Una medalla con 7 años de retraso

La IAAF corrige oficialmente el podio del Mundial de Atletismo de 2006 y Concha Montaner ya cuenta con su presea de bronce en salto de longitud, tras el dopaje de Kotova.

Avance Deportivo

Concha Montaner. | AD

Concha Montaner. | AD

Más vale tarde que nunca, 7 años después Concha Montaner ya tiene por fin el bronce del Mundial de Atletismo de 2006. La saltadora de longitud brincó 6.76 metros en la pista cubierta de Moscú, pero se le escurrió la presea en manos de la portuguesa Naide Gomes. Esos sueños rotos se convierten en alegría para la atleta valenciana, tras comunicar la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) la suspensión por dopaje de la rusa Tatyana Kotova, que había sido oro en esa competición.

“Esa tarde me eche a llorar sin consolación. Mi entrenador, mi marido y todos los de mi alrededor me decían que lo había hecho bien, muy bien. Lo malo es que yo lo sabia pero no me daba consuelo. Ahora cuando ya he asimilado que fue una de mis grandes competiciones me llega esta sorpresa”, decía la deportista en una de sus redes sociales.

El bronce del mundial indoor es su mayor logro a nivel internacional, una recompensa al esfuerzo y al tesón de la valenciana. Con esta medalla Montaner engrosa su excelente palmarés, en el que destaca la plata en el Europeo de pista cubierta de 2007, en Birmingham, campeona mundial junior en el año 2000, cuarta en el Campeonato de Europa de 2002, en Múnich. Ha sido tres veces olímpica (en 2000, 2008 y 2012) y finalista en el mundial de 2003, en el europeo de 2012 y en los mundiales indoor de 2003 y 2004.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar