André Oliveira, tras los pasos de David Cal

El piragüista gallego, André Oliveira, durante un entrenamiento. Fuente: AD

El piragüista gallego, André Oliveira, durante un entrenamiento. Fuente: AD

Con la retirada del 5 veces medallista olímpico, el joven piragüista gallego se queda como una de las referencias del C1-1.000 metros.

Jesús Ortiz García
Actualizado: 06/04/2015 20:53

Su bautizo en el piragüismo llegó unas semanas antes de ver a David Cal colgarse un oro y una plata en los Juegos de Atenas 2004. Las medallas olímpicas orientaron a André Oliveira a la canoa cuando aún no había aprendido a mantener el equilibrio sobre la embarcación en el Club Náutico de Pontecesures. “Al principio me lo tomé como un hobby junto a los amigos de la pandilla, no tenía una referencia, pero cuando él se dio a conocer por sus logros, se convirtió en mi ídolo”, confiesa.

El canoísta español. Fuente: AD

El canoísta español. Fuente: AD

Para el joven gallego, la retirada por falta de motivación del mejor deportista español en los Juegos -5 medallas- ha sido un jarro de agua fría: “Fue una sorpresa, nadie esperaba esta noticia. Para mí ha sido muy triste, es un referente mundial en el piragüismo y en el deporte. Entristece el hecho de que no le volvamos a ver subido en una canoa. Lo mejor que me llevo de él ha sido verle competir, su ambición y la tranquilidad con la que afrontaba tanto grandes campeonatos como una competición en Galicia”.

Desde su título de campeón de España de 5.000 metros en su 2º año de cadete, el padronés no ha parado de crecer en el barco individual y con el doble. Incluso, en los últimos 5 años le ha plantado cara al coloso de Hío, al que dejó sin billete para el Europeo de esta temporada. “La 1ª vez que le gané a David en C1-1.000 metros ha sido este año en el selectivo. Él era el plato fuerte de la competición pero me encontré muy bien y conseguí la plaza. Pero en otras distancias, como el C1-200, ya le gané en 2010 en un control para ir al Europeo y al Mundial. Pensar que le he ganado al más grande del piragüismo me da una motivación extra para afrontar los objetivos”, asegura.

La ausencia de Cal no varía la hoja de ruta de Oliveira hacia los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. “Mi objetivo sigue siendo el mismo, que es el 18 de julio con el selectivo para ir al campeonato del mundo. La presión sigue siendo la misma, tanto yo como el resto de deportistas que van a presentarse, nos quitamos al rival más complicado, al más duro de pelar. Cualquiera que esté en la parrilla de salida está capacitado para tomar el relevo de David Cal”, recalca.

Campeonato de Europa y Juegos Europeos

Oliveira, que se prepara entre Pontevedra y las pistas de Verducido, aún tiene mucho camino por recorrer para intentar emular a su ídolo en unos Juegos. De hecho, el canoísta aún no cuenta con una plaza para el Mundial de Milán del 20 al 23 de agosto.

“Estoy con buenas sensaciones, está saliendo bien la preparación. El objetivo principal es el 18 de julio con ese selectivo, pero sin descuidar el Europeo, en el que espero realizar un buen puesto, y los Juegos Europeos de Bakú, en los cuales tengo bastantes ganas de competir. Serán 2 buenas regatas para ver en qué nivel estoy”, explica.

André Oliveira en una prueba. Fuente: AD

André Oliveira en una prueba. Fuente: AD

En el próximo selectivo no sólo buscará su pasaporte para el Mundial, sino también un respaldo económico que le permita perseguir sus objetivos en este deporte. “No tengo nada de ayudas y es triste, sólo cuento con el apoyo de mis padres y del Club Naútico Firrete”, subraya. A los gastos de viajes y combustible se le úne el material, como la canoa, la cual acaba de cambiar para mejorar sus prestaciones. “Cuesta unos 3.000 euros, pero es clave tener una buena para estar con los mejores”, subraya.

Esta perla del piragüismo español confía en realizar “un buen papel en el Europeo y en el Mundial para que me asignen una beca. No sólo nos jugamos un resultado en la competición, sino continuar en este deporte. Con un pequeño apoyo económico nos daría más tranquilidad para preparar los campeonatos”.

El gallego espera elevar el nivel conquistando en verano un billete para Río de Janeiro, aunque tampoco le obsesiona. “De momento lo veo un poco lejos, no me como la cabeza con los Juegos Olímpicos, prefiero ir paso a paso y preparar todo lo que viene ahora. Es una tontería pensar en Río si a lo mejor llega el selectivo, no gano y, por tanto, no podré pelear en el Mundial de Milán por una plaza para los Juegos. Pero está claro que voy a darlo todo para estar en Brasil”, apostilla Oliveira.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar