Alicia Marín, flechas de bronce en Baku

La arquera española Alicia Marín durante los Juegos Europeos. Fuente: Baku2015

La arquera española Alicia Marín durante los Juegos Europeos. Fuente: Baku2015

La joven arquera española sigue dando pasos agigantados y en los Juegos Europeos ha ofrecido su mejor versión para conquistar una medalla.

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@Jesusortizgar
21 de Junio de 2015, 14:59

Hace casi un año cuando aún era cadete, se coló en la fiesta de los ‘mayores’ para llevarse la medalla de bronce en el campeonato de Europa absoluto en Armenia. Ahora, con 18 años, Alicia Marín se ha doctorado en tiro con arco tras conquistar un nuevo metal de bronce en los Juegos Europeos de Baku.

La madrileña ya se codea con las mejores en la élite y en el estadio Tofiq Bahramov volvió a demostrar su talento e infalibilidad con el arco y las flechas para conseguir una presea. Después del éxito del equipo español masculino -Miguel Alvariño, Juan Ignacio Rodríguez y Antonio Fernández- con la plata, Alicia Marín ha ratificado el buen nivel por el que atraviesa este deporte en España.

La alumna de Hyung Mok Cho cuajó una gran actuación durante todo el campeonato y aunque se le escapó el pase a la final, se resarció en la lucha por el tercer puesto ante la griega Evangelia Psarra, a la que se impuso por 6-4.

Alicia Marín. Fuente: Baku2015

Alicia Marín. Fuente: Baku2015

En su camino hasta el bronce, la arquera española fue 19ª en la fase de clasificación con 636 puntos, muy cerca de los puestos de cabeza. En la 1ª ronda de eliminatorias venció 6-2 a la estonia Laura Nurmsalu. En la siguiente ganó por un ajustado 6-5 a la francesa Laura Ruggieri en la flecha de oro.

En octavos de final doblegó a la georgiana Yuliya Lobzhenidze por un contundente 6-2. Mismo resultado cosechó ante la italiana Guendalina Sartori en cuartos. En semifinales, pese a tener buenos lanzamientos, no pudo con la danesa Maja Jager (1-7).

Pero en el duelo por el bronce, la madrileña sacó a relucir su gran técnica, seguridad con el arco, inteligencia y precisión para subir al tercer cajón del podio tras ganar a la griega Psarra alcanzando los 10 puntos en la diana hasta en 6 ocasiones.

“Me sentí bastante mejor en la eliminatoria por el bronce que en semifinales, más confiada y con los nervios mejor canalizados”, ha declarado Alicia Marín a Avance Deportivo, y ha resaltado sobre Baku que “había muy buen ambiente siempre y eso me ha gustado bastante. He disfrutado como nunca y he aprendido muchísimo. Y los pequeños fallos, como digo siempre, a trabajarlos y ponerlos en práctica en la próxima”.

Un nuevo logro para la mejor arquera española del momento, que sigue una progresión meteórica y que alimenta esperanzas para el tiro con arco en España en las grandes competiciones.

Comenzó a lanzar sus primeras flechas con 3 años en los torreones que forman la muralla del Castillo-Santuario de Caravaca de la Cruz (Murcia) con un arco que su padre le había fabricado con caña de bambú y una cuerda. Ahora ya está encaramada con las mejores del mundo y aún le queda mucho camino por recorrer.

El Mundial de Dinamarca será su próximo reto este año, donde intentará lograr un billete para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar