Gema Hassen-Bey: "No hay discapacidad, todos tenemos capacidades diferentes"

Debate sobre los retos del deporte paralímpico español: presente y futuro. Fuente: Javier García.

Debate sobre los retos del deporte paralímpico español: presente y futuro. Fuente: Javier García.

La superación, entrega y pasión por una profesión las 24 horas del día. Esa es la consigna de los deportistas paralímpicos que han contando sus impresiones y sensaciones de cara a la gran cita de Río de Janeiro.

Javier Enrique García

Javier Enrique García

@Javier_Garvi8
18 de julio de 2016, 18:30

Ha comenzado el acto la anfitriona Almudena Martorell -presidenta de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce- haciendo referencia a un dato que da signos de esperanza. Los Juegos de Londres fueron los primeros de la historia en los que había atletas femeninas en todas las delegaciones, incluidos los países árabes. Ha continuado su discurso haciendo hincapié en la dificultad de las mujeres por llegar a triunfar en el deporte y especialmente en deportes tan ‘masculinos históricamente’ como el waterpolo o el baloncesto.

paralimpicos 1

Fuente: Consejo Superior de Deportes.

“Es una apertura progresiva, quizá un poco lenta e irá cogiendo cada vez más a la diversidad. Lo que desencadena en poder vibrar otra vez en una final de 100 metros lisos femenino o el desarrollo de otras disciplinas como la gimnasia rítimica”, ha manifestado Almudena Martorell.

Tras ella, la S.A.R. La Infanta Doña Elena de Borbón, presidenta de Honor del Comité Paralímpico Español, ha inaugurado el acto y ha valorado el esfuerzo de los deportistas paralímpicos y les ha deseado suerte para los Juegos de Río.

El debate ha comenzado con las intervenciones de los cuatro deportistas españoles paralímpicos. El valenciano David Casinos ha sido el primero en romper el hielo y la presentación de Julián Redondo -periodista y moderador del acto- no ha dejado indiferente a nadie. Hay dos frases que definen al triple campeón paralímpico y que ahora encara sus cuatro Juegos consecutivos: “Si no encuentras tu camino, háztelo” y “todos los días sale el sol y si no sale yo me encargo de sacarlo”. Dos concepciones que definen a este luchador que perdió la visión con tan sólo 27 años a causa de una diabetes pero que sonríe a la vida a cada paso.

“No hay discapacidad, todos tenemos capacidades diferentes”. Con estas palabras ha comenzado su intervención la medallista paralímpica Gema Hassen-Bey. “Cuando haces esas marcas tan impresionantes no puede existir discapacidad”, apuntillaba la ganadora de 12 títulos olímpicos en la categoría de esgrima. Opina que el error de esta palabra corresponde a la sociedad que debería ser más abierta porque la diversidad te enriquece. El día a día de los deportistas paralímpicos no es comparable a un deportista olímpico, pero ellos no ponen excusas y afirman que si tienen un reto lo superan y así día tras día.

Faltaban por hablar los dos hermanos Rodríguez, Dionibel y Deliber, poco habladores y tímidos han dejado la nota más sensible del acto. El hermano más pequeño, Deliber expresaba que él había llegado donde está gracias a su hermano Dionibel. Aunque con sacacorchos, ha proseguido su discurso y ha declarado que su hermano es el “espejo deportivamente” donde se mira cada día. El presentador visionaba una imagen de los dos hermanos entrando en la meta juntos y decidiéndose el campeón por la foto de llegada. La sala tronaba a aplausos por la espectacular instantánea que podría llegar a ser.

Ambos son las promesas del Comité Paralímpico Español para estos Juegos en la prueba de 400 metros lisos, siempre y claro su principal adversario, el ruso Artem Muratov no tenga su mejor día o sea sancionado por el caso de de dopaje en la federación rusa.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar