Tokyo 2020 da el pistoletazo de salida bajo el lema “separados pero no solos”

La delegación de España en la ceremonia inaugural de Tokyo 2020. Fuente: COE

La delegación de España en la ceremonia inaugural de Tokyo 2020. Fuente: COE

Una ceremonia austera, sencilla y llena de claroscuros ha enmarcado un desfile con la mayoría de delegaciones encabezadas con una doble representación: una deportista y un deportista.

Laura Pérez Torres

Laura Pérez Torres

@lauraescreativa
23 de julio de 2021, 14:00

Un año más tarde, con muchas dudas, con muchas restricciones pero, al final, los Juegos Olímpicos de Tokio ha dado su pistoletazo de salida con una ceremonia austera, sencilla y llena de claroscuros. Bajo el eslogan “separados pero no solos” se han sucedido una serie de números artísticos sobre una moqueta gris.

La bienvenida del país anfitrión se ha desarrollado con un homenaje a los cuerpos y fuerzas de seguridad y un mensaje que pretendía divulgar que este debería ser un mundo que respete las diferentes y este lleno de compasión.

La delegación de España en la ceremonia inaugural de Tokyo 2020. Fuente: COE

La delegación de España en la ceremonia inaugural de Tokyo 2020. Fuente: COE

Madera, baile, música, espectáculo y un maravilloso juego con aros de madera olímpicos junto a los farolillos de luz coronados con anillos de fuego dibujados por fuegos artificiales.

Se estrenó el premio del Laurel Olímpico, que se ha entregado este 2020 al bangladesí Muhammad Yunus, premio Nobel de la Paz en 2006. Este galardón lo entrega el Comité Olímpico Internacional (COI) para personas destacada por sus logros en educación, en el ámbito de la paz o por su contribución al desarrollo humano en el mundo, entre otros.

Precediendo a los deportistas, un vídeo con símiles entre una banda de música y el deporte: trompeta y tiro con arco, violín y esgrima… y una voz infantil que ha dado paso a los 11.274 deportistas.

Grecia ha encabezado, como manda la tradición, el desfile, que por 1ª vez en la historia ha acogido a un abanderado y abanderada en la misma delegación. La manera en que se portaría la bandera era la gran incógnita del desfile. Una incógnita que quedó resuelta con los griegos, y sus dos abanderados sosteniendo la enseña de su nación. Le ha seguido el Equipo Olímpico de Refugiados, desplazados por diversas causas, con representación en atletismo, judo y natación.

Delegación tras delegación han atravesado en línea recta la pista del Estadio Olímpico de Tokio para permanecer allí, en un ambiente sin público pero ilusionante para ellos. Cuando ya habían desfilado 87 comités olímpicos, en ese ambiente, llegó el turno de la delegación española. Al grito de “spain” por megafonía ha entrado el Equipo Olímpico Español, de blanco, azul y rojo, con más de 100 deportistas de los 340 totales que agrupa (algunos desfilando de forma paralela y con humor en la Villa Olímpica).

Con una amplia sonrisa en las caras de los abanderados: Saúl Craviotto y Mireia Belmonte. Estos 2 deportistas que cuentan con 4 medallas olímpicas en su palmarés particular han sido los encargados de liderar a una delegación que pese a las circunstancias ha mostrado la pasión y emoción que supone vivir unos Juegos Olímpicos.

“Mas rápido, más alto, más fuerte y juntos”, con el lema olímpico adaptado se ha dado paso a la última parte de la ceremonia donde llegaba el juramento olímpico, en japonés, con 6 representantes: 2 deportistas, 2 jueces y 2 técnicos (3 hombres y 3 mujeres). Luz, pequeños y pequeñas deportistas disfrutaban en el estadio con juegos de cajas y simetrías creando el logo de los Juegos de Tokyo 2020.

Llegó el momento más especial con un total de 1824 drones sobrevolando el estadio para forman el emblema de Tokyo 2020 y posteriormente transformado en la bola del mundo junto a la sintonía de “Imagine” de John Lennon cantada por muchos artistas de diferentes continentes, entre ellos, Alejandro Sanz.

Seiko Hashimoto, presidenta del comité organizador, ha dado la bienvenida a Tokio y ha comentado que “ha sido un desafío el aplazamiento de unos Juegos por primera vez en la historia” y ha agradecido la colaboración de muchas personas. “Una misión de paz y respeto por lo demás, este es el valor del deporte y su esencia y aquí hay una visión de nuestros ideales de paz”, ha dicho.

Por su parte, Thomas Bach ha agradecido al pueblo japonés que “se hayan podido celebrar estos Juegos, ya que ha sido un viaje complicado y sin precedentes para poder desarrollar este evento”. Tras un discurso lleno de agradecimientos, ha sido el emperador de Japón Naruhito el encargado de declarar inaugurados los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

La bandera olímpica ha hecho su aparición portada por 6 deportistas de cada uno de los continentes y relevados por trabajadores de servicios esenciales que ayudaron a su izado, al son del himno olímpico. Un repaso por los pictogramas, con un divertido espectáculo en directo donde se han representado todos los deportes en los que se va a competir.

Con el “Bolero de ravel” ha llegado el primer relevo corto que trasladaba la antorcha olímpica, dentro de los 6 que se han realizado dentro del estadio. Tras breves postas, con más o menos dificultad, que ha finalizado la tenista Naomi Osaka, que ha llevado la llama a una estructura que simbolizaba el monte Osaka, que se ha abierto para que de su interior apareciese un pebetero en forma de flor, que Naomi ha encendido, proyectando un haz de fuego al cielo.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar