Patricia García: “Cuando mantenemos vivo el balón, las ‘leonas’ somos peligrosas”

La pateadora del Seven femenino español, Patricia García, durante un partido. Fuente: IRB

La pateadora del Seven femenino español, Patricia García, durante un partido. Fuente: IRB

Ha demostrado dotes de gran deportista casi desde la cuna, siempre perseverante y luchadora, le daba igual coger una pelota de baloncesto o de tenis, nadar o correr por la pista de atletismo. Patricia García también brillaba jugando al fútbol en el equipo de El Escorial, hasta que en un entrenamiento su amiga Irene Schiavon le hizo un placaje. Su vida cambió, las carreras y el balón oval fueron forjando a fuego lento a una de las artífices del despegue del rugby femenino en España. Con 24 años ha sido 2 veces elegida como una de las 7 mejores jugadoras del mundo y ha jugado en Francia y en Nueva Zelanda, país al que tiene pensado regresar. Pero antes, jugará con el Seven en los campeonatos de Europa en Moscú (Rusia) y Brive (Francia), con el sueño de los Juegos de Río en el horizonte.

Jesús Ortiz García

Pregunta.- Después de su aventura por las antípodas vuelve para conquistar con el Olímpico de Pozuelo un título de Liga que se resistía. ¿Se lo había imaginado así?

Respuesta.- Ha sido el mejor regreso posible, es un gran club y en los últimos años peleamos por ganar este campeonato pero se resistía. Este año el equipo ha ido creciendo en cada partido y ha llegado al playoff en un gran estado de forma. El título es una muestra de que el rugby en España está creciendo de una manera descomunal, está teniendo una evolución fantástica y para mí es un placer volver a casa y aportar todo lo que sé.

Patricia golpea el oval. Fuente: Miguel Leguey

Patricia golpea el oval. Fuente: Miguel Leguey

P.- ¿Mereció la pena recorrer 13.000 kilómetros para peregrinar a la ‘Meca del balón oval’?

R.- Aprendí tanto que ya pienso en regresar. Quería exigirme nuevos retos, cuando una está tan enamorada de este deporte necesita afrontar otras experiencias, seguir progresando y que mejor para lograrlo que viajar al país donde se respira rugby en cada rincón. Ahora estoy a la espera de conocer el proyecto de la selección española para el próximo año, que es mi primer objetivo y, si puedo compaginar la temporada en Nueva Zelanda con las competiciones del Seven, haré las maletas. Otra alternativa es jugar con el USAP de Perpignan, un equipo Top 10 de Francia. Mi ritmo es jugar un par de años en el extranjero y después volver.

P.- Precisamente, en Francia vivió una gran etapa en sus primeros años como jugadora. ¿Cómo fue esa experiencia?

R.- Llevaba 2 años jugando al rugby y quería probar este deporte en otros países con más tradición. Me dieron una beca Erasmus para Bourdeos y empecé a jugar con el Stade Bordelais de la Segunda División. Luego recibí la llamada de un equipo de Primera División, el RC Lons, un conjunto modesto con el que dimos la sorpresa ganando el campeonato. Esa etapa fue un punto de inflexión, me aportó mucho a nivel deportivo y personal.

P.- Pero antes de tomar cualquier decisión sobre su futuro toca de nuevo enfundarse ‘La Roja’ en los torneos del campeonato de Europa en Moscú y en Brive. ¿Cómo lo afrontáis?

R.- El equipo está con ilusión y mucha confianza. Hemos recuperado a jugadoras que estaban lesionadas como Marina Bravo, Eli Martínez, Marta Cabané y Bárbara Pla, y se han incorporado nuevas chicas. Es el momento de que las más jóvenes aprieten para lograr el equilibrio que buscamos, mezclar esa experiencia de las más veteranas con la frescura de las jugadoras noveles, esa será la clave en este camino olímpico.

P.- En Moscú os esperan Irlanda, Portugal, Gales, Suecia y Rusia ¿cuál es el objetivo?

R.- En Europa nos enfrentamos a potencias de primer nivel mundial como Francia, Inglaterra y Rusia y luego hay un segundo grupo de equipos emergentes que están llamando a la puerta con fuerza. No hay rival fácil, pero si demostramos el trabajo que estamos realizando podemos llegar lejos. No estamos en un momento de alta definición competitiva, sin embargo, el objetivo es quedar entre las 4 primeras.

La jugadora recibe el oval durante un partido. Fuente: PhotoScrum

La jugadora recibe el oval durante un partido. Fuente: PhotoScrum

P.- Tras lograr la permanencia en las Series Mundiales, ¿hay mayor presión por mejorar los resultados cada año?

R.- El objetivo de esta temporada está más que cumplido, hemos quedado sextas en el ranking mundial y el año pasado dimos la campanada siendo cuartas en el campeonato del mundo. Pero estamos en un proceso de cambio y no podemos estar al máximo nivel durante todo el año ya que competimos con las mejores potencias. Este año los resultados no han sido brillantes, pero sirve de rodaje para la próxima temporada, cuyo objetivo es conseguir la clasificación para los Juegos Olímpicos.

P.- La inclusión del rugby en el programa olímpico, ¿ha sido el motor para la progresión de este deporte en España?

R.- Ha sido decisivo. Desde que nos dijeron que el rugby llevaría el apellido olímpico nos está ayudando mucho. Es un escaparate muy interesante para todos los que nos dedicamos a esto y ayudará a que el público demande rugby porque cuando lo empiecen a ver se van a enganchar, es un deporte muy intenso, un espectáculo puro y duro. Desde el primer minuto soñamos con ser olímpicas, es nuestro principal objetivo, trabajamos duro y pelearemos por lograr la clasificación para Río de Janeiro cueste lo que cueste.

P.- ¿En qué se diferencia el Seven español femenino de otras potencias mundiales?

R.- Somos unas ‘jugonas’, intentamos que el balón tenga mucha vida, que esté en continuo movimiento, asociarnos entre nosotras. Hay selecciones que se caracterizan por su dureza física, contundencia en los contactos o por sus desplazamientos, mientras que España se diferencia porque le gusta mantener el balón vivo en el aire, de esta forma, las ‘leonas’ somos peligrosas.

La madrileña tras un ensayo.

La madrileña tras un ensayo.

P.- ¿En qué posición se encuentra más cómoda en la selección?

R.- Soy una jugadora polivalente pero creo que puedo aportar más en melé y apertura, organizando el juego del equipo y tomando decisiones. No me caracterizo por tener una virtud muy fuerte, no tengo una punta de velocidad o fuerza especial. Si me pego una carrera de 40 metros la mayoría de las jugadoras pueden ganarme, pero a la hora de cortar las trayectorias en el campo o de entender cuando hay que anticiparse en una jugada, ahí es cuando tengo un punto más.

P.- Su carrera ha tenido un ritmo vertiginoso, con la primera llamada de la selección cuando llevaba 2 años jugando, salidas al extranjero, elegida entre las 7 mejores del mundo… ¿Cómo se gestiona todo?

R.- Intento saborear cada momento como si fuese el último. He tenido la suerte de estar incluida en el equipo ideal del año a nivel mundial varias veces y es un orgullo. Pero el éxito no está en los resultados o premios, para mí el éxito es perseguir sueños y alcanzarlos, entrenar duro cada día, ser perseverante y tomar decisiones. Lo que me enamoró de este deporte son los valores que tiene y están por encima de cualquier resultado y competitividad. Los valores de humildad, honestidad y respeto, eso es lo más importante del rugby.

Patricia García Rodríguez Madrid, 2-12-1989 Jugadora del Olímpico de Pozuelo, con el que ha ganado la liga en 2014 Algunos títulos cosechados: Campeona de Europa Rugby 15 y 7, Campeona Copa de Plata World Seven Series Dubai y Hong Kong 2011 y Sao Paulo 2014, Campeona de Francia Rugby 15, Campeona de España Clubes Rugby 7, Campeona de España por Comunidades Autónomas Rugby 15, Sub-campeona de Europa Rugby 15 y 7, Campeona del Mundo Universitario Rugby 7. Esta licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte es una deportista comprometida con el deporte de elite y con los valores que debe transmitir la práctica deportiva. También es entrenadora, representante de Jugadoras en el Comité Desarrollo Rugby Femenino en Europa y tiene varios proyectos como ‘Rugby&Valores‘ o ‘Rugbing’, una tendencia fotográfica que se basa en publicar en las redes sociales una imagen con una pose del rugby en la vida cotidiana.
Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar