Javier Fernández, el rey del hielo en Europa

El madrileño se corona bicampeón del Viejo Continente en patinaje artístico tras realizar un buen programa Largo con 177.55 puntos.

Jesús Ortiz García

Han pasado 16 años desde la primera vez que se puso unos patines cuando su hermana Laura le convenció de que era un chico capaz de brillar en el hielo. Le daba igual que sus compañeros de colegio le miraran de reojo como si fuese un extraño, él lo tenía claro, quería dedicarse al patinaje artístico. A sus 22 años, con tenacidad, trabajo duro, potencia y elasticidad doma la pista con sensibilidad y alegría. En Budapest Javier Fernández volvió a demostrar que es el rey de Europa, se coronó campeón del Viejo Continente por segundo año consecutivo.

javier-fernandez-avance-deportivo-budapest-oro

Javier Fernández durante su actuación. Fuente: DARKO BANDIC — AP Photo.

En la pista magiar destiló su desparpajo, chispa, arte y embrujo para conquistar la medalla de oro. Salía al escenario con la seguridad que da el saber que tras el programa corto (el mejor de su carrera con 91,56 puntos y la quinta mejor marca de la historia) tenía un colchón de más de 6 puntos sobre el ruso Sergei Voronov y con la convicción de que su programa libre está entre los más complicados del mundo. Bordó la parte coreográfica y sacó adelante su puñado de piruetas y giros más arriesgados para poner en pie al público.

Con los primeros acordes de la banda sonora que Henry Mancini compuso para Peter Gunn, Fernández se relajó y comenzó a flotar en el helado escenario. Clavó sus 3 saltos cuádruples y también la combinación de triples y dobles. “He tenido algo de miedo, pero ver tantas banderas españolas en la grada me ha animado”, comentaba. Koronov era el gran rival, necesitaba 161 puntos para la primera posición y los superó sin problemas, cómo si ganar el Campeonato de Europa por segunda vez fuera tan sencillo. Ni siquiera un par de mínimos errores fueron una mácula a su exhibición: “He tenido algunos problemas y hay que pulirlos para los Juegos Olímpicos”, apuntó.

La sonrisa y el grito del patinador al final de su actuación lo decía todo. Los jueces lo confirmaron otorgándole 175.55 puntos (88.19 técnica y 87.35 presentación). Al borde del hielo le esperaba su entrenador Brian Orser (estrella del patinaje artístico en los 80), el hombre que le ha convertido en un competidor duro y con el que ha confeccionado en Toronto (Canadá) un programa hecho a su medida.

javier-fernandez-avance-deportivo-europeo-budapestMientras sonaba el himno español, con la medalla de oro al cuello, dirigía su mirada hacia la grada, donde sus padres lloraban de emoción. Ha tenido que trabajar mucho, con sacrificio y constancia para escalar a lo más alto del patinaje, tuvo que abandonar España desde muy joven para triunfar y competir con los mejores. Todos estos esfuerzos se han visto recompensados en Budapest.

Su golpe en el Europeo supone también una dosis de confianza y autoestima de cara a las Olimpiadas de Sochi que arrancan en 20 días. En los de Vancouver 2010 quedó en la posición número 14, pero era la primera vez desde 1956 que un patinador español participaba en la competición de patinaje artístico masculino. Ahora, más maduro y seguro, rusos, canadienses, japoneses o estadounidenses encienden la señal de alerta ante la magia que desprende el patinador madrileño. Sochi es el siguiente reto.

Javier Raya

Junto a Fernández, Javier Raya también ha competido en la gran final. El joven patinador ha cuajado una de sus mejores actuaciones tras llegar a Budapest en un buen estado de forma física y ha dejado detalles muy esperanzadores para su futuro.

Tras un buen programa corto, donde recibió un total de 57.13 puntos, 27.44 en la parte técnica y 29.69 en los componentes, en el largo varios pequeños errores no empañan su participación. Su expresión demostraba que estaba disfrutando en cada paso y salto en la pista. Comenzó su ejercicio con un triple axel y una combinación triple-triple.

El patinador español ha logrado 122,24 puntos (marca personal), 59,04 puntos en técnica y 63,20 puntos en componentes. Los 179,37 puntos finales, también mejor marca personal, le han llevado hasta la posición 18, aunque tiene nivel y talento para mucho más. Raya espera seguir mejorando y hacer un buen papel en la cita olímpica de Sochi.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar