España, con la miel en los labios en Lisboa

Equipo español de judo paralímpico. Fuente: CPE

Equipo español de judo paralímpico. Fuente: CPE

Azerbaiyán ha acabado con el sueño de la medalla para la delegación española en el Mundial de Judo Paralímpico celebrado en Portugal.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
19 de noviembre de 2018, 19:00

La tercera y última jornada del Campeonato del Mundo de Judo disputado en Lisboa ha dejado con la miel en los labios a los españoles. El combinado nacional, dirigido por Alfonso de Diego, participaba en la modalidad por equipos con la esperanza de estrenar el medallero en esta competición. Tras los dos primeros días, donde los judocas españoles no pudieron estar peleando con los mejores, el equipo se conjuró para dar lo mejor de sí en la jornada de clausura. Pero en el último instante, en la lucha por la medalla de bronce, Azerbaiyán se cruzó en el camino de los nuestros para despertarles del sueño y dejarles fuera del podio.

Los pupilos de De Diego comenzaron de manera arrolladora. Dos contundentes victorias, por 4-1, ante Italia y Estados Unidos les llevaron hasta las semifinales, donde esperaba un auténtico ogro, Ucrania. Los nuestros no tuvieron opción y cayeron a la lucha por el bronce, donde el rival fue Azerbaiyán, otro hueso muy duro de roer. La batalla estaba servida ante otra de las selecciones más potentes del panorama internacional. Los españoles lo dieron todo, pero nada pudieron hacer ante los azerbaiyanos, que vencieron por un contundente 5-0 y acabaron así con las ilusiones de los Sergio Ibáñez, Daniel Gavilán, Álvaro Gavilán, Abel Vázquez e Íñigo Gérboles.

Eso en el apartado colectivo, pero en el individual las cosas no fueron mejor para los españoles en las dos primeras jornadas del Campeonato del Mundo. Las esperanzas de medalla se fueron difuminando con el paso de los combates. Quienes estuvieron más cerca de lograrlas fueron Borja Pahissa, en la categoría de menos de 60 kilos, y Abel Vázquez, en menos de 81. Ambos, por el cuadro de la repesca, se quedaron a un solo combate de pelear por el bronce, finalizando en los dos casos en 7ª posición.

El retorno de Marta Arce ha sido otro de los grandes alicientes que nos ha dejado este Mundial de Lisboa. La judoca española más laureada regresaba al tatami después de mucho tiempo sin poder competir al más alto nivel. Aun así, la madrileña se ha llevado muy buenas sensaciones de tierras portuguesas y, como ella misma declaró, “vamos a trabajar y a pelear para que vuelva la mejor versión de Marta Arce”.

Álvaro Gavilán y Sergio Ibáñez se han ido de vacío en un Mundial en el que tenían puestas muchas esperanzas. Ambos cayeron antes de lo previsto en sus respectivas categorías (menos de 73 y menos de 60), pero ya sólo piensan en las siguientes competiciones de Copa del Mundo y Europeo que les puedan dar el billete para Tokio 2020, el gran objetivo para todos. “Sé que puedo dar más y voy a entrenar muy duro para dar mi mejor nivel y conseguir grandes resultados”, apuntaba el menor de las Gavilán nada más concluir su participación.

David García, Íñigo Gérboles y Dani Gavilán han sido los otros tres integrantes del equipo español que han tomado en la cita mundialista. Ambos tuvieron rivales muy complicados en el sorteo y cayeron a las primeras de cambio. El mejor resumen lo realizó el propio seleccionador al finalizar el campeonato: “nos vamos con sabor agridulce, porque no hemos conseguido medalla pero sabemos que podemos estar cerca. Ahora tenemos por delante mucho trabajo para conseguir precisamente eso, escalar ese peldaño necesario para subir a los podios de las grandes citas”.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar