Conmociones cerebrales, el 'rompecabezas' de algunos deportes

El efecto “crónico de las conmociones cerebrales” en lances del juego puede ser “el responsable de acelerar las demencias”, según ha explicado Jorge Barrio, experto en Farmacología Médica y Molecular de la Universidad de California (Los Ángeles).

Carolina Santos
Actualizado: 27/05/2014 23:50 horas

Una conmoción cerebral está relacionada con múltiples golpes en el cerebro o en otras partes del cuerpo que producen movimientos en el cerebro, los cuales pueden llegar a generar lesiones internas. Jorge Barrio, especialista de Farmacología Médica y Molecular de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), ha comentado que “las conmociones cerebrales pueden tener un efecto crónico, lo que puede generar o acelerar demencias”.

En el marco de la conferencia ‘Conmociones Cerebrales y Enfermedad de Alzheimer’ en el Real Club Mediterráneo de Málaga, el investigador ha concretado que “una conmoción se nos presenta normalmente como un problema a largo plazo y que para tener este tipo de problemas no tiene porque haberse producido previamente un golpe en la cabeza”.

El doctor Jorge Barrio junto a José Agustín Gómez-Raggio, presidente del Real Club Mediterráneo.

El doctor Jorge Barrio junto a José Agustín Gómez-Raggio, presidente del Real Club Mediterráneo.

Jorge Barrio ha planteado que el origen del problema se encuentra en el seno de la familia: “Esto se ha convertido en un problema de mamá y papá, ya que normalmente las lesiones de riesgo se suelen producir en la etapa de adolescencia”. Durante la ponencia, el experto ha recalcado la importancia de analizar el riesgo genético y, sobre todo, de ejercitar el cerebro y mantener una actividad física desde siempre.

Según Jorge Barrio, “para que los deportistas prevengan una conmoción cerebral deben estar informados desde sus inicios”. Además, ha remarcado la importancia de “los primeros pequeños golpes puesto que éstos pueden ser generadores del problema y ejercer un efecto crónico a largo plazo”. En general, hay deportes en los que la probabilidad de que una conmoción aparezca es muy baja; sin embargo, hay otros deportes como el fútbol americano, el boxeo o el hockey, donde la probabilidad es muy alta.

Finalmente, Jorge Barrio ha confirmado que, hoy en día, las conmociones son mucho más severas que en el pasado. “Deberían existir más medidas de prevención para ayudar a combatir este tipo de enfermedades; sin embargo, las presiones económicas y la incertidumbre que existen en la actualidad hacen que las medidas sean difíciles de implementarse”, ha concretado.

Cuando se producen contusiones en los deportistas no se hace hincapié en los efectos a largo plazo. “Cuando el deportista está en actividad el objetivo recae en la recuperación inmediata de éste y su vuelta al juego, pero en el momento en el que éste se retira son conscientes del significado de lo ocurrido”, ha dicho Jorge Barrio quien ha añadido que “es algo difícil de conseguir, es el precio de la estupidez humana”.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar