Mari Carmen Paredes: “En Tokio queremos sacarnos la espina de Río y subir al podio”

Lorenzo Sánchez y Mari Carmen Paredes. Fuente: CPE

Lorenzo y Mari Carmen Paredes. Fuente: CPE

La atleta extremeña afincada en Barcelona, que acudió junto a su guía Lorenzo Sánchez al programa ‘Objetivo Tokio’, ha logrado su plaza directa para los Juegos de este próximo verano.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
17 de mayo de 2021, 00:00

La atleta Mari Carmen Paredes y su guía Lorenzo Sánchez, que han sido los nuevos protagonistas del programa ‘Objetivo Tokio’ de Teledeporte, ha dejado claro su objetivo. La extremeña afincada en Barcelona se mostró muy ambiciosa tras lograr recientemente su plaza directa para los Juegos de este próximo verano: “En Río no pudimos acabar la prueba de maratón, así que queremos sacarnos la espinita como sea. La de allí fue la única vez que me he retirado, así que en Tokio nos tomaremos la revancha para subir, por qué no, a lo más alto del podio”.

Paredes, debido a una degeneración de mácula retiniana, tan sólo tiene un 1% en uno de sus ojos. Eso le obliga a competir con guía, que casualmente también es su marido. La deportista reconoce que “la ceguera me cerró una puerta, pero me abrió muchas ventanas. Encontré en el deporte una gran ayuda para superar algo que me sobrevino”. Por su parte, a Lorenzo Sánchez le supuso “la oportunidad para continuar mi carrera. Yo estaba en mis últimos años, ella necesitaba a alguien, así que genial. Llevamos ya 13 años y nos los cambio por nada del mundo”.

Lorenzo lleva a sus espaldas 68 maratones, mientras que Mari Carmen se anota 13. “Es una prueba tremendamente dura, muy exigente. Tiene 8 o 10 kilómetros que son de una gran fortaleza mental, casi más que la física”, indica el guía.

Todo deportista con discapacidad visual que necesita de este apoyo debe acompañarlo de una compenetración espectacular. La comunicación es primordial entre ellos. “Él es el que habla y me indica lo que nos vamos encontrando a lo largo de la prueba”, comenta Paredes. “La cuerda es como el cordón umbilical. A través de ella me transmite las sensaciones de Mari Carmen, si tiene fatiga, si va bien…”, añade Sánchez.

Ya con la mente puesta en los Juegos Paralímpicos de Tokio, ambos hacen referencia a la incertidumbre vivida respecto a su celebración y a las noticias que salen publicadas de forma constante. “Aún falta mucho, y teniendo en cuenta lo cambiante que es todo esto y los buenos resultados de la vacuna, todo avanzará a mejor y se podrán celebrar sin problema”, afirma la atleta, que añade “nuestro pensamiento y trabajo siempre han ido encaminados a que los Juegos se iban a hacer. Y es que, a nivel mental, tienes que estar preparado para eso, si no es muy difícil sobrellevar el día a día de los entrenamientos”.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar