Alejandra Quereda: “El objetivo es una medalla en la general del Mundial, es la que nos falta”

El equipo español de gimnasia rítmica durante uno de sus ejercicios en el tapiz. Fuente: Oleg Naumov

El equipo español de gimnasia rítmica durante uno de sus ejercicios en el tapiz. Fuente: Oleg Naumov

La capitana de la selección española de gimnasia rítmica confía en el gran momento que atraviesan para subir al podio en Izmir (Turquía).

Jesús Ortiz García
Actualizado: 22/09/2014 08:00 horas

Hace un año hicieron sonar el himno español en el Mundial de Kiev con el oro en la modalidad de mazas, al que añadieron un bronce en la de mixto -3 pelotas y 2 cintas-. Con ilusión y muchas ganas el equipo español de gimnasia rítmica viaja ahora a Izmir (Turquía) para intentar repetir el éxito de 2013. El conjunto formado por Alejandra Quereda, Lourdes Mohedano, Artemi Gavezou, Sandra Aguilar y Elena López se fija un nuevo reto: “El objetivo es una medalla en la general del Mundial, es la que nos falta”.

Las palabras de la capitana reflejan la ambición de un grupo que destila expresividad, talento y carácter sobre el tapiz. “Llevamos una buena temporada y siempre cumplimos en cada competición que hemos disputado. A ver si seguimos con la racha y logramos subir al podio, sería un gran éxito”, recalca Alejandra.

El quinteto español de gimnasia. Fuente: Oleg Naumov

El quinteto español de gimnasia. Fuente: Oleg Naumov

Este año han logrado un bronce en mazas del Europeo de Baku y algunas medallas en citas internacionales, la última, en la Copa del Mundo de Kazan (Rusia), donde fueron terceras en el concurso general. Ahora, del 26 al 28 de septiembre en territorio otomano confían en alcanzar la gloria en alguna final por aparatos. “Llegamos al Mundial en mejor forma que en el campeonato de Europa, sólo necesitamos un poco de suerte y que las cosas salgan bien. Llevamos mucha carga de trabajo detrás y esperamos que nuestro esfuerzo se vea recompensado”, apunta la alicantina.

En mazas, donde ya lograron el oro en 2013 son una de las favoritas, pero también esperan sorprender en el mixto. “Hemos hecho pequeños retoques y mejorado algunos detalles, sobre todo, en la sincronización entre gimnastas ya que es un ejercicio nuevo y muy arriesgado que se caracteriza por la fuerza. Queremos hacer bien todo lo que esté en nuestras manos, las notas no dependerán de nosotras”, explica.

Asentadas en la élite

El equipo dirigido por la seleccionadora Anna Baranova y la entrenadora Sara Bayón ha cambiado su estatus mundial en los últimos años, en los que se ha ganado el respeto de rivales y jueces. “Desde el 2012 en el que hicimos una temporada bastante fuerte, empezamos a asustar al resto de países, nos van teniendo en cuenta cada vez más y confiamos que siga así porque es difícil llegar pero más aún mantenerse en la élite”, subraya Alejandra.

Para la capitana de la selección, las claves de ese salto de calidad radican en el tiempo que llevan entrenando juntas en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid: “Estamos muy compenetradas tanto dentro como fuera, somos un equipo consolidado, con experiencia, somos de las más veteranas en el panorama internacional y eso nos aporta una madurez en el tapiz que hace que estemos mejor”.

Sandra, Alejandra, Artemi, Lourdes y Elena. Fuente: AD

Sandra, Alejandra, Artemi, Lourdes y Elena. Fuente: AD

En Turquía ven como “favoritas a las rusas, están un nivel por encima”, aunque en el Torneo Internacional de Brasil -España logró 2 platas y un oro- “demostraron que también son humanas y pueden cometer sus fallos. Pero siguen contando con mucho apoyo por parte de las juezas, así que siempre será difícil competir contra ellas”. Después hay un grupo muy igualado con Bulgaria, Bielorrusia, Israel, Italia y España. “Podemos ganar medallas, lo que nos diferencia del resto es que no sólo hacemos gimnasia, contamos una historia a través del ejercicio y de la música con capacidad para transmitir con mucha garra y arte”, añade.

Unas 7 horas diarias de entrenamientos de alto voltaje, sacrificio y esfuerzo les ha costado para que reconozcan su trabajo a la sombra, pasando también por una delicada situación económica. “Ha sido complicado en los últimos años, no podíamos salir a competir, no teníamos dinero para viajar ni para maillots y aparatos nuevos, así que tuvimos que reciclar material en mal estado. Pero esa época ya pasó, ahora con la ayuda de la Federación Española de Gimnasia y del Consejo Superior de Deportes vamos mejorando”, confiesa.

Sin embargo, lamentan que un campeonato del mundo no se retransmita en España. “El año pasado logramos algo histórico y nuestros familiares no pudieron verlo por televisión. Este año vamos por el mismo camino, así que habrá que verlo por Internet”. En ocasiones, se sienten más valoradas en el extranjero: “Cuando regresamos de Kiev con 2 medallas nadie nos recibió en el aeropuerto de Madrid. Un mes después fuimos a México y teníamos a mucha gente esperándonos, nos chocó bastante”. A pesar de los obstáculos, Alejandra, Lourdes, Artemi, Sandra y Elena seguirán ofreciendo su mejor baile.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar