Maica García: “Me falta la medalla de oro olímpica y sueño con lograrla con mis compañeras”

La jugadora de waterpolo de Sabadell ha confesado sus metas con respecto a la próxima cita olímpica en la capital nipona en un encuentro online en las redes sociales del Comité Olímpico Español (COE).

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
14 de julio de 2020, 11:00

Pregunta.- Aprovechó el parón de competiciones para operarse la mano. ¿Cómo se encuentra?

Respuesta.- La operación ha ido genial, he tenido que aprovechar estas circunstancias para quitarme el metal del año pasado. Todo sucedió un poco a contrarreloj, estoy contenta con el resultado de momento y ahora, a recuperarme para estar al 100% lo antes posible.

P.- Practica un deporte en el agua. ¿Cómo ha llevado estar tanto tiempo fuera de la piscina?

Maica García. Fuente: COE

Maica García. Fuente: COE

R.- Lo de estar tanto tiempo fuera del agua ha sido complicado, han sido meses duros y mucho trabajo en casa tanto psicológico como físico, pero la situación lo ha requerido y lo he llevado de la mejor manera. Había días y días, pero creo que tenemos que aprender de esto. Hemos vuelto al agua y la verdad que muy felices y con muchísimas ganas de volver a competir.

P.- Fue una de las que criticó la vuelta del fútbol mientras que otros deportes no podían. ¿Cómo vivió ese momento? 

R.- No fue una crítica. Creo que todos los deportistas entrenamos y vivimos el deporte a flor de piel, era simplemente la envidia de poder volver a competir, que es cuando todos los deportistas demostramos en qué momento estamos. No fue una crítica, es algo envidiable y todos tenemos muchísimas ganas de volver a competir y de encontrarnos.

P.- Una vez pudo volver a la piscina, ¿cómo fue ese primer contacto con el agua y el reencuentro con sus compañeras?

R.- El primer día que volvimos a la piscina había muchísimos nervios por ver cómo nos sentíamos, las sensaciones… Recuerdo flotar, es que no sentía ni el peso ni los músculos dentro del agua y creo que todas estábamos en la misma situación. Fue una sensación muy extraña después de tantísimos años sin haber estado tanto tiempo alejadas del agua pero a la vez muy confortable y muy contentas de poder estar juntas otra vez.

P.- ¿Por qué boya? Es probablemente la posición más dura dentro del agua.

R.- Pues no lo sé. De pequeñita tenía unas cualidades físicas que otras no tenían y los entrenadores fueron decantando esa posición para mí, y con los años tuve que empezar a creérmelo si quería llegar a conseguir mis sueños. Tenía que entrenar más duro y crecer como jugadora. Con los años le he cogido cariño pero si hubiese tenido que elegir, creo que no elegiría esta. Estoy feliz porque soy una jugadora muy competitiva y me gustan esas batallas de tú a tú que tenemos en esa posición.

P.- Medallista en Londres 2012 y diploma en Río 2016. ¿Que sintió con el aplazamiento de Tokio 2020?

R.- El aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio en el primer momento fue duro, pero creo que es lo más responsable y lo más aceptable después de la situación que estamos viviendo. Al final tiene que prevalecer la salud mundial y el deporte queda en un segundo plano, es lo más responsable. Esperemos que para el año que viene podamos estar al 200% y dar lo mejor de nosotras, porque es verdad que tenemos un año más y vamos a llegar en la mejor forma. El estar en el equipo olímpico para mí es un orgullo y volver a disputar unos Juegos es un sueño más. Todas mis compañeras estamos esperando y deseando que llegue el momento.

P.- Subcampeona olímpica, campeona del mundo y campeona de Europa. ¿Qué sueño le queda por cumplir?

R.- Mi sueño es bastante claro, yo soy de ideas fijas, me falta la medalla de oro olímpica que es con la que sueño casi cada noche y ojalá llegue ese momento para poder vivirlo con todas mis compañeras. Es un sueño y espero que quede poquito para ello.

P.- Además de su faceta de waterpolista también regenta junto a su hermano una peluquería. ¿Cómo ha vivido la incertidumbre del confinamiento sobre cuando se podría volver a la actividad?

R.- Tengo una peluquería en San Cugat y la verdad es que el postconfinamiento fue complicado por el tema de todos los ERTEs y todo el tema de la economía del país. Han sido momentos muy duros para todos, pero bueno pudimos llevarlo como supimos, tanto para la seguridad de nuestros trabajadores como para la de nuestros clientes, tenemos que ser responsables con la situación. Estamos contentos porque seguimos funcionando y estamos trabajando bien, aparte de eso llegaron casos curiosos, pelos desastrosos, etc.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar