Una raqueta precoz brilla en la pista

A sus 19 años Daniel Caverzaschi se ha convertido en uno de los 28 mejores jugadores del mundo de tenis en silla de ruedas

Jesús Ortiz García

De pequeño alternaba el balón de fútbol con el oval de rugby americano, la pelota de béisbol y la cancha de baloncesto mientras descendía por la nieve con unos esquís. Hasta que a los 11 años empuñó la primera raqueta, su mejor arma para canalizar su talento y carácter deportivo. Con golpes certeros a cada bola y con un dominio ágil de la silla de ruedas, a base de duros entrenamientos y ganas de superarse, Daniel Caverzaschi se ha convertido en la referencia nacional del tenis en silla.

Salvó el primer ‘match point’ de su vida al nacer sin fémur pero su casta y tesón le ha permitido lograr cualquier meta. “Tengo una ‘minipierna’ en la derecha y malformaciones en la izquierda. A través del deporte le estoy sacando ventaja a mi discapacidad, la cual me ha permitido vivir cosas increíbles. No me siento diferente a ningún deportista, trabajo fuerte y me sacrifico como otros”, explica el joven jugador.

En las pistas de la Federación de Tenis de Madrid brotaron sus primeros revés, saques y liftados. Caverzaschi no tardó en despuntar con la ayuda de Carlos Rodríguez, su primer entrenador, y su carta de presentación fue la conquista del Open Nacional Absoluto en Pinto con 15 años.

Desde entonces, su progresión ha sido rápida y en 2011 ganó el Mundial Júnior en Sudáfrica. “Era la primera vez que España lo lograba, fue fantástico. Llegaba en un momento bajo de nivel y lo gané por echarle narices más que por buen tenis. Me dio mucha confianza para continuar”, asegura.

Daniel Caverzaschi

El tenista Daniel Caverzaschi durante un torneo | AD

Un año después cumplía el sueño de participar en unos Juegos Paralímpicos: “Ha sido la mejor experiencia de mi vida, me quedé en segunda ronda pero estar allí ya era un premio”. Ahora tiene 19 primaveras y es número 28 del ranking mundial. “He dado un salto muy grande en poco tiempo, pero aún me queda mucho por mejorar tanto la parte física y técnica como la concentración. Quiero escalar posiciones y para ello tengo que aprender a jugar con los tenistas Top 10. Soy joven y me quedan muchos años, me veo ganándoles algún día”, subraya el madrileño.

Tenaz ante los obstáculos

No sabe lo que es rendirse ante las adversidades, su esfuerzo y tenacidad lo impulsan a superarse día a día sobre la pista y en los estudios. “Cuando alguien me dice que algo es imposible, le digo que no me cuente rollos. Soy muy cabezón, si tengo un objetivo hago todo lo que tenga en mis manos para conseguirlo, siempre hay que encontrar el camino para alcanzarlo”, añade el jugador del Vodafone Team.

El tenista cree que no hay más secretos que el trabajo diario para acumular un palmarés como el suyo. “Cada día intento ser mejor que el anterior, soy muy competitivo y autocrítico. A veces me cabreo jugando, se me va la cabeza en los partidos, pero lucho cada punto como si fuese el último”, sostiene.

En el patio de su colegio soñaba con ser como Iker Casillas pero ahora emula a su ídolo Rafa Nadal. “Intento aprender lo mejor de él en la pista, pero está en otra galaxia, aún así es un estímulo que me comparen con el mejor jugador del mundo. Tenemos algunas similitudes como la garra que le ponemos en cada partido, los dos somos zurdos, hinchas del Real Madrid y morenos”, bromea el extrovertido tenista.

Futuro economista

A pesar de que su sueño es ser tenista profesional, la economía es su otra pasión. “No me lo planteo aún porque vivir del tenis adaptado s imposible, hay pocas ayudas y este año no he tenido apoyo económico. Me da rabia que en el tenis en silla haya tan pocos premios en metálico comparado con el tenis convencional y también ver en torneos internacionales como se vuelcan con tenistas de países que están económicamente igual que el nuestro, pero lo entiendo, en España hay muchas familias que lo están pasando mal”, lamenta.

Daniel Caverzaschi

Daniel Caverzaschi | AD

Caverzaschi ha compaginado bien la raqueta con los estudios en la Universidad de Warwick (Inglaterra): “Me queda un año y será duro, he tenido que sacrificar muchas cosas, pero merece la pena porque ambas cosas me encantan”. Este año ha disputado 6 campeonatos internacionales, conquistando los torneos de Argentina y Chile. “Estoy muy contento porque he cumplido los objetivos aunque ha sido muy complicado porque a veces no tenía tiempo ni para ir al baño”, subraya.

Para cerrar la temporada, entre el 24 y el 27 de octubre el madrileño confía en sumar su tercer Open de Valencia a sus vitrinas, tras ganarlo en 2010 y 2012. “Es una pasada de torneo, sólo el hecho de coincidir con jugadores profesionales de la ATP, compartir pista e instalaciones con David Ferrer y compañía y jugar con tanto público, me encanta, me motiva”.

Daniel Caverzaschi

Madrid, 11-7-1993

Campeón del torneo nacional de Pinto en 2008 y 2009, campeón del Nottingham Indoors Juniors Tournament. Medalla de plata en la Copa del Mundo Juniors por equipos en 2010 y campeón del Mundo Júnior en Sudáfrica en 2011. Vencedor del ATP 500 Valencia Open 2010 y 2012. Ganador de varios torneos como el Bulgarian Open, ITFFS Open de Izmir, Open de Rioja y Open de Pinto en 2011. En 2012 se llevó el International Open Villa de Pinto, Lleida Open y La Rioja International. También ha participado en los Juegos Paralímpicos de Londres. En 2013, campeón del Argentina Cup y del Chilean Open.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar