Carolina Ruiz: “El objetivo es subir al podio en Copa del Mundo y una medalla en el Mundial”

La esquiadora de Sierra Nevada, Carolina Ruiz, en la Copa del Mundo de Lake Louise. Fuente: @RFEDInv

La esquiadora de Sierra Nevada, Carolina Ruiz, en la Copa del Mundo de Lake Louise. Fuente: @RFEDInv

Jesús Ortiz García
Actualizado: 15/12/2014 20:34 horas

Tras el mal trago en los Juegos Olímpicos de Sochi, Carolina Ruiz afronta su 16ª temporada en la élite del esquí alpino con mucha ilusión y con ganas de seguir disfrutando. La granadina, con 33 años, es la única española que ha ganado un Descenso de la Copa del Mundo y quiere repetir la hazaña antes de dejar la alta competición. “La fecha para dejarlo está cerca, así que me tomo cada año como si fuera el último”, dice la esquiadora de Sierra Nevada, que en febrero disputará en Vail (Colorado) un nuevo Mundial, precisamente, en el mismo lugar en el que debutó en 1999: “Toca cerrar el círculo y ojalá sea con una medalla”.

Pregunta.- En Sochi afrontaba sus cuartos Juegos Olímpicos y aspiraba a todo, pero se salió de la pista en sus 2 carreras, ¿le ha costado pasar página?

Respuesta.- Me costó mucho trabajo olvidarlo, era bastante consciente de que serían mis últimos Juegos Olímpicos, por eso me dolió tanto ya que no habría una nueva oportunidad y llegaba en mi mejor momento de forma en esa época. El resultado fue el menos esperado, me veía fuerte y con opciones de medalla, así que fue difícil aceptarlo, pero no me quedó otra, tuve que pasar página. Después de ese mal trago, me quedo con la tranquilidad de que llegué allí lo mejor que pude, aunque los resultados nunca dependen de uno mismo.

La esquiadora Carolina Ruiz. Fuente: @RFEDInv

La esquiadora Carolina Ruiz. Fuente: @RFEDInv

P.- ¿Eso demuestra que no todo puede controlarse con los esquís?

R.- Eso es, en nuestro deporte hay muchas carreras que no son reales para todas, a veces la pista se pone muy rápida, las condiciones meteorológicas cambian y hay muchos factores que uno no puede controlar desde los esquís. Aunque me supo mal lo de los Juegos porque fueron errores técnicos míos ya que me caí 2 veces y esa pista no perdona ningún fallo, sólo puedo decir que intenté prepararme al máximo y llegué mejor que nunca a una competición.

P.- ¿Qué es lo que le anima a seguir en la alta competición?

R.- Son varias cosas, una de ellas es que me encuentro en mi mejor nivel y siempre tengo margen de mejora, soy una persona muy exigente conmigo misma. También sé que aún no he dado mi máximo, que mi cuerpo y mi físico todavía me aguantan y sigo disfrutando con este deporte. He aprendido a confiar en el trabajo sin estar tan pendiente de los resultados porque si te encuentras bien y crees en lo que haces, los logros aparecen antes o después.

P.- Con 33 años, ¿cree que está ante sus últimas temporadas?

R.- La fecha para dejar el esquí al más alto nivel está cerca, ahora mismo cada año que afronto me lo tomo como si fuera el último y cuando llegue el final de la temporada tomaré la decisión de si sigo o no. No soy de las que me paro a mitad de una temporada, así que ya se verá si todavía queda Carolina para uno o dos años más (risas), y mientras llega, voy a disfrutar.

P.- 16 temporadas lleva en la élite, ¿qué ha cambiado en todo este tiempo?

R.- Cuántos años ya (risas), aunque tengo ganas de seguir aprendiendo y mejorando. He ido creciendo, cambié en los primeros años, en los que me dedicaba a la disciplina de gigante y a veces eslalon, y ahora es todo lo contrario ya que estoy especializada en las pruebas de velocidad, descenso y súpergigante. En este tiempo ha ido cambiando esa transición de lo técnico a lo más veloz, está claro que he ganado en experiencia, en ganas de aprender cada día y en buscar los límites. Ahora veo el esquí de otra forma, se aprende a disfrutarlo más y a valorar las cosas desde otra perspectiva. Ya sabes lo que significa y lo que cuesta lograr resultados, cuando empezaba pensaba que esto era muy fácil, pero con los años te das cuenta del trabajo que requiere estar en la élite.

P.- ¿Qué tal ha empezado este curso?

R.- Muy bien, participé en la Copa del Mundo de Lake Louise (Canadá) y quedé bastante contenta aunque los resultados fueron medios, un puesto 16 en descenso y un 18 en súpergigante con carreras muy apretadas, estábamos muy cerca de tiempo, con 20 centésimas menos te colabas entre las 10 primeras. Y ahora me marcho a Courchevel (Francia) para disputar otra Copa del Mundo.

La granadina en Solden, Austria. Fuente: @RFEDInv

La granadina en Solden, Austria. Fuente: @RFEDInv

P.- ¿Qué objetivos se marca para esta temporada?

R.- Tenemos todo el circuito de Copa del Mundo como cada invierno y los objetivos en cuanto a resultados son buscar otra vez subir al podio e incluso repetir una victoria como en 2013 en Meribel (Francia), que este año las finales de esta competición también se disputan allí. Y el mayor evento será en febrero con los campeonatos del mundo en Estados Unidos y me encantaría llegar bien preparada para luchar por una medalla.

P.- El Mundial se disputará en Vail (Colorado), precisamente, el lugar en el que debutó en un campeonato del mundo hace ya 15 años, ¿le hace ilusión?

R.- Sí, es uno de los motivos para continuar compitiendo, coincidencia del destino y ahora hay que cerrar el círculo (risas), ojalá sea con una medalla.

P.- Este año, ¿correrá sólo en pruebas de velocidad?

R.- Sí, sólo en descenso y súpergigante. Llevo un par de años en los que el descenso ha sido mi mejor disciplina pero antes era el súpergigante, así que siempre tomo por igual ambas modalidades. Las entreno con la misma intensidad y motivación, no me decanto por una. Son las pruebas del esquí alpino que tienen menos curvas pero que se va a una velocidad mucho mayor, a unos 110 km/h de media.

P.- ¿Y quiénes serán las rivales a batir?

R.- Tina Maze (Eslovenia) está muy en forma y las americanas están bastante fuerte, se nota que se están preparando con ganas porque quieren ganar en casa el campeonato del mundo. El resto estamos muy igualadas aunque siempre digo que tu máximo rival es uno mismo.

Carolina Ruiz. Fuente: @RFEDInv

Carolina Ruiz. Fuente: @RFEDInv

P.- Para afrontar los gastos de tantos campeonatos y viajes, ¿con qué ayudas cuenta?

R.- Acabo de perder a mi principal patrocinador, Mary Kay, y se hace muy complicado. Hasta el último momento parecía que íbamos a seguir juntos aunque en otras condiciones, pero la crisis llega a todos los sitios en España. He tenido mucha suerte de estar estos 2 años con ellos, porque antes llevaba tiempo sin ningún tipo de patrocinador y ahora sigo buscando, pero por más que me mueva o pida favores, aún no he tenido suerte. Y también se están reduciendo las ayudas de becas, es una época bastante difícil.

P.- La Federación Española de Deportes de Invierno tiene nuevo presidente, May Peus, ¿qué le parece?

R.- Puede ser un buen cambio, ahora mismo es muy pronto para hacer valoraciones, pero hay que darle un voto de confianza. Conozco bien el grupo de trabajo, tienen mucha motivación y ganas de hacer bien las cosas, el problema es que se encuentran con una dificultad económica, tampoco encuentran patrocinadores. Así que requiere tiempo para que se vean grandes cambios, pero creo que será muy positivo y se verán los pasos que están dando desde la federación.

P- ¿Y cómo ve la cantera española en esquí alpino, hay alguna chica que pueda dar ya el salto?

R.- Sinceramente, hay chicas jóvenes pero el nivel que tienen no se acerca al mío. Estamos hablando que llegar a estar entre las 30 mejores del mundo en cada competición exige tener un nivel muy alto. La cantera que hay en España es aún muy joven y normalmente con esa edad no se tiene ese nivel, pero hay esperanzas en que en unos años den el salto.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar