La aventura de tres ‘leonas’ en las antípodas

Tres jugadoras de la selección española de rugby 7, Patricia García, Berta García e Irene Schiavon, se encuentran en Nueva Zelanda para aprender los secretos de los “dioses” de este deporte.
I. M.

Las llaman “las leonas” y se han ido a las antípodas. Las jugadoras de la selección española de rugby 7 Patricia García, Berta García Alonso e Irene Schiavon Matteo han comenzado este otoño una aventura en Nueva Zelanda que durará hasta finales de año. La experiencia servirá para que se empapen de las estrategias de los “dioses del rugby”, como ellas mismas los llaman, de cara a su gran reto: Río 2016.

Las tres han colaborado para que el siete femenino se encuentre en su mejor momento, tras quedar en la cuarta posición en el Mundial celebrado en Moscú en junio, la mejor clasificación en la historia del rugby español en un torneo mundial. A lo que hay que añadir un oro en 2010 en el Europeo y tres subcampeonatos de Europa (2012, 2011 y 2009).

Se adentraron en el rugby de la misma manera, en la universidad y por recomendación: Patricia García animada por la argentina de nacimiento Irene Schavion, que también se había dejado convencer por una amiga, al igual que Berta García. Y una vez que lo probaron, no pudieron dejarlo.

“Una vez que lo probé, sentía que me satisfacía en muchos sentidos. Deportivamente lo encontraba super divertido, además de novedoso, y el entorno social y de grupo que se crea alrededor de los equipos es impresionante. En mi primer año, mi primer equipo universitario, Historia y Geografia, era realmente como una familia, un grupo maravilloso”, señala Berta, que coincide con Patricia en la importancia de todo lo que conlleva este deporte.

“Existe una necesidad de ser íntegro, hay unos valores en el ruby, un trasfondo social más allá el terreno del juego que me parecía trascendental y ese cúmulo de cosas es lo que me enamoró”, señala Patricia, que juega en la posición de ¾.

En el camino hacia la profesionalización, prefieren no hablar de obstáculos, como el más que evidente de “conciliar el tema laboral con el alto rendimiento”, que apunta Berta, y sí acordarse de los que han prestado su apoyo, como familiares, amigos y, sobre todo, entrenadores y compañeros tanto dentro como fuera de España.

Patricia, por ejemplo, destaca el trato recibido. “Han tenido un trato especial y yo me he sentido así, no es algo por encima de lo normal, si no porque es el trato que acostumbramos a tener las personas en el rugby a nivel personal”, explica.

También jugó en el extranjero, concretamente en Reino Unido, Irene, a la que no le gusta hablar de “rugby femenino, porque a rugby jugamos hombres y mujeres pero, como en el fútbol, la sociedad lo relaciona más como deporte masculino y debemos ser nosotras las que cambiemos esto y digamos qsue jugamos a rugby”.

“Siempre hay que buscar nuevas fronteras, retos, inquietudes, un contexto en el que la exigencia sea mayor. No creo que sea necesario emigrar para triunfar pero sí es muy interesante y enriquecedor salir fuera a jugar, desarrollarte, desenvolverte en otro contexto diferente y aporta mucho”, destaca Patricia.

Por eso, las “leonas” piensan exprimir al máximo su estancia en Nueva Zelanda ya que, aunque Berta reconoce que el equipo se encuentra “en muy buen camino”, el recorrido hasta los Juegos Olímpicos de Río es largo. De hecho, las tres son más partidarias de pensar en retos más a corto plazo.

Uno en el que coinciden es en la necesidad de promocionar más este deporte. Saben que está creciendo pero Irene aboga por llevarlo  “a los colegios e institutos, además de que se vea por televisión, y así crecerá la afición”. “Aún queda mucho trabajo por hacer, debe construirse una base muy sólida para poder crecer y sobre todo que la formación de los entrenadores sea la adecuada”, añade.

Patricia, por su parte, cree que se pueden “buscar nuevas estrategias para compartir est deporte” y, para dar ejemplo, ha comenzado una muy particular en las redes sociales, llamada “rugbing” y que consiste en fotografiarse imitando alguna postura típica de rugby.

” Surgió hablando con compañeras de equipo y con un amigo que me ha creado la web y es un gran asesor en medios y redes sociales, aprovechar que iba a buenos aires como cara del rugby ( español (fue abanderada del rugby en la candidatura de Madrid 2020″ para dar difusión al rugby, es un desconocido más, se nos ocurrió lanzar esta campaña”, indica esta deportista, que inció la serie fotográfica con Pau Gasol.







Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar