Enhamed Enhamed: “Después de 2012 salí espantado del agua pero en 2019 me reenamoré”

Enhamed Enhamed. Fuente: CPE

Enhamed Enhamed. Fuente: CPE

El nadador ciego ha explicado en el programa ‘Objetivo Tokio’ los motivos que le han hecho regresar a la alta competición tras 7 años ausente de las competiciones.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
5 de febrero de 2021, 11:30

Enhamed Enhamed ha expuesto los motivos por los que regresó a la alta competición tras siete años de ausencia en el programa ‘Objetivo Tokio Paralímpicos’ en Teledeporte (TVE). “La razón por la que volví en 2019 es porque me apetece competir, disfrutar de la natación, no tenía ningún objetivo específico en mente sino simplemente volver a disfrutar de la competición”, señaló. “Debido a otro reto que estaba preparando, me reenamoré de la natación porque la verdad es que después de 2012 salí bastante espantado del agua”, reconoció el deportista canario.

Tras ganar nueve medallas entre los Juegos de Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012, colgó el bañador por “no estar motivado, ir a entrenar sin ninguna gana, sin tener en mente los objetivos”. “Necesitaba encontrar nuevos retos deportivos” y “explorar otro tipo de vivencias”, señaló.

El nadador ciego de 33 años también comentó cómo fueron sus sensaciones al retomar los entrenamientos: “La vuelta empezó extraordinariamente bien y fue ‘in crescendo’ hasta el año pasado que hice la clasificación. Justo antes del confinamiento me encontraba muy, muy bien y veía que la progresión iba a ir ascendente hasta los Juegos”. “Pero con todo este cambio” (la pandemia, una lesión en el hombro y su mudanza de Madrid a Las Palmas) “no me veo tan bien como en febrero del 2020”, admitió.

Sin embargo, Enhamed se mostró optimista con respecto a su preparación: “Creo que todavía hay tiempo para trabajar, para luchar y para seguir subiendo porque todos estamos en las mismas condiciones”. Aunque también manifestó que percibe “un cambio, ya no en el estado de forma únicamente, sino en el estado anímico en general, tanto mío como de otros compañeros y de la sociedad en general”.

El nadador también conversó con el director y presentador del programa, Amat Carceller, y con el colaborador habitual de Teledeporte y jugador de tenis de mesa paralímpico, Alberto Seoane, sobre las estrictas medidas anticovid que rodearán los Juegos de Tokio. “No van a tener nada que ver, van a ser unos Juegos Paralímpicos diferentes”, expuso.

“Además de todas las restricciones -la higiene, las normas, la separación, la distancia social, los controles PCR-, creo que se añade un factor que en el deporte de élite no nos gusta demasiado, que es la incertidumbre” sostuvo. En su opinión, “hasta el último día nadie sabe realmente si podrá ir a los Juegos”. “Supongamos que tengas la clasificación, que estés en la mejor posición para ir, y un día o dos días antes, que será cuando se hagan las PCR, alguien dé positivo: pues esa persona ya no va a poder viajar”, explicó. “Esa incertidumbre es una pieza fundamental en estos Juegos”.

En cuanto a la prohibición de animar desde las gradas, Enhamed declaró que “los deportistas paralímpicos estamos un poco más adaptados que otros deportes” porque “estamos acostumbrados a tener poco público”. “A Aquellos que nos da la vida el público, que nos hace crecer ese rugido, es un factor que no tendremos a nuestro favor”, lamentó.

Preguntado sobre si prefiere estar informado sobre la evolución de la pandemia o mantenerse al margen, reconoció estar “entre dos aguas”. “Por mi trabajo (en la consulta de psicología) sí necesito conocer tanto las noticias como las restricciones que se van imponiendo”, pero a nivel deportivo lo importante es “entrenar, centrarte en entrenar, centrarte en los objetivos de la semana y olvidarte de todo lo demás”. “El deporte de élite consiste en controlar variables y cuantas más variables controles, mejor”, aclaró. “Todas aquellas que escapan a nuestro control o a nuestra influencia, mejor no ponerles demasiada atención e ir día a día avanzando hacia nuestro objetivo”.

Con respecto precisamente a su labor fuera de la piscina, el nadador canario relató que “ya llevo trabajando mi parte profesional de forma paralela a la natación desde hace muchos años”. “Ahora he abierto una consulta de psicología en Las Palmas y mi objetivo es seguir adelante en el mundo de la psicología, seguir profundizando, creciendo académica y profesionalmente”, dijo. A su juicio, “en la situación en la que estamos actualmente, cada vez nos hace falta más ese apoyo psicológico”. “Las emociones están a flor de piel” y “hay que saber gestionarlo porque, en caso contrario, podemos enfrentarnos a una situación muy complicada en los próximos años”, concluyó.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar