Miguel Alvariño, el 'Robin Hood' de As Pontes

Humilde, trabajador, con talento y ganas, el gallego de 21 años se ha convertido en uno de los mejores arqueros de Europa del momento tras su oro en los Juegos de Baku.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@Jesusortizgar
24 de Junio de 2015, 20:55

El arquero Miguel Alvariño. Fuente: Baku2015

El arquero Miguel Alvariño. Fuente: Baku2015

De pequeño jugaba al fútbol, pero en As Pontes llovía mucho y tampoco le gustaba correr, también practicaba kárate, que le llegó a aburrir, así que encontró su camino en la diana. Ahora, con 21 años, Miguel Alvariño se ha convertido en el mejor arquero europeo del momento. “Me encantaban las películas de Robin Hood, pero no sabía que el tiro con arco existía como deporte”, confiesa. Su medalla de oro en los Juegos Europeos de Baku le encumbra a la élite mundial.

En el estadio Tofiq Bahramov de Azerbaiyán se emocionó en el podio, tras años como promesa emergente, acababa de lograr su primer gran éxito internacional. “No esperaba ganar, como mucho quizás un bronce. Fui a muerte, a por todas y salió todo mejor de lo esperado. Fue el día más feliz de mi carrera y no pude aguantar las lágrimas cuando sonó el himno de España”, reconoce.

En diciembre de 2008 el entrenador del Club Sílex, Manolo Buitrón, vio en él un talento especial y le animó a lanzar flechas. “En unas pruebas dí varias veces en el amarillo de la diana, veía que se me daba bien, así que decidí continuar. Desde entonces no he soltado el arco”, dice. Trabajador, disciplinado y con mucho potencial, Alvariño pelea por los objetivos que se marca.

Como un juego entre amigos

Alvariño con el oro. Fuente: COE

Alvariño con el oro. Fuente: COE

Su humildad, ambición, ganas e ilusión le han permitido progresar a base de horas de entrenamientos, de repeticiones y de mecanizar la misma rutina. Pero también por su capacidad para controlar la tensión y por su puntería. “Tirando puedo parecer tranquilo, con mucha confianza y sin nervios, pero la procesión va por dentro (risas). El tiro con arco me lo tomo como si fuese un juego entre amigos, intento siempre disfrutar con lo que hago”, recalca.

A Baku llegaba sin apenas experiencia absoluta hasta hace unos meses, en los que ha firmado buenas actuaciones en la Copa del Mundo (6º en Shanghai y 7º en Turquía), siendo el mejor arquero del Viejo Continente. Fue eliminando a sus rivales con solvencia hasta plantarse en la final, donde arrasó a Sjef van den Berg por un contundente 7-1, agüjereando la diana con 6 disparos al 10 y otros 6 al 9. “Tiraba cada flecha como si fuese la última”, ese fue el secreto del ‘Robin Hood’ pontés para lograr el oro, junto a la motivación de Hyung Mok Cho, el coreano que entrena a la selección española: “Me decía que era el mejor del mundo”.

Un metal dorado que se suma a la plata que ya logró en la prueba por equipos junto a Juan Ignacio Rodríguez y Antonio Fernández ‘Yiyo’. “Tuvimos mala suerte en el desempate en la final, pero la medalla que logramos nos sabe a oro, lo dimos todo. Nuestro nivel está creciendo y ahora estamos entre los mejores de Europa, aunque habrá que trabajar mucho para mantenerse”, afirma.

Nuevos retos

Los Juegos Europeos han servido para medir el nivel actual de Alvariño, que se ha enfrentado a lo mejor de Europa en tiro con arco recurvo, la modalidad olímpica. “En esta competición había mucha calidad, gente que está en la élite mundial como el alemán Kahllund, el holandés Van den Berg o los italianos Michele Frangilli y Mauro Nespoli que fueron medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012″, apunta.

El gallego en Baku. Fuente: COE

El gallego en Baku. Fuente: COE

El gallego figura en el puesto 10 del ránking mundial y entre los 5 mejores de la Copa del Mundo, algo que le aporta una dosis de motivación para fijar nuevos retos con más ambición. “El haber ganado me da un extra de confianza para saber que estoy al nivel de los mejores del mundo. Sé que puedo aspirar a ganar medallas en todos los campeonatos, pero voy paso a paso, mi intención es mejorar cada día y ya se verá hasta donde puedo llegar”, aclara.

El arquero estará en el Mundial de Dinamarca, que reparte las plazas para los Juegos de Río de Janeiro 2016: “Firmaba ya la medalla y el billete olímpico (risas), pero es muy complicado, los arqueros son muy buenos y lo pondrán muy difícil. Lo voy a dar todo, el objetivo sería conseguir una plaza con el equipo español y también otra individual, sería un éxito”.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar