimilado, no le he dado aún tanta importancia como se merece, es un sueño del que no he despertado. Ni siquiera he tenido tiempo para ver la final del Mundial, sólo he visto la parte final del segundo y tercer set y la entrega de medallas en el podio. Cada vez que lo recuerdo me sigo emocionando, pero el partido entero aún no he podido verlo.

Carolina con el oro Mundial. Fuente: badminton.es

Carolina con el oro Mundial. Fuente: badminton.es

P.- ¿Ha cambiado su vida desde que conquistó el Mundial en Dinamarca?

R.- Mi vida ha cambiado mucho, nunca antes me han hecho tantas entrevistas y se han interesado por mí. Siempre decía que en Asia y, sobre todo, en Indonesia todo el mundo me conocía, ahora puedo decir también que en España, en mi país, me reconocen y eso es una alegría, algo impensable. Por la calle la gente me pide autógrafos y fotos, es un orgullo.

P.- Ha tenido numerosos homenajes, baños de multitudes e incluso fue recibida por la Reina Doña Letizia, pero queda pendiente un encuentro con su ídolo, Rafa Nadal.

R.- Después del Europeo que disputé en abril intentamos coincidir pero yo estaba en Huelva y él en el torneo ATP de Madrid y no fue posible. También pudo ser en la final del Mundial de baloncesto pero España no llegó a la final y tampoco pude compartir el partido con él a pie de pista. Pero ojalá pronto pueda conocerle en persona. Eso sí, me felicitó por Twitter y se me pusieron los vellos de punta.

P.- Se ha convertido en la mejor embajadora de España en Indonesia, ¿le han llovido ofertas de patrocinadores tras el Mundial?

R.- La situación ha mejorado, todo ha cambiado y ahora tenemos que mirar qué ofertas son mejores, pero sigo animando a las empresas a que me patrocinen. En el mercado asiático tengo una imagen, me conocen bastante y eso puede beneficiar a las empresas españolas.

P.- En España los más jóvenes ya tienen una referente en este deporte, ¿confía en que su victoria pueda darle un empujón al bádminton?

R.- Me dio mucha alegría que tantas personas siguiesen el Mundial por televisión y también la incitación que les he podido dar para que practiquen este deporte. Hace tiempo que en las escuelas se promueve el bádminton, en la federación se está trabajando muy bien y es un orgullo que gente tan joven empiece a jugar al bádminton. Ojalá en un futuro obtengamos más licencias y que más niños cojan la raqueta para tener más campeones.

Carolina en un homenaje en Málaga. Fuente: AD

Carolina en un homenaje en Málaga. Fuente: AD

P.- Sin apenas tiempo para desconectar de nuevo a competir, ¿qué competiciones afrontará?

R.- Los campeonatos que puntúan para el ránking mundial. En 2 semanas tengo el Open de Dinamarca, después el de París y en diciembre hay un torneo donde sólo estarán las 8 primeras y me gustaría participar. Esto continúa, no hay final.

P-. ¿Ha trazado ya con Fernando Rivas los objetivos de esta temporada?

R.- Sí, ya hay objetivos fijados y uno de ellos es estar en el Top 5 del ranking mundial, ganar 4 de los grandes torneos y revalidar el título de campeona del mundo en agosto del año próximo. Para los Juegos Olímpicos aún quedan 2 años, hay que prepararlos bien y seguir mejorando, pero antes tenemos otros objetivos, como el Mundial y los Súper Series.

P.- Sus rivales ahora la mirarán con lupa, es la jugadora a batir, ¿cómo lo afronta?

R.- Si antes del Mundial 3 o 4 cámaras me vigilaban, ahora habrá 7 detrás de mi pista para analizarme. Me tienen muy estudiada, así que habrá que seguir gritándoles, eso nunca se perderá.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar