El deportista como marca

La Fundación Pons y el Consejo Superior de Deportes abordan en unas jornadas la importancia para los deportistas de gestionar adecuadamente su imagen como marca, para contribuir a generar ingresos y alargar su carrera.
AD
Juan Antonio Corbalán, Ana Muñoz Pablo Chico y Manuel Sevillano. | AD

Juan Antonio Corbalán, Ana Muñoz Pablo Chico y Manuel Sevillano. | AD

Un deportista también constituye una marca y su gestión pueden influir en gran medida en su c

arrera profesional. Por eso, el Consejo Superior de Deportes (CSD) acogido una jornada sobre la imagen y la marca en el ámbito deportivo, organizada por la Fundación Pons.

El director de la división Deporte y Entretenimiento de la Fundación Pons, Manuel Sevillano, apuntó laimportancia de saber gestionar la marca de un deportista, ya que puede contribuir a diversificar sus fuentes de ingresos, algo que, en su opinió, ya está ocurriendo.

“Las marcas buscan diferenciarse asociándose a personas con cierta notoriedad y determinados atributos”, explicó Sevillano, quien añadió que “si se hace una adecuada explotación, se puede alargar la carrera profesional del deportista”.

En este punto, indicó que los deportistas se enfrentan a una gran dificultad para gestionar sus éxitos y fracasos y, en este sentido, “no siempre los entornos más cercanos, familia y amigos, son los que mejores conocimientos pueden aportar”.

Por eso, apostó por la “explotación de los valores intangibles, frente a la visión tradicional de un deportista que cobra una ficha en su club”. El reto, por tanto, es saber armonizar carrera deportiva, académica y profesional con el desarrollo económico.

En la jornada, el ex jugador de baloncesto y consejero de la Fundación Pons Juan Antonio Corbalán señaló que “uno de los problemas que tienen los deportistas es que piensan que su carrera dura toda la vida”.

Corbalán indicó que percibe una demanda creciente de “un mejor conocimiento jurídico en el sector del deporte”, lo cual contribuirá a gestionar mejor la marca. Además, destacó “el valor de las personas dentro de las grandes compañías” y que en el deporte profesional “es un reto importantísimo la transmisión de valores”.

Por su parte, la directora general de Deportes del CSD, Ana Muñoz, hizo hincapié en la necesidad de que las distintas instituciones implicadas en la gestión deportiva pudieran ser capaces de generar sus propios recursos y en que la marca”deporte” es un atributo muy importante en la imagen de España. De hecho, describió a los deportistas como “el ejército de hombres buenos, por la gran capacidad de concienciación social que tienen”. “Cuando pensamos en deportistas exitosos no nos planteamos cómo son sus vidas cuando no están en el podio”, reflexionó Muñoz.

La jornada tuvo también una dinámica de grupo conducida por la especialista en la materia Victoria Vinjoy, y también una charla del ex jugador de baloncesto “Toñín” Llorente, que contó numerosas experiencias personales y profesionales, y destacó que uno de los retos para cualquier deportista era gestionar el fin de sus carreras.

Numerosos profesionales del ámbito del deporte se dieron cita en el CSD, como la ex atleta Carlota Castrejana y la piloto de automovilismo Balba González-Camino, o los especialistas en márketing deportivo Antonio Lacasa y Vicente de Pablo.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar