“Ya no somos novatos ni nos miran con ternura, somos un equipo a batir”

Irantzu García y Sergio Vez tras ganar un campeonato de España en dobles mixtos. Fuente: AD

Irantzu García y Sergio Vez tras ganar un campeonato de España en dobles mixtos. Fuente: AD

Son los reyes del curling en España, 2 joyas que se abren paso entre los mejores del hielo con precisión, estrategia, talento y esfuerzo. Irantzu García (Álava) y Sergio Vez (Basauri) mantienen su hegemonía en los campeonatos nacionales con 6 títulos y su próximo reto es plantarle cara a las potencias de este deporte en el Mundial de dobles mixtos que se celebra en Escocia. Será la sexta cita mundialista para estos primos vitorianos. Su mejor resultado fue un cuarto puesto en 2010, no tienen nada que temer y saldrán a la pista sin complejos y con ambición.

Jesús Ortiz García

Pregunta.- Después de lograr el sexto campeonato de España en dobles mixtos, ¿cómo llegáis para este Mundial?

Irantzu.- Llegamos con buenas sensaciones, hemos competido a nivel nacional estas últimas semanas lo que nos ha permitido entrenar en buen hielo. A pesar de la dificultad de hacerse hueco en un Mundial, tenemos mucha experiencia y vamos tranquilos, dispuestos a dar lo mejor de nosotros mismos.

Sergio.- Somos conscientes de que es muy difícil competir en un Mundial pero eso quizás nos motiva aún más.

P.- En España no hay pistas de hielo exclusivas para curling, ¿cómo os preparáis para cita como esta?

I.- Durante la Semana Santa disponemos de 2 horas de hielo diarias para ultimar los preparativos. No podemos ir al extranjero porque el presupuesto no alcanza para ello, siendo un deporte tan minoritario es difícil.

S.- Sin embargo, si hemos realizado algunos entrenamientos en Suiza para preparar el pasado Europeo. Además, al haber ganado diversos campeonatos el año pasado, hemos estado en Escocia y en Noruega esta temporada entrenando y jugando en muy buen hielo.

P.- El de Escocia será vuestro sexto Mundial de dobles mixtos, ¿cómo lo afrontáis?

I.- Lo afrontamos con ganas, somos uno de los equipos más jóvenes y a la vez el más veterano en asistencia. El nivel sube cada año pero siempre está la ilusión de ganar cada partido y de dar lo mejor de nosotros.

S.- Creo que siendo objetivos, nuestra meta está en quedar entre los 20 primeros de los 34 equipos que hay este año.

P.- ¿Quiénes serán vuestro rivales?

I.- Nos enfrentamos a Noruega, Alemania, Francia, Estados Unidos, China, Nueva Zelanda e Irlanda. Para nosotros, la mayoría son nuevos rivales o países que hasta ahora no han participado en el Mundial por lo que habrá que ir poco a poco.

S.- El equipo noruego quedó cuarto el año pasado y será un partido complicado. Además, tenemos una deuda pendiente con los chinos que nos ‘robaron’ el bronce en el Mundial de 2010.

P.- El año pasado disteis la sorpresa al vencer a Canadá en su casa, un país con más de un millón de licencias, ¿os veis capaces de repetir una gesta parecida?

I.- Nunca se sabe, depende de nuestro juego y actitud. En dobles mixtos cualquiera puede ganar. No estaría mal ganar a Noruega (risas). El año pasado no pensábamos que podríamos vencer a Canadá así que no se sabe lo que te deparará un partido.

P- Sin infraestructuras y con escasas ayudas, ¿cómo salís a la pista para enfrentaros a selecciones que cuentan con buenos complejos deportivos de hielo y grandes apoyos?

I.- Sin complejos ninguno. Todo el mundo sabe que no tenemos pista dedicada a este deporte y que hacemos muchísimo para lo que tenemos. La gente se sorprende y nos admira por las ganas y el entusiasmo que ponemos a pesar de no tener las infraestructuras necesarias.

P.- El mejor resultado en un Mundial fue un cuarto puesto en 2010, ¿se puede mejorar esa posición o ahora mismo es una utopía?

S.- Es muy complicado. Cada vez hay más equipos y cada vez los países mandan mejores jugadores. Sería maravilloso poder traer una medalla a casa pero mientras no tengamos una pista de hielo dedicada, es mucho pedir.

P.- ¿En qué habéis cambiado desde el primer Mundial que disputasteis siendo adolescentes hasta ahora?

I.- En actitud. Ya no somos los novatos ni la gente nos mira con ternura, ahora somos un equipo a batir. A lo largo de estos años hemos conseguido cambiar esa ternura por rivalidad, pero de la buena. También hemos conseguido que la gente nos conozca y que se sepa de la situación del curling español.

S.- En cuanto al juego también hemos mejorado en experiencia a la hora de competir y el que ahora nos conozcamos mucho mejor facilita el que podamos sacar el mayor partido a nuestro juego.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar