Ernesto Velázquez: “Hay que salir fuera de España para vivir el bádminton de otra manera”

Ernesto Velázquez. Fuente: AD

Ernesto Velázquez. Fuente: AD

 

Forma parte de la selección de bádminton española, aunque su residencia habitual se encuentra en Dinamarca, país donde viajó para dedicarse a su mayor pasión: la raqueta. Ernesto Velázquez continúa luchando día a día para progresar en este deporte y llegar a ser el número 1 en el ranking español y, de esta forma, poder asistir a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Laura Pérez Torres
Actualizado: 25/02/2015 15:38

De Andalucía (España) a Aalborg (Dinamarca), ese fue el trayecto que tuvo que hacer Ernesto Velázquez para seguir dedicándose a lo que más le gusta: raqueta y volante. El gaditano se arrepiente de no haberlo hecho antes y todavía no cree que exista un cambio real en la estructura española para que el bádminton tenga más repercusión e incidencia entre los jóvenes.

Ernesto Velázquez. Fuente: AD

Ernesto Velázquez. Fuente: AD

Pregunta.- Pasó del Club Bádminton Soderinsa Rinconada a Aalborg (Dinamarca), ¿cuál fue el porqué de ese cambio?

Respuesta.- Llevaba unos años atrapado en un círculo que no me hacía avanzar nada en mi carrera deportiva y estaba un poco cansado de eso; así que decidí proponer una alternativa y salir de España (lo debería haber hecho años antes). En un principio pensé en ir a Francia pero luego salió la ocasión de venirme a Dinamarca, y no lo pensé mucho porque tenía bastante claro que no quería seguir viviendo en España. Pasé años fantásticos en el club Soderinsa Rinconada y en Madrid; pero ambas partes saben que lo mejor para mí hubiese sido salir mucho antes de lo que lo hice, para exigirme más a mí mismo y plantearme nuevos retos.

P.- ¿Qué diferencias existen? ¿Culturalmente mucho más reconocido allí el bádminton?

R.- Dinamarca es un país de interiores mientras que España por su clima lo es de exteriores. Aquí hay pabellones exclusivamente para bádminton por todas partes, puesto que es un deporte nacional en donde desde muy pequeño los niños saben que si quieren ser buenos tienen que entrenar mucho; y por eso la intensidad de los entrenamientos es muy fuerte y elevada. Dinamarca tiene 5 millones de habitantes y 100.000 licencias mientras que en España no llegamos ni a 10.000 (según recuerdo), y eso hace ver el entusiasmo que hay por este deporte. La liga y competiciones en Dinamarca son como jugar rondas de campeonatos internacionales, pues son bastante duras incluso si yo juego en la 2ª división, el primer individual de cada equipo es como si fuera nivel de super liga danesa.

P.- ¿Cómo está siendo su experiencia tanto en lo deportivo como en lo personal?

R.- Aquí he vivido ambas caras del deporte: la más feliz puesto que las cosas empezaron a cambiar y empecé a dar lo mejor de mí; y la peor cara puesto que a los pocos meses me lesioné de la rodilla y estuve 4 meses intentando volver a entrenar para al final tener que pasar por el quirófano y arreglarme el menisco que era lo que tenía dañado. En lo personal echo muchas cosas de menos de España pero aquí tengo otras muchas; como conocer nuevas formas de hacer las cosas y disfrutar de otra manera. Mi vida a veces parece como un erasmus deportivo pero ganando algo de dinero para poder competir.

P.- ¿Y en cuestión de resultados?

R.- Conseguí mi mejor nivel y resultados aquí en Dinamarca pero por desgracia me lesioné antes de poder seguir la progresión que llevaba. Estoy seguro de que hubiera hecho un muy buen resultado pues mi motivación y confianza en ese momento eran bastante buenas como para hacerlo. Jugué 5 competiciones (2 danesas y 3 internacionales) antes de lesionarme y gané 3 de ellas; y en otra me tuve que retirar por la lesión. Me ha costado mucho recuperar el ritmo y confianza que tenía antes de la lesión puesto que han sido 9 meses sin competir en partido oficial. Y al principio de temporada iba algo tocado aún de la rodilla puesto que me estaba resintiendo por hacerlo todo muy rápido y volver rápido a las pistas.

P.- En el pasado Europeo de Bádminton por Equipos mixtos al que iba a asistir, no estaba convocado Pablo Abián, actualmente, ¿quién ocupa el puesto número 1 español masculino?

R.- Pablo ocupa el primer puesto español en el ránking mundial que es lo más importante; porque el ránking nacional apenas tiene valor, puesto que no es un factor que haga ver el nivel de cada uno.

P.- ¿Decisión de la Federación Española de Bádminton (Fesba) o por resultados?

R.- Decisión de fesba.

P.- ¿Cuáles son sus próximos objetivos esta temporada?

R.- Pues jugaré 4 competiciones internacionales antes de regresar a España a finales de abril para hacer algunas competiciones allí y empezar el año olímpico con algunos puntos más de los que tengo. Pero mi principal objetivo es recuperar el nivel que tenía antes de la lesión, y estoy muy cerca de ello, ya que tanto en los entrenamientos como en liga están saliendo bien las cosas.

Ernesto Velázquez. Fuente: AD

Ernesto Velázquez. Fuente: AD

P.- ¿Y con respecto a los Juegos Olímpicos? ¿Cómo es el proceso de clasificación?

R.- Voy a intentar hacerlo lo mejor posible pero sabiendo que parto con algo de desventaja y también que no tengo recursos suficientes para estar viajando toda la temporada. Se clasifica el primer español del ránking mundial siempre que se esté dentro del corte puesto por la Federación Internacional de Bádminton (BWF, en sus siglas en inglés). Y en el ránking cuentan tus puntos de tus 10 mejores competiciones internacionales.

P.- Volviendo un poco a sus inicios, ¿cómo comenzó en el bádminton?¿Cuál es su trayectoria deportiva?

R.- Empecé en Rota a través de mi tío. Allí conocí al que es como un hermano para mí, Joaquín Sanchez, que a la postre sería mi compañero de dobles, y cuyo padre fue mi entrenador hasta que me fui al centro de tecnificación de San Jose de la Rinconada. Estuve un año en ese centro antes de irme al centro nacional de Madrid para estar allí durante 8 años, los mejores de mi vida puesto que conocí personas increíbles y viví mis mejores momentos siendo ‘blumero’. La residencia Blume tiene algo especial y se coge mucho cariño a todo desde allí dentro.

P.- ¿Quedan todavía muchos años de Ernesto en Dinamarca?

R.- Pues como ya he dicho antes, echo de menos muchas cosas, pero creo que pueden quedar aún varios años aquí. No creo que vuelva a España a jugar a bádminton a menos que sea alguna concentración o competición, o con otro rol. Pero mi vida de alto rendimiento y liga ya no está allí.

P.- No podemos dejar pasar esta entrevista sin preguntarle por la última crisis entre la FESBA y los jugadores de la selección por los derechos de imagen, ¿han llegado a un acuerdo?

R.- De momento no se ha cerrado ningún acuerdo, estamos en ello pero creo que será algo largo porque por nuestra parte no hay ninguna prisa y queremos siempre lo mejor para los jugadores, que al fin y al cabo son el motor de toda federación.

Ernesto Velázquez. Fuente: AD

Ernesto Velázquez. Fuente: AD

P.- ¿Qué características le definen como jugador?

R.- Pues creo que diría que mis mejores características serían el ritmo alto que pongo a los partidos mezclado con un buen físico para aguantar partidos largos.

P.- ¿Cree que el bádminton en España ha evolucionado desde que se fue gracias en parte a resultados como los de Carolina Marín?

R.- Pues sinceramente, no. Desde fuera ha podido mejorar algo puesto que ahora todos conocen a Carolina y sus logros; pero desde dentro, de la parte de jugadores y competiciones, no creo que haya avanzado puesto que somos muy pocos los que salimos a competir y el nivel de las competiciones en España no es tan alto como hace algunas temporadas. Además, el número de jugadores ha bajado mucho en esas competiciones. El bádminton es un deporte que requiere una gran inversión de dinero y tiempo; y sin la primera el tiempo invertido solo hará que pierdas motivación y ganas, y ese dinero solo va para unos pocos en España. También, solo hay que ver que 6 meses después de ese resultado nos hemos quedado sin ir al Europeo por equipos, algo que ha hecho que estemos en boca de todos y no por nada bueno. Desde mi experiencia personal, le diría a todos los jugadores que salgan a jugar fuera de España, que vivan otras cosas y de otra manera el bádminton, que es mejor fuera de nuestro querido país.

Ernesto Velázquez (Cádiz). En 2013 se proclamó campeón individual masculino absoluto en el Internacional de Hungría. Ha sido finalista en Cuba 2007 y Uganda 2010. Bronce en el Europeo junior en 2007. Plata en el Internacional de Chipre en 2010 y bronce mundial universitario en Korea 2012.
Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar