Carolina Marín, plata en el Superseries de Australia

La jugadora de bádminton Carolina Ruiz logra la plata en Australia. Fuente: badminto.es

La jugadora de bádminton Carolina Ruiz logra la plata en Australia. Fuente: badminto.es

Colosal torneo el que ha disputado la jugadora andaluza de bádminton, que cae en la final ante la india Saina Nehwal, actual número 8 del mundo.

Jesús Ortiz García

Con la miel en los labios se ha quedado Carolina Marín en tierras australianas. La andaluza, que había accedido por primera vez en su carrera a la final de un torneo Superseries de bádminton, no pudo conquistar el oro, pero logra una medalla de plata que engrosa su brillante palmarés.

Llegaba al último duelo del Open de Australia después de arrasar en los encuentros anteriores a la número 5 del mundo, la surcoreana Ji Hyung Sung , a la medalla de bronce en el pasado Mundial, la india Sindhu y a la japonesa Hashimoto. Todos sus partidos sin perder ni un set y con un juego sobresaliente.

Pero en la final de Sidney no pudo derribar el muro de la india Saina Nehwal, que ha acabado imponiéndose por 21-18 y 21-11. Marín vendió cara su derrota, sobre todo, con un gran primer set, en el que hizo sudar a su rival con un juego eléctrico y latigazos con la zurda.

Fue un intercambio de golpes entre ambas jugadoras y la española opuso una resistencia férrea ante las acometidas de la india, que exhibió su potencial para adjudicarse la primera manga por un igualado 21-18.

En el segundo set, la actual número 8 del mundo y medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, apenas dio opciones a la onubense, que intentó estrechar el marcador tirando de su garra y variedad de golpeos, para la diferencia era demasiada. Al final, triunfo de Nehwal por 21-11.

“Estoy muy decepcionada con mi juego en la fnal porque no he dado lo mejor sobre la pista”, ha comentado tras finalizar el partido. Aún así, colosal ha sido el campeonato que ha firmado en Australia la vigente campeona de Europa, que logra su primera medalla en un Superseries, sólo un paso más en la progresión de una jugadora precoz -tiene 21 años recién cumplidos-, una de esas joyas que pueden dar grandes alegrías al deporte español.

Tras finalizar su gira por Asia y Oceanía, Carolina Marín figura en el Top 10 del ranking mundial, demuestra que se encuentra en un nivel mayúsculo y que puede tutear a las mejores jugadoras.

Estos resultados le otorgan un plus de motivación para preparar la gran cita de la temporada, el Mundial en Dinamarca del 25 al 31 de agosto, donde espera superar los cuartos de final de la pasada edición.

 

 

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar