Sacrificio y pasión por el stick

La joven selección femenina de hockey hielo lucha contra la precariedad de este deporte en España. En pocos años de vida acumula 3 medallas mundiales en la categoría de Segunda División B, pero necesitan recursos e infraestructuras para seguir creciendo.
españa

Las jugadoras de la selección de hockey hielo. AD

 

Jesús Ortiz García 

Apenas cuentan con infraestructuras ni con material, realizan largos viajes en furgonetas para practicar su deporte y no entrenan juntas ni para preparar un campeonato internacional, pero la pasión que les mueve por el stick y el deslizar las cuchillas en el hielo, les llevan a acometer grandes esfuerzos. En 3 años de vida, la selección femenina de hockey se ha empeñado en hacer historia en un deporte con poco arraigo en España.

Las 3 medallas de plata en los últimos mundiales no son suficientes para recibir el oxígeno con el que seguir progresando en una modalidad que apenas cuenta con 90 jugadoras federadas. “Nos encanta tanto el hockey sobre hielo que pagamos por jugar”, cuenta Ana Ucedo, la gran referencia del combinado nacional. La castellonense lideró en abril a la selección en la Segunda División B del Mundial celebrado en Puigcerdá para lograr una nueva presea que sitúa a España en el top 30 del ranking.

“Sin un entrenamiento en equipo hemos estado cerca de ganar el Mundial. Estamos realizando un gran papel y es un orgullo que en tan poco tiempo hayamos logrado éxitos, pero también nos ponen la miel en los labios ya que nos gustaría llegar a más. Las jugadoras tienen mucha voluntad, lo damos todo en cada competición, pero por la falta de recursos no se puede aspirar más alto”, lamenta Ucedo.

Campeona de Liga y de Copa con el Majadahonda, la delantera de ‘La Roja’ radiografía la situación de esta disciplina deportiva: “En lo económico somos amateur, nos tenemos que dedicar a otras cosas porque no se puede vivir de ello, hay que pagar el alquiler de la pista y la ficha federativa. El hockey hielo femenino se encuentra en una fase de promoción, sobre todo, falta cantera e infraestructuras donde entrenar”.

Para divulgar esta disciplina y captar nuevas practicantes, la pista de Jaca (Huesca) ha celebrado las Jornadas Mundiales de hockey hielo femenino en España. “Es un deporte con poco tirón, por lo que vienen muy bien estos eventos para animar a las chicas a que lo prueben”, añade la jugadora.

ucedo1

La delantera de la selección española Ana Ucedo. | AD

 

Desde muy niña, Ucedo probó en natación, fútbol, baloncesto, tenis o hípica, pero se enamoró del hockey cuando comenzó a jugar en un club de Castellón en la especialidad en línea. Pero en un viaje académico a Wisconsin (Estados Unidos) con 15 años cambió el parqué por el hielo (aunque actualmente combina ambas modalidades), al que se adaptó a la perfección. “Es un deporte original, atractivo, destaca por su rapidez e inteligencia”, sostiene. Allí disputó el campeonato universitario y empezó a mostrar su talento con el stick: “Quedábamos a las 6 de la mañana para jugar una pachanga. En Norteamérica se vive mucho el hockey, llenan los estadios, es espectacular”.

Ahora continúa su carrera en las filas del Majadahonda, que en unos días disputará el campeonato de Europa en París. “Cada vez se van sumando nuevas jugadoras y equipos, pero hacen falta más clubes para tener una liga competitiva en España”, explica. Esta licenciada en Comunicación Audiovisual y Community Manager mantiene un halo de esperanza para que los sueños de las jugadoras de hockey hielo no se vean truncados después de todo el trabajo y esfuerzo realizado, aunque ve muy lejos la participación de la selección en unos Juegos Olímpicos.

“Si las cosas siguen igual, es una gran utopía poder acudir a unas Olimpiadas. Necesitaríamos dedicarnos exclusivamente a este deporte y entrenar juntas con un seleccionador de la federación, sino, será imposible, básicamente porque no disponemos de instalaciones ni de dinero para las concentraciones del equipo”, añade.

Ucedo sigue su puesta a punto tras 3 meses en el dique seco después de ser operada del ligamento cruzado anterior, por lo que llegará muy justa al debut en la Universiada Femenina en Trentino (Italia) en diciembre. “Estoy loca por volver a ponerme los patines y correr”, subraya. El país transalpino será un escenario más donde las chicas del hockey español esperan demostrar su voracidad y voluntad sobre el hielo a pesar de los obstáculos y dificultades económicas.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar