Paco Cubelos: “En piragüismo prácticamente todos los rivales fuertes son europeos”

Paco Cubelos e Íñigo Peña. Fuente: ICF

Paco Cubelos e Íñigo Peña. Fuente: ICF

El piragüista talaverano, que no participó en Bakú 2015, tiene junto a su pareja de embarcación, el guipuzcoano Íñigo Peña, los Juegos Europeos y el mundial como citas claves en su calendario.

Mariló Carvajal

Mariló Carvajal

@MariloCarvajal
16 de junio de 2019, 12:00

Paco Cubelos no participó en los Juegos Europeos de Bakú 2015 pero la 2ª edición de esta competición es una cita ya marcada en el calendario del piragüista talaverano y de su pareja de embarcación, el guipuzcoano Íñigo Peña.

Viajan a Minsk con muchas ganas de disfrutar y de mejorar sensaciones, algo en lo que Cubelos hace gran hincapié. “Competir allí nos vendrá bien para no perder la palada veloz o el ritmo de competición”, explica, ya que, recién llegados de la prueba de la Copa del Mundo en Duisburgo (Alemania), no están al 100% en ritmo de competición. A pesar de ello, asegura estar físicamente bien y con muy buenas sensaciones. ¿E Íñigo?, “¡Más le vale estar bien!”, bromea.

El entrenamiento estos días ha consistido en un trabajo de base, entrenos muy largos, con mucho volumen y no tanta intensidad. Sesiones que resultan muy duras para el palista, que en los últimos 2 meses estaba haciendo entrenamientos cortos pero de mayor intensidad.

Debutarán en la capital bielorrusa el martes 25 y sabe que no será fácil. “En piragúismo prácticamente todos los rivales fuertes son europeos“, advierte Cubelos. A pesar de que el objetivo siempre es estar en puestos de medalla, el piragüista no quiere que eso sea lo único que ocupe su mente y quiere centrarse en cómo afrontar la carrera y en cómo se sienten durante ella.

En el recuerdo está aún la reciente Copa del Mundo en Alemania en la que rozaron la medalla y tan solo 60 milésimas le separaron del bronce en una final muy rápida. Una competición en la que la embarcación estuvo más acoplada en semifinales que en la final y en la que Cubelos reconoce que “podríamos haberlo hecho mejor, pero igualmente estuvimos entre los 4 primeros barcos del mundo. Es un buen resultado”.

Por delante de ellos, el barco francés y dos barcos alemanes. En Minsk sólo podrá haber un representante por país, por lo que sólo una pareja germana podrá competir. Pero no por ello estar en el podio de los Juegos Europeos será fácil. La pareja bielorrusa será un rival muy fuerte. Juegan en casa, con esa motivación extra y están preparando la prueba a conciencia.

Aunque el barco anfitrión no estuvo en la copa del mundo “siempre es peligroso”, asegura el talaverano, quien augura que llegarán muy fuertes tras hacer una preparación específica para este campeonato.

Objetivo prioritario: agosto
Tras Minsk, para los subcampeones del mundo llegará la gran cita de la temporada. El Campeonato del Mundo de Hungría, la prueba en la que, al no haber ranking en piragüismo, estarán en juego las plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Si logran atravesar la meta entre los 6 primeros, Paco e Íñigo tendrán un puesto en Tokio que sacaría la espinita que Río 2016 dejó al talaverano. Tras un ciclo olímpico con buenos resultados, finalmente quedó fuera del equipo y fue Marcus Cooper quien participó en Brasil logrando además la medalla de oro.

Olímpico en Londres 2012, Paco Cubelos mantiene los pies en la tierra y asegura que por el momento no piensa en Tokio. Que ahora su mente está en Minsk, próxima competición en su calendario, y en Hungría, donde centra ahora todos sus esfuerzos.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar