Yolanda Soler: “Cuando tuve que retirarme no estaba preparada para no hacer judo nunca más”

La yudoca madrileña, bronce en -48 kilos en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, ha hablado sobre la realidad de su deporte para los medios oficiales del COE.

Avance Deportivo

Avance Deportivo

@deportivoavance
22 de julio de 2020, 14:00

Pregunta.- Ha sido una de las yudocas más laureadas de la historia: 3 oros continentales consecutivos (1994-1996), además de una plata y un bronce. ¿Cómo empezó en el mundo del judo? 

Respuesta.- Empecé a hacer judo a los seis años. Tuve la suerte de que a mi padre le encantaba este deporte y me apuntó al Gimnasio Lee, en Móstoles, donde me críe. También tuve la gran suerte de que Lee, al que le mando un beso muy fuerte desde aquí, hiciera que me enamorase del judo.

Yolanda Soler. Fuente: COE

Yolanda Soler. Fuente: COE

P.- Ha participado en dos Juegos Olímpicos, en Barcelona 1992 y en Atlanta 1996, sumando una medalla de bronce. ¿Cuál fue su mejor recuerdo de esa medalla y de los Juegos?

R.- De ese día que conseguí la medalla olímpica recuerdo todo, absolutamente todo: desde la noche anterior hasta el momento en que me monte en el bus en la villa olímpica para ir hacia el pabellón. Recuerdo cada combate, recuerdo la medalla de bronce, para mí fue, sin ninguna duda, un día muy muy especial en mi vida que me ha marcado y me marcará siempre. Pero no fui consciente de que había ganado una medalla olímpica hasta que no llegué a Madrid y espontáneamente estaba absolutamente toda mi familia esperándome en el aeropuerto. Fue un sueño cumplido, la recompensa a mucho trabajo, a mucho esfuerzo y a mucha ilusión. Los Juegos Olímpicos de Barcelona para mí son lo mejor que me ha pasado, mi mejor experiencia deportiva -medalla aparte-. Sin ninguna duda, haber vivido Barcelona me hace sentir realmente afortunada, fue un auténtico lujo porque fueron los primeros en los que las mujeres del judo fuimos olímpicas; y ahí estuve yo. Fue una de las mejores experiencias deportivas de toda mi carrera.

P.- ¿Qué siente al ser miembro del Equipo Olímpico Español?

R.- Ser miembro del Equipo Olímpico Español para mi es un orgullo, sin ninguna duda, me siento totalmente feliz y orgullosa de pertenecer a esa gran familia.

P.- Llega su retirada, pero continúa vinculada a su deporte porque fue seleccionadora del equipo nacional de judo de 2008 a 2012. ¿Qué recuerda de esa experiencia?

R.- Como entrenadora del equipo nacional he aprendido muchísimo, he tenido la suerte de pasar por casi todas las categorías, empecé con el equipo infantil y cadete y acabe con el equipo sénior en los Juegos de Londres. Sin duda, durante toda esta trayectoria he aprendido a ser mejor entrenadora porque además en el equipo nacional hay tanta variedad de deportistas, de sistemas distintos, de clubes distintos; vives con ellos momentos realmente muy especiales y de mucha tensión y eso te hace crecer, aprender cada día, saber que no vale lo mismo para cada deportista y que lo que tú viviste era muy fácil al lado de los que tienes que ser como entrenadora.

P.- Siempre ha sido una mujer de raza, muy luchadora y perseverante. Ahora, se dedica al coaching tanto deportivo como empresarial. ¿Qué aporta a la gente Yolanda Soler en sus charlas?

R.- Una de las cosas esenciales que aporto es el conocimiento experiencial porque cuando hablas de rendimiento, de autoconfianza, de fortaleza mental, de toma de decisiones, cuando hablas de tantas variables que tienes que manejar para aumentar tu rendimiento al máximo ya sea a nivel deportivo como a nivel empresarial incluso a nivel personal. El haber vivido esas cosas en primera persona es un plus, eso no lo has aprendido en ningún libro ni nadie te lo ha contado, es algo que lo has vivido tú, que lo sientes en tu piel, que te sale de dentro… creo que es muy importante que al conocimiento académico le pongas ese plus de conocimiento experiencial.

Yolanda Soler. Fuente: COE

Yolanda Soler. Fuente: COE

P.- Para alguien que está empezando, ¿qué consejo le daría?

R.- Para cualquier persona que esté en el comienzo de algo, que esté empezando un deporte, empezando su carrera deportiva a un nivel más alto, que esté montando una empresa, que esté en el inicio de un camino, lo primero que le recomiendo es que tenga claro su objetivo, que sepa que es lo que quiere y esté dispuesto a pagar el precio por conseguirlo. Muchas veces queremos muchas cosas pero el camino es duro y el precio suele ser alto, cuando alguien tiene claro su objetivo y está dispuesto a pagar el precio por conseguirlo; creo que ahí empieza la primera parte para conseguirlo.

P.- El judo es más que un deporte, es una forma de vida. Sabemos que sus hijos han seguido su camino. ¿Y usted, sigue practicando judo?

R.- Me siento supercontenta y superfeliz de que mis hijos hagan judo y que lo hagan al nivel que lo hacen. Muchas veces dicen que mejor que tus hijos hagan otro deporte que con el judo se sufre mucho y para mí el judo es mi pasión, es mi forma de vida, es una cosa que me ha hecho vibrar y me encanta que a ellos les pase lo mismo y pueda acompañarles en el camino y vivir con ellos las cosas que te da este deporte. En cuanto a mí, desde que me retiré no puedo hacer judo porque la lesión de hombro no solo me impedía competir, eso lo acepte relativamente fácil, para lo que no estaba preparada era para no volver a hacer judo nunca más. Si hago judo mi hombro se sigue “saliendo” y, a día de hoy, ya lo tengo asumido. Afortunadamente los médicos antes de retirarme me dijeron que podía hacer prácticamente de todo menos judo, así que intento vivirlo de otra manera desde mi faceta de entrenadora y de coach deportivo.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar