Joel González: “Nunca tiro la toalla, aspiro a ser de nuevo el mejor”

El taekwondista español, Joel González, durante un combate en los Juegos Olímpicos de Londres. Fuente: COE

El taekwondista español, Joel González, durante un combate en los Juegos Olímpicos de Londres. Fuente: COE

Jesús Ortiz García
Actualizado: 19/11/2014 21:54 horas

Con 12 años despuntaba sobre el tatami tumbando a niños mayores y con más experiencia que él. Espigado, de piernas largas, frío, inteligente y con facilidad para puntuar a la cabeza, Joel González es un referente del taekwondo. Doble campeón del mundo y de Europa y medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, hace un año le operaron del ligamento cruzado posterior de la rodilla izquierda. 8 meses en el dique seco, tiempo que aprovechó para graduarse en Criminología y trabajar junto a la LFP en la lucha contra el amaño de partidos de fútbol. El gerundense dio un paso atrás para coger carrerilla, ahora está recuperado de su lesión y ha vuelto con más ganas. En diciembre estará entre los 8 mejores de -68 kilos en la Final del Grand Prix. La tercera corona mundial y los Juegos de Río 2016, sus objetivos.

Pregunta.- Parece que ya está de vuelta, acaba de ganar la medalla de oro en el Open de Croacia, ¿un aviso a sus rivales?

Respuesta.- Pienso que sí (risas), ellos se han dado cuenta de que puedo ganar otra vez y quiero intentarlo, no tiro la toalla ni mucho menos. Me estaba encontrando bien después de la lesión y ahora estoy con mucha ilusión para afrontar el futuro. La victoria sabe muy bien y es un voto de confianza muy grande, llevo haciendo un buen trabajo en estos meses, una medalla de oro hace que anímicamente me encuentre mejor y me vea con posibilidades de volver a estar arriba. Siempre tuve en mi cabeza de que es posible, puedo tener el nivel de antes.

Joel González tras ganar un combate

Joel González tras ganar un combate

P.- ¿Qué sensaciones tiene con la rodilla, hay miedo a recaer?

R.- Me siento fuerte y hay que subir al tapiz sin pensar en la lesión. En Croacia hice 6 combates y en el tercero hubo un momento en el que tuve un choque fuerte y me entró algo de miedo, tienes ese recuerdo reciente y es difícil que se vaya esa sensación de incertidumbre. Pero sólo fue un golpe doloroso, una contusión, cuando volví a competir me sentí bien. Los médicos me han dicho que la rodilla está sujeta, así que contento porque las cosas las estoy haciendo bien, cada vez me encuentro mejor y la rodilla poco a poco mejora.

P.- 8 meses lejos del tatami, ¿cómo vivió la cara más amarga del deporte?

R.- Ha sido complicado, la he vivido junto a los míos, con mucho apoyo de mi familia, amigos y entrenadores. Es duro porque los meses pasan y ves a la gente compitiendo, los rivales ganando a nivel mundial mientras tú aún no puedes ni andar. Ha sido una época difícil, pero nos hemos podido sobreponer, a día de hoy aún no me encuentro al 100%, pero los resultados están llegando y espero que lo que venga en el futuro sea muy bueno.

P.- En la categoría de -58 kilos ganó 2 Mundiales, 2 Europeos y el oro olímpico, ¿a qué aspira en la categoría de -68 kilos?

R.- Tengo dos expectativas, lograr estar de nuevo arriba y ganarlo todo otra vez en esta nueva categoría, algo que nadie ha hecho. Puedo conseguirlo, será complicado, pero tengo la ilusión de que puedo competir como antes y demostrar que el taekwondo para mí es lo más grande que he tenido. Ahora mismo estoy 8º en el ranking mundial a pesar de que he estado un año sin competir y aspiro a ser de nuevo el mejor.

P.- ¿Hay más nivel en esta categoría?

R.- Es un nivel diferente, en 58 kilos hay gente muy explosiva con un tipo de combate veloz, mientras que en la categoría de 68 la estrategia cambia, son 10 kilos más, los taekwondistas no son tan rápidos, pero son mucho más fuertes y las técnicas más seguras. Lo que sí estamos viendo cada vez más en ambas categorías es el prototipo físico de chicos altos, delgados y con piernas largas. Todos somos muy parecidos y ahora hay que hacerse un hueco entre ellos.

P.- Durante el periodo de lesión se volcó en los estudios de Criminología, ¿por qué eligió esta profesión?

R.- Siempre me ha gustado saber el por qué de las cosas, el investigar el comportamiento de la sociedad. Cuando comencé a estudiarla cada vez me ha ido enganchando más. El año pasado la acabé y ahora hay que seguir formándose porque tengo que tener algo para cuando termine mi carrera deportiva.

Joel en el Open de Croacia. Fuente: AD

Joel en el Open de Croacia. Fuente: AD

P.- Hasta hace poco ha colaborado con la Liga de Fútbol Profesional en un programa contra las apuestas ilegales, ¿qué tal la experiencia?

R.- Fue una experiencia bonita, al final no pudimos llegar a buen puerto porque ellos querían hacerme un contrato para trabajar en Madrid y les dije que era imposible, saben que aún estoy en activo como deportista. He aprendido mucho gracias a FEDERBET, una empresa internacional que lucha contra el amaño de partidos, me abrió una ventana que desconocía y ha sido muy interesante.

P.- ¿Tantos partidos se amañan en el fútbol?

R.- Muchos partidos y hasta aquí puedo leer (risas). Hay muchos países donde hay bastante corrupción y en otros menos, es una pena pero en toda la historia del fútbol se han visto implicados casi todos los países del mundo. Es un tema muy delicado porque señalar a un club o a una directiva en particular puede tener consecuencias muy graves. Hay que estar seguros al 100% para empezar a mover los hilos, hay que realizar investigaciones exhaustivas. A día de hoy las federaciones se están poniendo las pilas para limpiar lo malo del deporte, ojalá llegue el día en que se acabe todo esto, pero será complicado. Recuerdo una frase de Francesco Baranca, mi mentor en esto, cuando le pregunté si algún día acabaríamos con la corrupción y me dijo: ‘Es cómo si yo te pregunto si algún día acabaremos con la pobreza en el mundo. Es imposible’. Lo único que podemos hacer es luchar para que al menos las grandes Ligas den ejemplo y no estén manchadas.

P.- Apostar por los taekwondistas españoles sí parece seguro visto los resultados que obtenéis en campeonatos internacionales.

R.- El nivel del taekwondo siempre ha sido grande, hubo una categoría de gente muy buena en los años 90 que puso el listón alto, ahora cada vez que una persona quiere entrar en la selección española tiene que ser bastante buena. Cuando desplazas al que ocupa la 1ª posición en España, luego cuando va a un Europeo o a un Mundial se da cuenta de que ya está al nivel de los mejores y que tiene muchas posibilidades de sacar medallas.

Joel golpea a un rival en un combate.

Joel golpea a un rival en un combate.

P.- Y en cuanto a las ayudas, ¿la medalla olímpica le abrió las puertas de los patrocinadores?

R.- He tenido la suerte de que algunas empresas se han dado cuenta de que les sale rentable invertir dinero en mí porque van a duplicar o triplicar las ganancias. La inversión que hacen en mí es muy inferior a la que pueden hacer en un futbolista. Eso nos permite viajar más tranquilos, afrontar las competiciones sabiendo que tienes una Beca o un patrocinador detrás. Cuando vamos a un Mundial no sólo lo hacemos con la ilusión de ganarlo si no también con el pensamiento de que si no quedas entre los 8 mejores, al año siguiente no tienes becas. Nos están ayudando pero hacen falta cosas porque los rivales de otros países compiten mucho, viajan a torneos y es importante la ayuda económica para llevar el ritmo de los mejores.

P.- Lleva poco tiempo compitiendo y aún así se mantiene entre los 8 mejores del mundo. En diciembre disputará en México la final del Grand Prix, ¿cómo lo afronta?

R.- Con ilusión, soy realista y será muy complicado ganar una medalla, pero nunca he dado nada por perdido y lo he demostrado en este último campeonato de Croacia. Los deportistas estamos hechos de una pasta y una vez en la competición nos queremos llevar siempre el galardón más alto. Pienso que hay posibilidades, estará muy reñido y si me encuentro bien físicamente optaré a ser el mejor. Sería una buena forma de acabar el año logrando medalla.

P.- El año que viene se celebra en Rusia el Mundial, ¿ya piensa en la tercera corona?

R.- A día de hoy es la ilusión que tengo. Hablando con mi padre tenemos claro que lo importante es el Mundial del año que viene, hay que luchar por ello, ya lo que conseguido 2 veces y creo que lo puedo lograr otra vez. Lo afrontaré con muchas ganas para volver a ser campeón del mundo. Si hago un buen papel en el Grand Prix de México y gano el Mundial, casi puedo asegurarme una plaza en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar