Miguel Alvariño, un arquero de oro en Baku

El arquero gallego, Miguel Alvariño, durante los Juegos Europeos de Baku. Fuente: COE

El arquero gallego, Miguel Alvariño, durante los Juegos Europeos de Baku. Fuente: COE

El gallego de 21 años se ha proclamado campeón en tiro con arco en los Juegos Europeos de Baku tras una gran regularidad y precisión durante todo el campeonato.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@Jesusortizgar
22 de Junio de 2015, 14:40

Fijó su mirada en la diana, respiró, repitió su rutina habitual y clavó la flecha en el centro del parapeto para conquistar una medalla de oro y escribir un capítulo dorado en la historia del tiro con arco en España. Miguel Alvariño se ha coronado como el mejor arquero en los Juegos Europeos de Baku y añade un metal más a la plata que ya logró en la competición por equipos junto a Juan Ignacio Rodríguez y Antonio Fernández ‘Yiyo’.

Con regularidad, buen equilibrio, confianza, infalible puntería y una muñeca que no tiembla, el gallego subió al primer peldaño del podio. Admirador de Robin Hood, el deportista de As Pontes brilló en el estadio Tofiq Bahramov con el arco recurvo, la modalidad olímpica, para confirmar que se ha convertido en una de las sensaciones de la temporada, destacando como el mejor europeo, no sólo en Azerbaiyán sino también en las 2 Copas del Mundo de este año.

Miguel Alvariño con el oro. Fuente: COE

Miguel Alvariño con el oro. Fuente: COE

Alvariño, de 21 años, se plantó en la final para medirse en un duelo con el holandés Sjef Van den Berg, al que batió por 7-1. En su camino hacia el oro, el español comenzó consiguiendo el 12º mejor resultado de los 64 participantes en la ronda clasificatoria. En la 1ª ronda venció por 6-4 al griego Alexandros Karageorgiou y en la siguiente al belga Robin Ramaekers por un contundente 6-0.

Ya en octavos, el pontés ganó 7-3 al alemán Florian Kahllund, verdugo del español Antonio Fernández en la anterior fase. En cuartos le acompañó la suerte y tras una eliminatoria muy disputada con el ucraniano Heorhiy Ivanytskyy, se impuso por 6-5 en el desempate con una flecha por distancia al centro de la diana. En semifinales esperaba el polaco Slawomir Naploszek, y otra vez, espectacular actuación del gallego, que ganó 7-3 con 7 tiros de 10 puntos y 8 de 9 puntos.

Al alumno del seleccionador Hyung Mok Cho, le tocaba enfrentarse en la lucha por el oro con Van den Berg. El duelo comenzó muy igualado (28-28), el 2º set el español se lo adjudicó por 29-27 y el 3º por 28-27, dejando el resultado en 5-1 y a un paso de la medalla dorada. En el definitivo set, al español no le tembló el pulso y cerró su participación con un 10 en la diana que le daba el oro.

Tras rozar el podio en Copa del Mundo este año (6º en Shanghai y 7º en Turquía), Alvariño tenía claro que en Baku daría un paso al frente. “Voy con el objetivo de conseguir una medalla tanto en individual como por equipos. Voy a ir a pelear por ellas como sea”, decía antes de partir a la capital azerbaiyana. Dicho y hecho. El arquero añade 2 preseas más a un palmarés en el que figura una plata en el Mundial júnior y el récord de España de 72 flechas a 70 metros con 684 puntos.

Sin apenas experiencia internacional en categoría absoluta hasta hace tan sólo unos meses, se erige como la referencia del tiro con arco español. Este año su gran objetivo es conseguir la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el próximo Mundial de Dinamarca en julio.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar