Vero Boquete: “Mi situación empeora un poco porque tengo que vivirlo lejos de familia y amigos”

Vero Boquete. Fuente: You First Sports

Vero Boquete. Fuente: You First Sports

La futbolista española, que va a aportar su experiencia profesional a la visión estratégica de la marca University Soccer, contempla desde EEUU la situación que se está viviendo en España y el resto del mundo con respecto al coronavirus.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
23 de marzo de 2019, 11:00

Pregunta.- ¿Cómo está?, ¿cómo se está viviendo todo esto en EEUU?
R.- Preocupada y frustrada, como todos. Mi situación empeora un poco porque tengo que vivirlo lejos de mi familia y amigos. Pero lo más importante ahora es estar sanos y que nuestra gente esté bien.

P.- ¿Qué información le llega de España?
R.- Toda. Veo y leo las noticias y todos los días hablo con mi familia y amigos. Sé que la situación es crítica y eso me pone en alarma, porque aquí lo peor todavía está por llegar.

P.- Aquí se ha detenido ya todo el deporte. ¿En qué punto están en EEUU?
R.- El deporte está todo parado, llevamos sin entrenar con el equipo ni pisar las instalaciones desde hace 10 días, aunque hemos hecho algún entrenamiento por nuestra cuenta en grupos reducidos. Aquí todavía está permitido salir pero ya ni lo hacemos, recibimos nuestro trabajo individual en casa y lo vamos llevando.

P.- Va a aportar su experiencia profesional a la visión estratégica de University Soccer, si tuviera que realizar un ‘elevator pich’, ¿qué diría sobre la empresa?
R.- Que nos preocupamos por las personas, por su futuro y por ayudarles a conseguir su mejor opción desde mucho antes de conseguir su beca y llegar a USA. Les ayudamos con el inglés, con entrenamientos personales, con nutrición… pero también les escuchamos para saber que es lo que quieren, que buscan, cuáles son sus motivaciones y sus prioridades. Hablamos de jóvenes, de educación y de deporte, hablamos del futuro de mucha gente y ponemos toda nuestra experiencia, profesionalidad y cariño en todo ello.

P.- Hace realidad uno de sus grandes objetivos: unir educación y fútbol. ¿Qué más motivos le han atraído para entrar?
R.- Estos dos son la base de todo, y si hay algo que los une entonces me interesa. Además, saber cómo son y cómo trabajan el resto de socios te da confianza y te motiva. Todo en la vida es un trabajo de equipo y saber que te rodeas de buena gente y de grandes profesionales es algo fundamental.

P.- Como emprendedora es una persona inquieta, ya en enero de 2015, lanzó su propia marca de ropa al mercado. ¿Sigue con esta línea de negocio?
R.- Ya no. Fue más una reivindicación por la falta de patrocinios de las marcas deportivas. No había ninguna jugadora española con patrocinio. Yo llevaba años en la élite y jugando en el extranjero y no conseguía ni botas. Me animé a lanzar mi propia marca y función. La marca salió adelante y meses después conseguí el patrocinio de una marca deportiva.

P.- Lideró la petición en Change.org, donde se pedía a los productores de EA Sports que introdujeran jugadoras en la serie de videojuegos FIFA, finalmente se cumplió. ¿Cómo valora este hito?
R.- Es como un título, pero mundial porque es para todo el fútbol femenino. Que el videojuego más vendido y más jugado no incluyese a la mujer era una discriminación y sobretodo un freno. Ahora, el juego nos ayuda a educar en igualdad y a dar visibilidad y normalidad a la mujer en el fútbol.

P.- Deportivamente en los últimos años ha saltado de la liga estadounidense a europeas como la alemana y la francesa, para volver a la liga en EEUU (Utah Royals FC). ¿Sigue existiendo mucha diferencia? ¿El fútbol femenino europeo avanza?
R.- El fútbol europeo ha mejorado muchísimo y muy rápido. El apoyo de los clubes de fútbol ha sido fundamental porque dan la base para la profesionalización. A partir de ahí todo ha crecido y ahora es un fenómeno imparable.

P.- ¿Evoluciona el deporte tanto dentro como fuera del campo: ¿sueldos, etc…?
R.- Sí. No tan rápido como nos gustaría, pero es evidente que todo avanza y evoluciona. Antes muy pocas jugadoras o deportistas podían ser profesionales, ahora cada vez son más y, aunque queda un largo camino, vemos el avance y eso motiva.

P.- Desde febrero de 2015 es embajadora de la UEFA para el desarrollo del fútbol femenino. ¿Qué acciones o proyectos ha llevado a cabo?
R.- Con UEFA he visitado algún país donde el fútbol femenino no está tan desarrollando y hemos intentado convencer a la federación y sus directivos de que lo impulsen. He hablado con cientos de chicas y les he contando mi carrera y la de otras muchas para que tengan referentes femeninos, para que sepan que es posible.

P.- En España ha habido un antes y un después en los últimos años. ¿Cuál cree que ha sido el factor clave?
R.- Sin duda el compromiso de los clubes con su sección femenina y el apoyo de algún organismo como LaLiga y algún patrocinador importante como Iberdrola. A partir de ahí, el nivel ha ido a más año tras año, porque el talento siempre lo hemos tenido, pero no podíamos desarrollarlo. Ahora, con la llegada de los grandes clubes, podemos entrenar más y mejor, tener condiciones profesionales y poder competir de tú a tú con el resto de países. Cuando vas a un Mundial o Eurocopa y puedes competir, la gente se engancha porque le gusta lo que ve y eso crea una cadena. Más espacio en los medios, más gente interesando, más patrocinios, mejores condiciones, mejores resultados…

P.- Desde su debut en 2005 con la selección española hasta el último mundial, ¿cómo valora el papel de ‘La Roja’?
R.- En los últimos años el cambio ha sido brutal. Como digo, siempre se tuvo el talento, pero todo lo demás no nos ayudaba. Ahora se ve que con un poco de apoyo la selección puede competir contra cualquiera, y en los próximos años también luchará por los títulos.

P.- Desde 2017, forma parte de la comunidad de futbolistas CommonGoal. ¿Qué acogida tuvo entre futbolistas este proyecto? ¿cómo se desarrolla?
R.- Es un movimiento social que nace del fútbol, de los futbolistas. Donamos el 1% de nuestro salario para causas sociales, es una manera de devolver algo de lo que nos ha dado el deporte. Creemos firmemente en la idea de cambiar el mundo a través del fútbol y eso es lo que intentamos. Cada vez somos más y eso demuestra que el objetivo es posible. Queremos que el 1% de toda la industria del fútbol se destine a causas sociales, con eso cambiaríamos la vida de millones de personas. Nada une más que este deporte, de una manera u otra.

P.- Tiene una escuela de fútbol -Escola Vero Boquete-, ¿cuéntenos un poco más sobre esto?

R.- Nació hace ya casi 10 años. Organizamos campus, torneos, clinics, charlas… para los más jóvenes donde educamos en valores. Es una manera de educar en igualdad, que vean a una mujer como referente, que crezcan jugando y creciendo juntos, viéndose iguales.

P.- Actualmente, vivimos en una sociedad avanzada de pensamiento y en la que ver a mujeres que dedican su vida al deporte, profesionalmente o como hobby, se trata de algo normalizado. ¿Considera que la sociedad esta más concienciada de ello y que esto permite dar más oportunidades a mujeres que quieren dedicarse a ello sin miedos?
R.- Estamos mejor que antes, eso es evidente, pero todavía nos queda mucho camino que recorrer. Está claro que no podemos cambiar todo de golpe… Hemos crecido y vivido con una educación machista, en una sociedad donde la mujer ha sido tratada con inferioridad con respecto al hombre. Hay que cambiar la mentalidad de varias generaciones y eso lleva tiempo. ¡Pero estamos en ello!

P.- Entre los acontecimientos que más han marcado estos últimos años en la historia del deporte femenino destacamos el Mundial de Francia celebrado el pasado verano y, los últimos Juegos Olímpicos de Río en 2016. Acontecimientos en los que la figura de la mujer ha sido más destacada que nunca. ¿Cree que estos han sido grandes alicientes para reforzar el deporte femenino y que éste sea mas reconocido y visible mundialmente?
R.- Sin duda. Por dos razones: primera, porque se han conseguido éxitos deportivos. Segunda, porque esos éxitos han ido acompañados de visibilidad y difusión con lo que más gente ha sabido de ellos. Además, estamos en un momento social feminista, promujer y eso también ayuda y suma. A pesar del cambio, no parece ser suficiente, y la difusión a través de los medios se hace cuesta arriba.

P.- ¿Cree que aún sigue existiendo falta de espacios que informen sobre el deporte femenino por parte de los medios? ¿A qué piensa que se debe esto?¿Tienen los medios la solución a ello o es algo de la sociedad u otros organismos?

R.- Creo que todo va relacionado. El deporte femenino no interesaba porque nunca se informó de él. Entonces la gente no lo demanda o demandaba. Pero si eso empieza a cambiar, como está pasando, cada vez tendremos más espacio y a su vez, llegaremos a más gente. Eso hace que la rueda gire, que los patrocinadores se unan, que las instituciones y organismos nos dediquen más tiempo y más recursos, y todo esto nos dará más facilidades y mejores condiciones para subir nuestro nivel y para conseguir mejores resultados y más títulos. Y el éxito hace que la rueda gire más rápido.

P.- Para terminar, de aquí a unos años, ¿piensa que el deporte femenino ocupará el lugar que hasta el momento no le ha sido dado?
R.- Sin duda. Pero no quiero un lugar más alto o mejor que el deporte masculino, quiero el mismo, la misma altura, el mismo respeto, seguimiento y reconocimiento.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar