Plata para Julia Figueroa y bronce de Laura Gómez en Madrid

La cordobesa y la valenciana logran las primeras medallas para España en el Open Europeo que se celebra en la Caja Mágica. 

Jesús Ortiz García

Ya ha comenzado la cuenta atrás para los judocas españoles que aspiran a obtener su pasaporte de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. El camino será largo y duro, pero los resultados empiezan a ser positivos. Julia Figueroa y Laura Gómez han conseguido las primeras medallas en el Open Europeo que se celebra en Madrid y los primeros puntos para el ranking.

La judoca cordobesa Julia Figueroa.

La judoca cordobesa Julia Figueroa.

La cordobesa, que llegaba en un gran estado de forma tras finalizar 7ª en su debut en un campeonato de Europa y después de revalidar su título de campeona de España en menos de 48 kilos, se ha quedado muy cerca del oro.

Figueroa, tras quedar exenta en la primera ronda, se enfrentaba en octavos de final a la holandesa Mandy Tjokroatmo, a la que venció con un ippon. Más difícil se lo puso Mariya Persidskaya, quien se puso por delante nada más comenzar con un yuko. La rusa intentó mantener esa ventaja y ante la falta de combatividad, los jueces la sancionaron.

En semifinales, la judoca andaluza se impuso a la francesa Melanie Clement y accedía a la final, donde le esperaba la turca Sumeyye Akkus. La otomana apenas dio opciones a la española y se mostró superior para llevarse el oro.

Por su parte, Laura Gómez consiguió el bronce en la categoría de menos de 52 kilos. La valenciana salió al tatami de la Caja Mágica madrileña con energía en su primer combate para tumbar a la armenia Zhanna Stankevich.

En cuartos de final doblegó a la francesa Laura Holtzinger pero su aventura en el Open Europeo finalizó en semifinales, tras caer frente a la judoca gala Lucile Duport.

En menos 57 kilos la navarra Jaione Equiosain se quedó cerca del metal. La española ganó el combate en primera ronda contra la senegalesa Hortance Diedhiou. Después, tuvo que doblegar a la rumana Loredana Ohai para meterse en cuartos de final.

En esta fase se medía a la británica Connie Ramsay, a la que vencía. Pero en semifinales la holandesa Sanne Verhagen frenaba su lucha por las medallas. En la repesca la navarra no pudo con la rumana Corina Oana Caprioriu.

Tampoco tuvieron suerte los representantes españoles en categoría masculina. Francisco Garrigós fue el mejor aunque cayó en la repesca para pelear por el bronce y finalizó en 5ª posición en menos 60 kilos. “Estoy contento porque me he atrevido a realizar nuevas técnicas, me he sentido bien en el tatami, mirando de frente a los adversarios, sin miedo y confiando en mis posibilidades”, ha comentado.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar