Soria-Lobato, talento imberbe sobre la arena

Las jugadoras de voley playa Paula Soria y Ángela Lobato. Fuente: AD

Las jugadoras de voley playa Paula Soria y Ángela Lobato. Fuente: AD

La joven pareja española de voley playa afronta el Mundial sub 23 cargada de confianza e ilusión después de su 4º puesto en el torneo del World Tour en Anapa (Rusia). “A ver si damos la campanada”, dicen.

Jesús Ortiz García

Mientras Liliana Fernández y Elsa Baquerizo siguen cosechando éxitos en cada escenario internacional que pisan, por detrás llega irrumpiendo con fuerza una pareja bisoña que derrocha mucho talento sobre la arena. Paula Soria (21 años) y Ángela Lobato (22 años) recién se han estrenado en el circuito mundial absoluto de voley playa y ya se codean con las mejores. Hace una semana se convirtieron en la revelación del torneo del World Tour de disputado en Anapa (Rusia), tras rozar el bronce en la final de consolación.

La primera, natural de Orihuela y futura estudiante de Criminología, forjó sus bloqueos, dejadas y remates en las playas de Alicante. La segunda, estudiante de INEF, alternó el voleibol en sala con partidos en Nerja entre el mar y el Balcón de Europa. Hace 5 años se conocieron en el Centro de Tecnificación de Tenerife, aunque sólo llevan 3 como pareja. “Allí nos dimos cuenta de que esto iba en serio”, dicen.

En tierras rusas, a pesar de no obtener medalla, llegó la recompensa a estos años de trabajo y sacrificio. Era su segundo torneo internacional: “Fue una sorpresa total. Cada partido lo afrontábamos con ganas, sin nada que perder y cuando ganamos varios seguidos hasta llegar a semifinales, no nos lo creíamos”, comenta Lobato. “El bronce se escapó pero las rusas (Ukolova-Prokopeva) sudaron para ganarnos. Lo dimos todo y por ello nos marchamos con buenas sensaciones”” añade Soria.

La malagueña y la alicantina durante un partido.

La malagueña y la alicantina durante un partido.

Sin duda, una inyección de moral para afrontar un reto de mayor enjundia, un salto más en su carrera ya que la próxima semana participarán en el Mundial sub 23. “No tenemos rodaje de partidos como otras parejas porque hemos competido siempre en categoría inferiores, pero este torneo en Rusia nos ha dado mucha confianza en nuestro juego, nos ha venido muy bien para encarar este campeonato del mundo”, asegura Lobato.

El pasado año fueron plata en el Europeo sub 22 y ahora tendrán que lidiar con las mejores jugadoras del mundo en Myslowice (Polonia). “Será muy complicado, pero lo afrontamos con ilusión y a ver si damos la campanada otra vez. Nuestra filosofía es divertirnos, competir y darlo todo, salir sin la presión que tienen las favoritas al título como las brasileñas, alemanas o austriacas, que son las parejas más fuertes, llevan tiempo en el circuito y tienen más experiencia, pero no tememos a nadie”, apunta Soria.

El tándem español recalca que el objetivo será disfrutar de cada duelo pero confiesan que tienen entre ceja y ceja conquistar una presea. “Queremos alcanzar las semifinales para pelear por las medallas, pero hay que ir sin prisas, cada partido será diferente y tenemos que pelear con rivales muy fuertes. Somos nuevas, aunque algunas ya se preguntan que de dónde hemos salido”, comenta su compañera.

Entrenan junto a Raúl Mesa

Han trabajado mucho la técnica y la preparación física desde este invierno para llegar en plena forma a estas competiciones. Entrenan en la Universidad de Alicante y una vez a la semana en Benidorm bajo la batuta de Raúl Mesa, olímpico en los Juegos de Pekín 2008 y campeón de Europa. “Empezamos entrenando con Christian García y ahora tenemos a Onofre Muñoz y a Raúl. Confían mucho en nosotras, nos motivan y creen en nuestro juego, algo que nos da más fuerza para no bajar los brazos”, explica esta pareja que figura en el puesto 74 del ranking mundial.

Paula y Ángela en un campeonato.

Paula y Ángela en un campeonato.

Son 2 jugadoras seguras de su juego que se conocen muy bien en la cancha. “Tengo un carácter fuerte, mucho genio, soy muy impulsiva y Ángela es la que tiene más control, la que me calma. Nos complementamos muy bien porque cada una aporta lo que le falta a la otra. Ahora necesitamos rodar y coger experiencia para seguir creciendo”, subraya la oriolana.

Ambas se fijan en la carrera de Liliana-Elsa, olímpicas en Londres y subcampeonas de Europa, como el camino a seguir. “Perdimos con ellas en la final del campeonato de España y en el Universitario. Es un equipo que para ganarle hay que hacer el mejor partido, aunque en el último enfrentamiento les plantamos cara”, señala Lobato. “Son un ejemplo para cualquier jugadora. Han conseguido grandes logros en un periodo de 5 años, de forma muy rápida. Si seguimos luchando, trabajando y con constancia, ¿por qué no vamos a alcanzar su nivel? Somos muy jóvenes y nos queda mucho camino por recorrer”, apostilla Soria. El primer gran test llega en Polonia del 10 al 15 de junio en el Mundial.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar