David Casinos quiere alargar su leyenda en Río

El lanzador de disco, David Casinos, en el Mundial de 2015 donde logró el oro. Fuente: CPE

El lanzador de disco, David Casinos, en el Mundial de 2015 donde logró el oro. Fuente: CPE

El atleta valenciano, campeón del mundo en lanzamiento de disco, llega con ilusión y ganas para afrontar los Juegos Paralímpicos de Río con el objetivo de subir al podio y pelear por su 5ª medalla de oro.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
6 de septiembre de 2016, 17:49

La leyenda nació en Moncada (Valencia) y creció en Sidney, Atenas, Pekín y Londres. 4 oros paralímpicos relucen en sus vitrinas y en Río de Janeiro peleará por el ‘repóker’. “No hay quinto malo”, dice entre risas. David Casinos, un luchador y ejemplo de superación, uno de los mejores atletas ciegos de la historia, ultima su adiós a la competición y quiere hacerlo a lo grande, con una medalla en los Juegos.

Casinos y Celia, su mujer y guía profesional. Fuente: CPE

Casinos y Celia, su mujer y guía profesional. Fuente: CPE

A sus 44 años, el discóbolo de Moncada afronta otro reto titánico, subir al podio en el estadio Joao Havelnge y dedicarle la medalla a su hija Cayetana, aunque para él estar en la cita deportiva de mayor envergadura ya es un premio. “Sería alucinante despedirme con un oro, pero cualquier metal para mí será especial. Ojalá pueda llevarle una a mi pequeña, tiene 3 años y ya les cuenta a sus compañeros que su padre tiene 4 medallas de oro”, confiesa.

El valenciano, que fue plata en el Europeo de junio en Italia, es consciente de que deberá lidiar con deportistas que llegan pisando fuerte. “El italiano Oney Tapia es un rival muy potente y los brasileños también son favoritos porque son los anfitriones y estarán rodeados de su público. Estar en lo más alto durante muchos años es complicado y van llegando nuevos competidores que quieren estar ahí arriba, pero pese a la presión, seguro que lo voy a poner muy difícil porque para eso me he preparado durante estos 4 años”, explica.

Le preocupa que la organización no esté a la altura. “Los de Londres fueron unos Juegos espectaculares y en los de Río tenemos que tomar muchas más precauciones. Primero fue el virus Zika, pero tenía claro que por un mosquito no iba a tirar a la basura el trabajo de tantos años. Lo peor son las carencias y los problemas de seguridad, algo que no queremos que afecte a nuestro rendimiento. Nos merecemos unos Juegos grandes, los que le quitaron a Madrid”, lamenta. En lo deportivo, el atleta confía en el buen rendimiento de una delegación española que mezcla veteranía y juventud: “Conseguimos 42 medallas en Londres y deberíamos igualar esa cifra o superarla”.

Feeling con el atletismo

Casinos tenía su vida encauzada cuando una retinopatía diabética apagó la luz de sus ojos, pero él aprendió a encenderla de nuevo para construir una vida cargada de optimismo y retos. “Me tocó bailar con la más fea, me lo arrancó todo hasta que me propuse que jamás volvería a sufrir. Así que aprendí a conocerla y siempre digo que pagaría por volver a tener la vida que tengo”, asegura.

David Casinos. Fuente: Luc Percival

David Casinos. Fuente: Luc Percival

Con 26 años tuvo que dejar su trabajo en una multinacional e ingresó en un centro de la ONCE, donde tuvo que partir de cero, le enseñaron a moverse por la calle, a manejarse con el bastón y a hacer tareas como leer en braille, cocinar o planchar. Mientras vendía cupones a su regreso a Moncada, recuperó su afición por el atletismo y surgió ese feeling con el lanzamiento de peso y de disco, artefacto que hará volar en Río de Janeiro por última vez en competición, salvo sorpresa. “Serán mis quintos y los voy a vivir con especial ilusión porque pueden ser mis últimos. Tengo ganas de vivir y crecer como persona. El David de los Juegos deberá dejar su camino y coger otro para aportar mi experiencia en el ámbito del deporte”, subraya.

El atleta de brazos hercúleos, que transmite sus vivencias con charlas motivacionales a empresas y grupos, planea emprender varios proyectos como la creación de una Fundación con su nombre y un Meeting en Valencia: “Mi prioridad será ayudar y dar oportunidades a las jóvenes promesas a través del deporte, es lo mínimo que debo hacer por todo lo que he recibido”. Pero antes, tiene una cita con la historia en Río, donde realizará como deportista un último servicio al atletismo español.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar