Eva Calvo, de revelación a número 1 del mundo en el tatami

La española Eva Calvo golpea a la británica Jade Jones en la final de Manchester. Fuente: fetaekwondo

La española Eva Calvo golpea a la británica Jade Jones en la final de Manchester. Fuente: fetaekwondo

La taekwondista, campeona de Europa, sigue imparable tras ganar los 3 Grand Prix de la temporada en -57 kilos.

Jesús Ortiz García
Actualizado: 29/10/2014 08:30 horas

En 2013 irrumpió con fuerzas en el mundo del taekwondo con una medalla de bronce en el Mundial de Puebla. El camino hasta la cima había sido sacrificado, duro y con mucho trabajo. Ahora, un año después Eva Calvo ha pasado de ser la revelación a encarmarse en el número 1 del ránking del mundo en la categoría de -57 kilos. Disciplinada, técnica y ambiciosa, no tiene límites en el tatami.

La guerrera de Leganés, campeona de Europa este año, ha comenzado una nueva temporada arrasando a sus rivales, tras ganar en Suzhou (China), Astana (Kazajistán) y Manchester, los 3 Grand Prix que se han celebrado. Ya no hay ni rastro de la timidez con la que salía a competir en sus primeras pruebas internacionales. Cada vez que pisa el tapiz se desata con su gran variedad de golpes. “Me encuentro más fuerte físicamente, más madura y he aprendido a controlar los nervios gracias a la ayuda de Gema, psicóloga de la Universidad Autónoma de Madrid”, confiesa.

Brigitte Yagüe y Eva Calvo con los oros. Fuente: fetaekwondo

Brigitte Yagüe y Eva Calvo. Fuente: fetaekwondo

Forjada bajo las órdenes de José María Martín ‘Xixo’ en el club Sánchez Élez, Eva mantiene una progresión vertiginosa. “El gran salto lo dí el año pasado ganando medallas internacionales, pero esto no es fruto de un milagro, ya llevo 8 años en el taekwondo y es por mucho trabajo y entrenamientos”, asegura.

Su última victoria llegó en Machester y ante Jade Jones, duelo que se está convirtiendo en un clásico en este deporte. En territorio de la británica y con el público jaleando a la campeona olímpica, Eva no se amilanó. “No me afecta competir en un pabellón con aficionados del mismo país que mi rival. Cuando salgo al tatami intento olvidarme de lo que me rodea, aunque cuando la gente empieza a gritar y a animar a mi adversaria, me suelo crecer, me motiva más”, recalca.

En la final empezó muy bien aunque el combate se decidió en el punto de oro (5-4). “Íba ganando 4-1 hasta que ella me golpeó en la cabeza, pero reclamé porque creí que primero me había agarrado, sentí el tirón del peto hacia abajo, pero estando en Inglaterra estaba difícil que aceptaran mi petición. Por suerte, gané de la mejor forma con un punto de oro, el cual me encanta porque es un momento de emoción, de adrenalina y no me pongo nerviosa”, añade la madrileña.

La bestia negra de la campeona olímpica

En los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Jade Jones logró la medalla de oro y desde entonces se ha topado con un hueso duro de roer, con Eva Calvo, su bestia negra. Se han enfrentado 6 veces y en 5 ocasiones ha ganado la española. “Es la rival más fuerte que tengo. Suelo ganar a otras rivales por 3 o 4 puntos y ella llega a las finales con hasta 12 puntos de diferencia. Pero todo cambia en nuestros combates, que son más igualados, aunque de momento gano yo. Jade me ha dicho varias veces que es frustrante”, apunta.

La taekwondista de Leganés tiene bien estudiada a la galesa: “Tengo la estrategia muy digerida cuando nos enfrentamos, nos conocemos muy bien. Ella destaca por su forma física, es muy potente y fuerte, hay que estar muy atenta a su patada Miro, controla muy bien la distancia, por lo que tengo que moverme bastante y sacar constantemente la pierna”, explica. El 3 y 4 de diciembre en México pueden protagonizar un nuevo capítulo en la Final del Grand Prix.

Eva durante un combate. Fuente: Fetaewkondo

Eva durante un combate. Fuente: Fetaewkondo

Eva Calvo se mantiene en lo más alto del ránking y sigue sumando puntos que le acercan a las Olimpiadas de Río 2016. “De momento el camino va bien, poco a poco voy alcanzando los objetivos, me mantengo entre las mejores y espero continuar con el mismo nivel hasta diciembre de 2015, que será cuando salga el listado con las clasificadas”, comenta.

Aún le quedan muchas competiciones por delante como el Mundial y los Juegos Europeos de 2015, pero ya mira con ilusión la cita de Brasil. “Desde que empecé en este deporte siempre imaginé cómo sería estar en unos Juegos Olímpicos, la convivencia en la Villa, el ambiente, la competición… Ojalá en Río pueda cumplirse”, dice. Y por qué no, soñar con una medalla como la que consiguió Brigitte Yagüe en Londres 2012. La balear, tras un año de ausencia, ha regresado al tatami con un oro bajo el brazo en Manchester: “Es la mejor del mundo y de la historia, no le hace falta casi ni entrenar, cuando ella decide ir a por la victoria gana sin problemas. Es espectacular”.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar