Lidia Valentín apunta a Río de Janeiro 2016

La haltera leonesa Lidia Valentín durante una competición. Fuente: AD

La haltera leonesa Lidia Valentín durante una competición. Fuente: AD

La berciana, que llega con la etiqueta de campeona de Europa, además de buscar una medalla, tratará de lograr los puntos para que España tenga una plaza en los Juegos Olímpicos.

Jesús Ortiz García
Actualizado: 10/11/2014 08:30 horas

Ataviada con su cinturón de Hello Kitty, los pendientes de perlas y las muñequeras rosas, Lidia Valentín no tiene límites entre barras y discos. La mejor exponente de la halterofilia en España llega al Mundial de Almaty (Kazajistán) con ilusión y una maleta cargada de confianza después de batir sus marcas personales en arrancada, 2 tiempos y total olímpico. Su objetivo, lograr un billete para los Juegos de Río de Janeiro 2016.

En las Olimpiadas de Londres de 2012 rozó el podio, así que tiene ganas de quitarse esa espina en Brasil. Para ello, la selección femenina española tendrá que lograr los puntos necesarios que le otorguen las plazas. “Es un deporte individual pero dependemos del equipo, es bastante injusto y complicado, sobre todo, porque hay países que son grandes potencias y hay que quedar entre las 15 primeras en cada categoría para puntuar”, explica Lidia.

La levantadora de peso confía en las opciones de sus compañeras Estefanía Juan, Atenery Hernández, Alba Sánchez, Irene Martínez y Sheila Ramos. “Las veo a tope, han entrenado duro y muy bien, aunque dependerá de la competición, de las rivales que tengan y de la suerte. Ojalá lo logremos”, apunta.

Lidia Valentín. Fuente: AD

Lidia Valentín. Fuente: AD

La alumna de Matías Fernández llega a territorio kazajo con el histórico triplete de oro del Europeo de Tel Aviv (Israel) en la categoría de 75 kilos, con la intención de repetir la gesta del año pasado en Polonia, donde logró una plata y 2 bronces. “Son competiciones distintas ya que en juego no sólo hay medallas, si no estar en Río y nadie quiere regalar nada, todas irán a muerte”, sostiene la de Camponaraya.

Frente a las mejores

Lidia es consciente de que tendrá que competir con una lista de halteras de gran nivel, como la kazaja Svetlkana Podobedova -campeona olímpica en Londres-, la rusa Natalya Zabolotnaya, la china Yue Kang y la norcoreana Kim Un Ju -oro en los Juegos Asiáticos-. “Hay muchas candidatas al podio, será un espectáculo, un Mundial con mucho nivel. No será nada sencillo, mi reto es dar lo máximo y que todos mis levantamientos sean válidos”, recalca.

“Si estoy concentrada y alcanzo mis marcas será un gran resultado. Eso sí, en el deporte no hay nada escrito, así que no descarto lograr una medalla. Si tengo un buen día, puedo estar en el podio, aunque prefiero no vender humo”, añade. La leonesa se crece ante los grandes retos y llega en uno de sus mejores momentos físico y anímico tras batir sus propios récords en la Copa de la Reina: en arrancada pasó de 122 a 124 kilos, en 2 tiempos de 147 a 150 kilos y en total olímpico 274 kilos.

“Estoy muy contenta, el trabajo duro y los días de entrenamientos han tenido su recompensa. Estoy preparada para afrontar el Mundial, la planificación ha ido mejor de lo previsto, así que deseando que llegue el 15 de noviembre. Después de ganar el Europeo, el campeonato y la Copa de España, si logro mis marcas sería un gran Mundial”, subraya Lidia, que nada le aparta de su sueño, los Juegos de Río 2016.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar