Ruth Beitia desafía al listón de Sopot

A sus 34 años la saltadora de altura afronta su octavo Mundial con la segunda mejor marca (2.00 metros) después de conquistar su décimotercer campeonato de España. 

ruthbe

La saltadora Ruth Beitia es la gran baza española en el Mundial | AD

Jesús Ortiz García

Durante 2 meses se alejó del listón de la altura pero se arrepintió y volvió a calzarse las zapatillas, sabía que aún tenía suficiente gasolina para disfrutar de sus vuelos. Ahora, a punto de cumplir 35 años, Ruth Beitia sigue destapando lo mejor del tarro de sus esencias en cada competición. Tras conquistar su décimotercer campeonato de España en pista cubierta, la eterna saltadora es la gran baza del equipo español en el Mundial de Sopot (Polonia).

A tierras polacas acude con todas las garantías de asaltar el podio y el oro, la gran medalla internacional que le falta bajo techo en su excelso palmarés. En Sabadell logró un nuevo titulo al alcanzar los 2,00 metros, un serio aviso para sus rivales en la cita mundialista. “El 13 es un número que me encanta, a ver si cae el 14, pero ahora a seguir disfrutando. La gente me dice que es algo normal, pero mantener el mismo nivel tantos años es complicado, es una lucha y un desafío constante contra el listón”, explica.

La discípula de Ramón Torralbo figura en el segundo escalón del ranking igualada con Stepaiuk-Licwinko y Blanka Vlasic y sólo por detrás de la rusa Maria Kuchina (2.01). “Para subir al podio habrá que estar en la marca de 2 metros. En Sabadell estuve muy cerca del 2.02 y a ver si consigo batir ese récord de España en el Mundial, significaría medalla segura y sería la guinda a la trayectoria que llevo en pista cubierta”, asegura la cántabra.

La actual campeona de Europa ‘indoor’ y bronce en el Mundial de Rusia al aire libre está mostrando una gran regularidad y llega en un gran momento de forma. “Estoy motivada, ilusionada y con muchas ganas, nunca se sabe lo que puede ocurrir porque este tipo de pista es muy complicada e intensa, pero quiero pasar a la final y luchar por las medallas”, subraya.

En Sopot ejercerá de capitana de una reducida selección española que se agarra a las opciones de Beitia para cosechar una presea. “Tenemos lesionados y gente que ha renunciado a la pista cubierta para centrarse en el Europeo de Zúrich. No me pesa la responsabilidad, ya no estoy en época de presión y seguiré tirando de experiencia porque es mi octavo Mundial. Estoy viviendo un sueño, cada entrenamiento y competición es un regalo”, añade la saltadora.

Sinónimo de compromiso, honradez, calidad y garantía, Beitia soplará 35 velas el próximo mes, aunque confiesa sentirse con mucha fuerza para continuar dando guerra. “Suena muy bien seguir compitiendo al máximo nivel con esta edad. Lo peor es que en mi ficha ya pondrá veterana”, bromea.

“Ahora estoy viviendo el momento estadística, soy la mujer que con 34 años ha saltado más alto en pista cubierta, la segunda con más mundiales, la que más títulos de España tiene… En los próximos meses hay marcas que batir, estoy más motivada que nunca porque después de mi vuelta disfruto aún más de este deporte”, apostilla una veterana con talento y espíritu joven.

Ruth Beitia
Santander, 1-4-1979

Bronce Mundial de Moscú 2013, oro europeo pista cubierta Gotemburgo 2013, oro Campeonato Europeo Helsinki 2012, plata en 2009 en Turín. Ostenta el récord de España de salto de altura con una marca de 2,02 metros desde 2007. 13 campeonatos de España en pista cubierta.

[touchcarousel id=’94’]

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar