El K4 500 conquista la medalla de plata en Tokio 2020

El K4 español. Fuente: COE

El K4 español. Fuente: COE

El equipo español formado por Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade se ha proclamado subcampeón olímpico en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
7 de agosto de 2021, 10:00

El K4 español formado por Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade se ha colgado la medalla de plata en la prueba de los 500 metros tras terminar en 2ª posición con un tiempo de 1:22.445 en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Venían a por la medalla y la medalla se llevaron. Desde la primera serie, en la que batieron el récord olímpico impuesto por los alemanes, pasando por las semifinales y concluyendo en la final, los palistas españoles demostraron su altísimo nivel de forma.

En la Copa del Mundo previa a estos Juegos Olímpicos, los españoles ya se llevaron el oro y en Tokio 2020 querían repetir ante los vigentes campeones del mundo. Sin embargo, pese a liderar la carrera en la mayor parte del recorrido, en los metros finales fueron los alemanes quienes tomaron la delantera para cruzar en primera posición la línea de meta, 226 milésimas de segundo más rápido que los españoles. El bronce fue para los eslovacos.

Saúl Craviotto iguala a David Cal

Acompañado de Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, el piragüista Saúl Craviotto se ha colgado este sábado su 5ª medalla olímpica, igualando así al también palista David Cal como el deportista español con más metales olímpicos en su palmarés particular.

El ilerdense ha conquistado en Tokio una nueva plata que se suma a los oros logrados en K2 500, uno en Pekín 2008 junto a Carlos Pérez y otro en Río 2016 con Cristian Toro; a la plata en K1 200 de Londres 2012; y al bronce en dicha distancia en Rio 2016. De esta forma, Saúl se sitúa en primera posición de la clasificación gracias a sus 2 oros, 2 platas y 1 bronce, por el oro y las 4 platas de David Cal.

Lo dimos todo en el agua. Da un poco de rabia quedarse tan cerca del oro, pero somos muy felices”, ha señalado el piragüista de 36 años nada más bajarse del kayak. El cuarteto español terminó 2º con un tiempo de 1:22,445 minutos, justo por detrás de los alemanes (1:22,219), sus grandes rivales.

“Ya habrá tiempo de analizar todo lo conseguido, ahora estoy pensando en que se nos ha escapado el oro por muy poco y da rabia. Tengo unos compañeros increíbles y nos hemos dejado todo en el agua. Nos vamos con la cabeza alta, muy muy felices y a seguir”, ha concluido.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar