Vero Boquete: “Nuestra motivación es que las niñas vean que los sueños son posibles en el fútbol”

La capitana de la selección española, Vero Boquete durante un encuentro. Fuente: Sefútbo

La capitana de la selección española, Vero Boquete durante un encuentro. Fuente: Sefútbo

Jesús Ortiz García
Actualizado: 25/11/2014 13:03 horas

Con 6 años ataba el balón a sus botas en las calles de Santiago de Compostela, entrenaba con un equipo de chicos pero una norma le prohibía jugar en competición porque era una niña. Ahí comenzó a darse cuenta de que sus limitaciones en el fútbol no serían por falta de talento. Ahora, a sus 27 años, Vero Boquete vive uno de los momentos más dulces de su carrera, ha jugado en las mejores ligas del mundo, milita en el Frankfurt alemán con el que pelea por la Champions, ha capitaneado a la selección española hacia el primer Mundial de su historia y ha sido nominada al Balón de Oro con jugadoras que cuentan con el apoyo de marcas deportivas mientras que la gallega ni tiene quien le proporcione unas botas. Pero en el césped se mide el fútbol y el talento que atesoran, y de eso Vero tiene a raudales.

Pregunta.- La brasileña Marta Vieira, la alemana Nadine Angerer o la americana Abby Wambach, ¿qué supone para usted compartir cartel con las más mediáticas del fútbol?

Respuesta.- Es un placer verme en una lista donde están las 10 mejores jugadoras del mundo, es algo increíble. A nivel individual me motiva mucho de cara al futuro para seguir trabajando, mejorando y para continuar entre las mejores. El 2014 ha sido un año fantástico, a nivel de clubes jugué la final de la Liga de Campeones y con la selección logramos la clasificación para el Mundial de Canadá. Es un premio al buen trabajo.

Vero Boquete con la elástica del Frankfurt.

Vero Boquete con la elástica del Frankfurt.

P.- En España sólo se habla de si Cristiano Ronaldo, Messi o algún alemán debe ganar el Balón de Oro, pero muchos desconocen que una española opta a este galardón en categoría femenina.

R.- El fútbol masculino lo ocupa todo en los medios de comunicación y es normal que no nos conozcan, pero poco a poco vamos asomando la cabeza. En los últimos años el fútbol femenino ha avanzado mucho en España y se han conseguido éxitos colectivos y ahora también individuales. Nadie me ha regalado nada, he tenido un camino muy complicado y cuando consigues algo así lo valoras mucho más, aprecia lo que has trabajado para llegar hasta ahí.

P.- Le han llovido muchas felicitaciones por redes sociales y hasta la política Carme Chacón le escribió, aunque le confundió con una jugadora de baloncesto.

R.- Eso demuestra el desconocimiento que tiene la gente sobre el fútbol femenino y también que en los éxitos de los deportistas se quieren meter siempre los políticos. Fue un tweet desafortunado, me lo tomé un poco a broma (risas). Sólo busco el aprecio de la gente del deporte que nos sigue y eso lo tengo.

P.- La selección ha logrado escribir su página más dorada con la clasificación para el Mundial de 2015, ¿ayudará al despegue del fútbol femenino?

R.- Eso es lo que queremos, tenemos puesta mucha confianza en este Mundial porque es algo histórico, muy grande y quizás sea el empujón definitivo que necesitaba nuestro deporte. Ahora tenemos que ir a Canadá a hacerlo bien y a intentar aprovechar el momento para seguir abriendo puertas.

P.- Los jugadores del equipo masculino se embolsaron 600.000 euros por cabeza por ganar el Mundial de Sudáfica 2010, ¿la federación os ha dicho algo sobre las primas por hacer un buen campeonato en Canadá?

R.- De lo único que se habla son de primas hermanas (risas). Cobramos 25 euros de dietas al día con la selección desde hace 25 años, aunque parece que se va a intentar mejorar. Esto es un ejemplo de la situación que vivimos en España y es una muestra de que es muy difícil competir con otras selecciones cuyas jugadoras son profesionales y tienen más apoyos. Si ya es complicado meterse en un Mundial, esta selección tiene doble éxito, estamos entre las mejores aún con condiciones muy diferentes, partimos en desventaja en muchos aspectos y quizás esa rabia por no tener todos los medios para crecer es lo que nos empuja día a día. Lo que nos mueve es la ilusión y la pasión por este deporte, y es lo que nos ha llevado hasta el Mundial de Canadá.

Vero celebra un gol con España. Fuente: Sefútbol

Vero celebra un gol con España. Fuente: Sefútbol

P.- Muchas niñas os ven como referentes, ¿qué supone para vosotras?

R.- Eso es fundamental, las niñas tienen que querer ser como nosotras, los padres tienen que ver que ser futbolista es algo bueno y hasta ahora los referentes eran los chicos. Que tengan ahora modelos femeninos a seguir, que vean que los sueños en el fútbol son posibles y que hay un mundo de oportunidades de futuro para ellas, es la mayor motivación para nosotras. Esperamos con el Mundial llegar a mucha gente y quizás sea el boom de este deporte en nuestro país.

P.- El 6 de diciembre se celebra el sorteo, ¿hay alguna selección que prefieran evitar?

R.- Nos da un poco igual, una vez que estás en el Mundial sabes que te va a tocar al menos una selección fuerte en el grupo y si tiene que ser, que sea la más fuerte de todas. A nosotras nos encantaría jugar contra Estados Unidos o con la anfitriona, sería muy especial. Y luego queremos tener también un poco de suerte con 2 selecciones más asequibles y luchar por ese primer objetivo que es lograr la 2ª plaza del grupo para pasar a la siguiente fase.

P.- ¿Qué tal van las quejas contra la FIFA por vuestro rechazo a disputar el Mundial en césped artificial?

R.- Somos bastante pesimistas, el juez dice que se trata de un caso complejo, se necesita tiempo y eso conlleva a un juicio por la vía lenta y no por la rápida que era lo que buscábamos las jugadoras para forzar una negociación y llegar a un acuerdo. Tendrían que cambiar mucho las cosas, así que tenemos que pensar que la única opción que tenemos es la de jugar en césped artificial y habrá que prepararse para ello.

La gallega y su celebración del pulpo. Fuente: Sefútbol

La gallega y su celebración del pulpo. Fuente: Sefútbol

P.- España se caracteriza por un fútbol de toque y de combinaciones rápidas, ¿puede afectar este tipo de terreno a vuestro juego?

R.- El campo de hierba artificial cambia mucho el juego, será más lento, en un Mundial jugaremos partidos cada 3 días y el tiempo de recuperación no es lo mismo que en césped natural, es un terreno mucho más duro, habrá más lesiones o molestias musculares. Pero si hay algo que nos favorece es que casi todos los equipos de España juegan en hierba artificial. En Alemania, donde juego, eso no pasa y me imagino que para ellas el cambiar de campo será más difícil que para nosotras que estamos más acostumbradas. Nosotras lo que buscamos es la mejor superficie para ofrecer el mejor fútbol de calidad y en hierba artificial no será posible.

P.- En los Juegos Olímpicos de Río no estará la selección española masculina, pero el equipo femenino tiene las opciones intactas, ¿cómo lo ve?

R.- Es muy complicado porque tendríamos que estar entre las 4 mejores selecciones europeas en este Mundial y hay equipos como Alemania, Inglaterra, Francia y Suecia que tienen un nivel muy alto. España tiene que ir paso a paso, el primer objetivo es pasar la fase de grupos y luego intentar llegar lo más lejos posible. Ojalá podamos meternos en los Juegos, sería el mayor éxito posible para el fútbol femenino español. Soñamos en grande en esta selección y vamos a pelear por ello.

P.- Ha jugado en España, Rusia, Estados Unidos, Suecia y acaba de dar el salto a Alemania, ¿qué tal lleva su adaptación a la Bundesliga?

R.- Estoy muy a gusto, me he encontrado lo que esperaba, una liga muy competitiva y un equipo con el que puedo luchar por todos los títulos. Estamos muy vivas tanto en Bundesliga como en la Copa y en la Champions, con la que tengo una espinita clavada tras perder este año la final cuando jugaba con el Tyrësso de Suecia. Espero quitármela esta temporada.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar