España a semifinales con mucho sufrimiento (75-74)

España, a las semifinales del Eurobasket con suspense ante Montenegro (75-74) y Francia, que derrotó a Rusia por 77-74, será su rival en la lucha por alcanzar el último partido: una reedición de la última final del Eurobasket.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
25 de Junio de 2015, 23:19

Eurobasket femenino. Fuente: FIBA

Eurobasket femenino. Fuente: FIBA

La selección española de baloncesto, invicta en el torneo, se clasificó para las semifinales del Eurobasket femenino de Hungría tras un compromiso de cuartos de final frente a Montenegro en el que las chicas de Lucas Mondelo tuvieron que gestionar con muchos apuros a un rocoso rival (75-74).

Un partido para desplegar la madurez de un bloque muy cohesionado. Alba Torrens, otra jornada más, volvió a ser la principal referencia ofensiva del conjunto español con su clarividencia ofensiva (28 puntos); pero Laura Nicholls y su poderío reboteador (16 en total) resultaron fundamentales.

Montenegro se fue acercando en el marcador en el cuarto final Perovanovic estableció un 66-67 provisional; España, con este éxito, se asegura disputar el Preolímpico de RíoBien en defensa, con un dominio del rebote en las dos zonas, España nunca terminó de anotar con facilidad ante un cuadro balcánico que se aprovechaba de la permisibilidad arbitral para frenar a su rival, lastrado de por sí por malas elecciones de tiro y discontinuidad en su acierto.

Esa dificultad generó alguna precipitación. Y entre los agobios por asegurarse puntos fáciles se ignoró durante dos cuartos el tiro exterior. El tiro libre fue entonces un asidero. Montenegro, fiable también en ese lance, y versátil ofensivamente con la aportación de Angelica Robinson, mejor incluso en los porcentajes de tiro de campo, mandaría en el marcador tras el primer cuarto (16-17) y mostraría sus ambiciones al descanso (39-37).

Eurobasket femenino. Fuente: FIBA

Eurobasket femenino. Fuente: FIBA

Sin margen para desplegar los réditos de su “robar y salir”, España amagó con poner la bases para su clasificación durante el tercer cuarto. Pese a un mal inicio de manga, marcado por muchas imprecisiones, idéntico panorama que se repetiría en los últimos minutos del parcial, una fase de aportación anotadora coral y el liderazgo de Torrens comenzaron a erosionar la resistencia de las balcánicas.

España, que en el tercer cuarto y Anna Cruz mediante se estrenó desde el perímetro, logró estirar su ventaja más allá de los seis puntos e incluso atisbando los diez. Montenegro respondería con triples, se aprovecharía de las imprecisiones ibéricas y se mantendría con opciones en el luminoso (55-52). El parcial de 7-0 con el que arrancó el último cuarto alimentó una brecha de diez puntos favorables a España (62-52, min 33).

En torno a esos guarismos se movería el partido, tan trabado como trabajado en todo un triunfo de las defensas sobre los ataques. Un pulso de tiros libres inicialmente que derivó a un intercambio de canastas fáciles y ataques fluidos. España volvió a atascarse, bajó el rendimiento en su zona y el marcador se apretó otra vez con un 66-65 a menos de tres minutos para el final.

El 66-67 firmado por Perovanovic dibujó un nuevo escenario con apenas 2 minutos de partido. España y Montenegro se alternarían en el marcador hasta que un triple de Jovanovic establecía el 72-74 a 20 segundos del final. Anna Cruz, con un 2+1 nacido de la pizarra de Lucas Mondelo, rescataría a España a 9 segundos del final. Y Robinson, fallando un último tiro.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar