“Quiero mostrar que se puede cumplir un sueño”

Teresa Perales es una de las deportistas españolas con más medallas en su haber, en concreto, 22 preseas en natación paralímpica. Pero esta zaragozana, que perdió la movilidad en las piernas por una neuropatía, no se ha contentado con acumular éxitos deportivos. Desde hace años compagina su carrera como nadadora de élite, su maternidad y su cargo en el Comité Paralímpico con su profesión de coach deportivo, basándose en su propia experiencia para mostrar a los demás que las barreras las pone uno mismo.
I. M.

¿Cómo lleva eso de ser una de las deportistas con más medallas en España?
Pues muy bien porque las medallas las dejo en casa y no tengo que cargar con ellas (risas). Lo que más noto en el día a día es que la gente me para por la calle, no paso desapercibida casi nunca, pero a mí eso me gusta y normalmente me tratan con mucho cariño, así que es divertido.

A muchos la fama se les sube a la cabeza, ¿qué ha supuesto para usted?
Es una especie de recordatorio de que tengo una responsabilidad, no sólo de ganar las medallas, que al final eso no importa tanto, sino de representar unos valores. La gente reclama mucho tener una persona, no sé si de referente, porque no me gustar pensar que soy un referente, pero al menos tener alguien que está motivado, que lucha por un sueño y demuestra que se puede cumplir.

Teniendo en cuenta su carrera, parece normal que la gente la tome como referente.
Hablo mucho con la gente, no sólo por la faceta deportiva sino por mi trabajo de conferenciante motivacional, e intento trasladar un mensaje basado en mi experiencia, no hablo de teorías, sino de algo que he hecho. Y si yo lo he hecho, tú también lo puedes hacer, igual que yo pensé un día que si otro lo hacía, yo también podía. Intento aprovechar cada momento para tratar de trasladar ese mensaje a todo el mundo.

No solo a personas con discapacidad…
No, va para todo el mundo, porque todos tenemos días malos, épocas en las que nos va mejor o peor, e incluso yéndonos muy bien a veces estamos más encerrados y terminamos no disfrutando el momento.

Teresa Perales. | AD

Teresa Perales. | Foto de Conchy Aisa

La idea está muy bien pero, ¿cómo se consigue eso en la práctica?
Pensando de una manera menos egoísta. Si eres egoísta te quedas contigo mismo, eres el protagonista de tu drama. Si no lo eres, miras hacia delante, a tu alrededor y ves que la vida sigue, da igual si estás de pie, sentado, a trozos o entero, y tienes la oportunidad de hacer muchas cosas, porque hay personas que se quedaron en el camino. Esa es mi filosofía de vida, el porqué he querido salir adelante y hacer muchas cosas.

Y ¿hay algo que le quede por hacer? ¿qué metas tiene ahora en lo deportivo?
Me planteo ir poco a poco, temporada a temporada para ver si puedo mantener el tipo y si queda algo de mí para poder seguir compitiendo y ganando medallas. El objetivo final es Río de Janeiro y ahora hay pruebas para comprobar cómo estoy.

¿Cómo compagina todas las facetas de su vida profesional con la personal?

Haciendo juego de malabares casi. La verdad es que a veces es ocmplicado pero cuando realmente quieres hacer algo con muchas ganas, sacas tiempo de donde sea. Siempre te puedes organizar y en tu lista de prioridades vas viendo las cosas en función de lo que necesitas en cada momento. Antes nadar era lo más importante y me metía seis horas al día entrenando, pero ahora es imposible, ya no está en la parte de arriba de mis prioridades.

Y ¿cómo lleva los factores externos que le impiden conseguir metas? A veces los nervios juegan malas pasadas o, por ejemplo, un cólico le impidió participar en el Campeonato del Mundo.
Lo del campeonato son cosas que pasan, nunca había tenido una lesión que me impidiera ir a una competición importante y alguna vez tenía que pasar. El deporte es así de injusto, entrenas y nadie te garantiza las medallas aunque te hayas dedicado en cuerpo y alma cuatro años, unos tienen que perder para que otros ganen. Yo siempre digo que la clave está ahí: no en tener el mejor cuerpo o la mejor técnica sino en tener la mejor cabeza, la clave está en qué medida eres capaz de enfrentarte a ese momento de estrés tan sumamente grande como unos Juegos. Entrenas un montón durante muchos de años y te la juegas en en segundos, es complicado pero ahí está la gracia.

Estuvo en Buenos Aires defendiendo la candidatura de Madrid 2020. ¿Cree que no haberlo conseguido afectará negativamente a los deportistas españoles?
Los deportistas no deben plantearse que se ha truncado un sueño, sino que ha cambiado de sitio y, en lugar de Madrid, es Tokio. Fui una gran defensora de la candidatura y sigo pensando que era la mejor, pero hay cosas que no tienen que ver con el deporte en estas decisiones. Lo que espero es que, a nivel económico, el deporte no se vea más perjudicado, que hayamos llegado ya hasta el fondo con los recortes. De todas formas, practicar deporte no es sólo cuestión de dinero, también es cuestión de voluntad y ganas de hacerlo porque antes se entrenada mucho sin cobrar nada. Yo soy deportista paralímpica y sé lo que es tener una beca desde hace pocos años pero antes de eso pude entrenar y competir. Mi mensaje es que aunque necesitamos el dinero para poder tener recursos, entrenadores y facilidades, no todo está basado en el dinero.

Pero los deportistas paralímpicos requieren aún más medios que los olímpicos para entrenar.
Sí, porque hacen falta guías, asistencias, etc. Pero a la vez, estamos más acostumbrados a sobrevivir con menos cantidades económicas que los olímpicos. Dentro de lo que cabe, los paralímpicos no estamos viendo tantos recortes porque, ha costado, pero los patrocinadores han ido firmando y por lo menos este año hay posibilidades.



Teresa Perales
Zaragoza, 1975
22 Medallas paralímpicas (2000, 2004, 2008, 2012). 6 oros, 6 platas y 10 bronces
6 platas y 5 bronces en Mundiales (1998, 2002 y 2006),
5 Récords del Mundo (2 en piscina larga y 3 en corta)
2 oros, 14 platas y 6 bronces en Campeonatos de Europa (1999, 2001, 2003 y 2011)
Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar