Ignacion Fontes y Adel Mechaal, a la final de 1.500

Adel Mechaal. Fuente: COE

Adel Mechaal. Fuente: COE

Los 2 mediofondistas españoles, con dos grandes carreras, estarán en la final olímpica de 1.500 metros en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
5 de agosto de 2021, 16:00

Dos mediofondistas españoles estarán en la final olímpica de 1.500 metros en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 con dos grandes carreras de Ignacio Fontes y Adel Mechaal.

En la primera semifinal, el granadino Ignacio Fontes, que llegaba hasta aquí en su primera participación olímpica, ha realizado una carrera sencillamente soberbia, maniobrando desde el pistoletazo de salida en las primeras, siempre pegado al keniano Cheruiyot, al que tenía decidido seguir de antemano y sobre todo viendo que la carrera salió rapidísima desde el inicio.

En una carrera limpia, el español fue moviéndose entre el 2º y 3º puesto, siempre bien colocado por dentro y sin recorrer metro innecesarios, muy atento a la progresión de la carrera que ya en su última vuelta desató la lucha por los cinco puestos que daban el pase directo a la final donde Fontes no se descompuso en ningún y con un arrojo final sacando energías extras se metía quinto que le daba el pase directo y además con una marca extraordinaria de 3:34.49 (su 4ª mejor marca de siempre).

Con este alegrón y casi sin respiro, llegaba la segunda semifinal con doble presencia española; tanto Jesús Gómez (que fue recalificado en su serie eliminatoria hace dos días) como Adel Mechaal sabían que la carrera saldría muy rápida teniendo en cuenta que además de poner su objetivo en los cinco primeros puestos de pase directo habría que andar finos en cuanto a las marcas pues habría que bajar de 3:34.61 para optar al pase por tiempos.

En efecto, así salió esta segunda semifinal, a ritmo de meeting con Jesús Gómez por fuera colocado en las primeras posiciones y Adel Mechaal más conservador por detrás; al paso del 800 m el australiano McSwein pone una 6ª marcha y en un golpe de efecto rompe la carrera y se marcha como poseso por delante tomando unos metros con el grupo que se estira en un ritmo ya frenético.

En ese cambio, el burgalés se quedó sin energías y comienza a ceder metros rápidamente a la vez que Mechaal asciende a los primeros puestos en una progresión constante en la que se ve peleando de lleno por la plazas directas a la final en una última vuelta de locura donde el australiano sigue haciendo un esfuerzo descomunal aunque en ya en la curva comienza a ceder metros y ve como le van pasando los rivales que en una recta igualadísima donde sólo el keniano Kipsang y el noruego Ingebritsen parecen con un punto más alto.

El resto luchan apretando los dientes por entrar en los puestos como Mechaal que adelantando por el centro a sus rivales ve la puerta abierta para meterse finalmente 4º con una marca fabulosa de 3:32.19, que mejora su plusmarca personal que tenía con 3:33.91 de 2019 y le coloca ahora 9º español de todos los tiempos y es la mejor de un español en esta prueba en la historia de los Juegos, superando los 3:33.12 que realizó el campeón olímpico Fermín Cacho en las semifinales de Atlanta 1996. Jesús Gómez ya descolgado llegaba 12º con 3:44.46 en una carrera donde se quedó vacío muy pronto, una lástima.

Por su parte, el burgalés Jesús Gómez ha comentado que “ya en las primeras vueltas me han pasado como han querido, hoy los rivales han sido mejores que yo y me he vaciado, me he dicho que no podía aguantar este ritmo, a las piernas ya no me iban; lo del otro día no me ha condicionado pues me he encontrado bien pero el ritmo hoy ha sido altísimo y una lástima que no esté en la final, no me la he merecido”.

Broche final con marca personal incluida la que ha realizado Jorge Ureña en el decatlón donde ha mejorado su plusmarca personal en 113 puntos para totalizar 8.322 puntos que le asciende a la tercera posición de todos los tiempos tras el plusmarquista Francisco Javier Benet y el que fuera subcampeón olímpico en Barcelona Antonio Peñalver, colocándose tras el el ránking olímpico de marcas.

El alicantino, que se ha mostrado muy sólido en casi todas las pruebas, comenzó la jornada de tarde de la ciudad nipona lanzando 55.82 metros en jabalina, marca lejos de su mejores prestaciones (tiene de marca personal 64.02) que le sacaba de puestos de finalistas, y encaraba la prueba final, los 1.500 metros con ganas de dar un buen mordisco a su marca final.

Salió decidido y fue avanzando metros y metros, sin vaciarse pero con mucha decisión, tanto que se vio encarando la última vuelta en primera posición y cuando parecía que lograría una victoria olímpica parcial, se vio superado en la línea de meta por el estadounidense Bastien que venía como una moto; al final segundo con 4:27.82 que certificaban su ya nueva plusmarca personal y 9ª plaza, y todo esto debutando en unos Juegos Olímpicos.

No fue el mejor final para la plusmarquista española María Vicente en el heptatlón. Llegaba a los 800 m, última prueba tocada por su “resbalón” en la jabalina donde se dejó muchos puntos esfumándose un casi seguro récord de España y además bajando muchas plazas en la clasificación; aún así, la discípula de Ramón Cid salió con arrojo a la pista decidida a completar también su debut olímpico realizando una gran carrera, en tierra de nadie finalizando en 2:16.99 (su 2ª mejor marca en esta prueba a 70 centésimas de su mejor marca) totalizando finalmente 6.117 (su 3ª mejor marca) y 18ª plaza.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar