España busca frente a Serbia un billete para semifinales

Los de Juan Antonio Orenga necesitan dar un paso al frente en su duelo ante el joven equipo balcánico tras la pobre imagen que ofreció contra Italia.
{85849BA3-675F-4558-8F05-C56ECC791E2A}flexible

Partido entre España y Finlandia. | FIBA Europe-Castoria-De Massis

J.O.G.

Con dos caras opuestas, un juego al estilo ‘Dr. Jekyll y Mr. Hyde’ y demasiados sobresaltos, España sigue sin encontrar su estilo en un Eurobasket donde ha arrollado a algunos de sus rivales al mismo tiempo que se ha desinflado y ha mostrado todas sus carencias. Ahora le toca la joven Serbia en busca de un billete a semifinales, con el triple de Teodosic en el horizonte.

En el Stozice Arena, los pupilos de Juan Antonio Orenga tienen la oportunidad de limpiar su imagen de los últimos encuentros y cobrarse una pequeña ‘vendetta’ por la eliminación del Mundial de Turquía en 2010. En aquella ocasión, en cuartos de final, el versátil jugador serbio clavó una canasta de 3 desde 8 metros que apeó a España de la competición. Este miércoles (17.45 horas) no estará sobre el parqué Teodosic, pero si un equipo de veinteañeros encabezado por el base Nemanja Nedovic, que la próxima temporada jugará en la NBA con los Warriors.

“Es un partido complicado para nosotros, pero también para ellos. A nadie le hace gracia jugar con España en cuartos de final. Este partido es ganar, y acercarte al éxito, o perder, que es luchar del quinto al octavo”, ha comentado el técnico español.

España deberá recuperar la agresividad defensiva que exhibió en los primeros partidos si quiere frenar la pintura serbia que lidera Nenad Krstic, al que acompañan los centímetros bajo aro de Rasko Katia, Valdimir Stimac y Djordje Gagic. En Serbia, que lideró su grupo tras ganar a Lituania y Francia, también está destacando la muñeca de Bodgan Bogdanovic, con un 47% de acierto en triples, y el timón de Stefan Markovic.

“Es un equipo fuerte, muy físico, que corre bien, y ese es uno de los puntos que tenemos que parar. Tengo la tranquilidad de saber que tenemos una capacidad altísima defensiva y recursos ofensivos tanto en el interior como en el exterior”, ha subrayado Orenga.

La intermitencia de Calderón, Ricky Rubio y Sergio Rodríguez no logra enderezar el juego del conjunto español, el ataque se nutre de arreones individuales y en el juego interior sólo cuenta con la brújula de Marc Gasol. Pero la selección, que celebra este miércoles la efeméride del oro en Lituania 2011, no es la primera vez que demuestra debilidad en las fases previas y siempre saca su mejor repertorio, carácter competitivo y efectividad en los momentos claves.

“Este equipo tiene hambre de éxito. Estos jugadores tienen orgullo y quieren ganar siempre. Estamos preparados para jugar porque queremos estar en semifinales”, ha apostillado Orenga.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar