Gema Hassen Bey: "Lo importante no es tanto el reto, sino el camino para conseguirlo"

Gema ha hecho de la montaña su hábitat natural. Fuente: MTB.

Gema ha hecho de la montaña su hábitat natural. Fuente: MTB- Mountain Bike.

La deportista, que en sus inicios fue medallista paralímpica de esgrima en las modalidades de espada y florete y disputó 5 Juegos Paralímpicos consecutivos, tiene ahora un proyecto de vida: coronar el Kilimanjaro.

Daniel Carretero

Daniel Carretero

@hismediocridad
27 de octubre de 2015, 12:54

La deportista Gema Hassen Bey coronó este pasado 17 de octubre con su handbike la Bola del Mundo, situada a 2.265 metros de altura en la sierra de Guadarrama. Se trata del 2º paso hacia su gran objetivo en el ámbito deportivo: ser la 1ª mujer en silla de ruedas en coronar el Kilimanjaro.

Fueron 4 horas y media de ascenso (media hora antes de las previsiones), en las que las condiciones meteorológicas amenazaron constantemente: “Amaneció con nubes y con el cielo encapotado, y se mantuvo así durante toda la prueba. Luego cuando terminamos de bajar y estábamos ya resguardados empezó a diluviar. Pareció que nos estaba esperando a que terminásemos”, comenta.

Hassen Bey ha conseguido 4 medallas paralímpicas. Fuente: Challenge 359.

Hassen Bey ha conseguido 4 medallas paralímpicas en esgrima. Fuente: Gema Hassen Bey.

Para alcanzar la cima, Hassen Bey ha tenido que superar un desnivel de 400 metros y rampas de hasta el 19%, solamente impulsada por sus brazos. Especialmente complicado se le hizo el último tramo, cuando las antenas de la Bola del Mundo parecían estar al alcance de la mano: “El final ha sido muy duro, hay unas rampas muy elevadas, pero gracias a las personas que me acompañaban he podido hacer el resto”, explica la deportista.

Conseguido este reto, que se une al logrado en el Monte Abantos, también en la sierra de Madrid, ahora toca mirar al siguiente: “Ahora vamos a por un 3.000, seguramente en España, hay varios municipios que se han mostrado interesados en el proyecto. Para el próximo quizá sea el momento de salir al extranjero”.

Porque Gema, medallista olímpica de esgrima en las modalidades de espada y florete y 5 veces consecutivas paralímpica en unos Juegos ha hecho de la montaña y de su sueño de alcanzar la cima del Kilimanjaro su proyecto de vida, pero sobre todo, de aprender y disfrutar del trayecto: “Lo importante no es tanto el reto, sino el camino para conseguirlo”. Después de los Juegos de Londres, en los que realizó un resumen diario para TVE de la jornada paralímpica, tuvo algunos problemas de salud, que le obligaron a permanecer hospitalizada. “El reto surgió entre la cama del hospital y la rehabilitación. Un amigo me lo comentó y poco a poco fui interiorizándolo”, recuerda Hassen Bey.

Con este reto pretende conseguir que se desarrolle la tecnología necesaria para mejorar las bicicletas y acercar, de esa forma, la montaña a personas con problemas de movilidad. Su éxito de alcanzar los 5.895 metros de altura del pico más alto de África estará ligado indefectiblemente a la llegada de estas mejoras.

Gema Hassen Bey

Gema depende de las mejoras para poder alcanzar su reto. Fuente: Gema Hassen Bey.

La Bola del Mundo es una cima en la que Hassen Bey está “prácticamente al límite” de lo que puede hacer con su actual handbike: “Llevo una bicicleta de chico, que me queda grande y que además es de descenso, con lo que pierdo el 50% de la potencia que puedo aplicar. Además no tengo freno apropiado y me cuesta mucho a la hora de la arrancada”, explica la deportista.

En la búsqueda de empresas interesadas en desarrollar estos avances se ha encontrado dificultades y a veces los apoyos no han sido como se hubiera imaginado: “Hubo una empresa, la 1ª que se mostró interesada en apoyar el proyecto, que me desilusionó ya que sus fines no eran los míos, anteponía sus beneficios a los valores que yo pretendo darle a este reto. Ahora he encontrado otra empresa que me entiende y aunque en una fase muy inicial se encuentra trabajando en el desarrollo de estas bicicletas”, cuenta.

Pero Hassen Bey no quiere que este proyecto sea exclusivo de las empresas, y por eso ha creado una red de crowdfunding para todas aquellas personas interesadas en poder colaborar: “Este reto no es ya sólo mío, hay mucha gente que lo ha hecho suyo”, concluye.

 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar