Ray Zapata, subcampeón olímpico en suelo

Ray Zapata en Tokio. Fuente: COE

Ray Zapata en Tokio. Fuente: COE

El gimnasta español ha ganado la medalla de plata en la prueba de suelo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, empatado a puntos con el oro, aunque con un ejercicio de menor dificultad.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
1 de agosto de 2021, 12:00

El gimnasta Ray Zapata ha ganado la medalla de plata en la prueba de suelo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y se ha quedado a un suspiro del oro. El canario de 28 años, que fue undécimo en los Juegos de Río 2016, ha terminado con una puntuación de 14,933 en su ejercicio, donde finalmente no ha mostrado la acrobacia Zapata II.

Zapata ha quedado por detrás del israleí Artem Dolgopyat, que ha terminado con la misma puntuación pero que se lleva el oro por la dificultad de su ejercicio. Es la 1ª medalla para la gimnasia artística española desde que Gervasio Deferr se colgara la plata en suelo en los Juegos de Pekín 2008.

Ray Zapata en Tokio. Fuente: COE

Ray Zapata en Tokio. Fuente: COE

Con la de Zapata, España ya suma seis preseas en los Juegos de Tokio tras el oro de Fátima Gálvez y Alberto Fernández (tiro olímpico por equipos), las platas de Adriana Cerezo (taekwondo) y Maialen Chourraut (piragüismo) y los bronces de David Valero (mountain bike) y Pablo Carreño (tenis).

El gimnasta Ray Zapata ha dedicado la medalla de plata en suelo de los Juegos de Tokio a su hija Olympia, que nació el 31 de mayo de este año. Durante la competición ya había mostrado un babero de su nombre y nada más bajarse del podio se ha acordado de ella. “Se la dedico a mí hija, por supuesto, va 100% para ella”, ha señalado Zapata.

Zapata ha sido plata y no ha subido al primer escalón del podio por un suspiro, porque ha quedado empatado a 14,933 con el israelí Artem Dolgopyat. El desempate se ha decidido por la dificultad del ejercicio de Dolgopyat. Pero Zapata, tras unos instantes de tristeza, ya no ha borrado la sonrisa.

“Esta plata sabe súper bien, sabe al pulpo a la gallega que me voy a comer con mi mujer, con mi suegra y con mi familia, sabe a la mariscada que me voy a comer con Néstor Abad, al Foster Hollywood al que voy a invitar a Javier Hinojosa. Le he enviado todos los vídeos para ver qué ejercicio tenía menos penalización”, ha explicado con la plata ya colgada del cuello.

“También sabe a mi entrenador, que es muy pesado, pero más pesado soy yo. Pero ser pesado ha valido la pena. Estamos muy contentos”.

Con la de Zapata, España ya suma 6 preseas en los Juegos de Tokio tras el oro de Fátima Gálvez y Alberto Fernández (tiro olímpico por equipos), las platas de Adriana Cerezo (taekwondo) y Maialen Chourraut (piragüismo) y los bronces de David Valero (mountain bike) y Pablo Carreño (tenis).

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar