Fátima Gálvez: “No me conformo con esta plata en el Mundial, voy a por más medallas”

La tiradora de foso olímpico Fátima Gálvez durante el Mundial en Las Gabias. Fuente:  Maria Mentxaka

La tiradora de foso olímpico Fátima Gálvez durante el Mundial en Las Gabias. Fuente: Maria Mentxaka

Jesús Ortiz García
Actualizado: 16/09/2014 18:00 horas

Entre horas de estudios y practicas en el hospital, Fátima Gálvez tuvo que sacar tiempo para romper platos en el campo de tiro. El Mundial se disputaba en Las Gabias (Granada), su ‘casa’, así que tenía claro que quería llegar preparada para pelear por el podio. A pocos kilómetros de su Baena natal, esta cordobesa de 27 años subió un peldaño su estatus tras conquistar con su escopeta Perazzi MX8 la medalla de plata en Foso Olímpico. Un premio que de no haber llegado no le permitiría afrontar los gastos de próximas competiciones. Ahora promete seguir dando guerra, al menos, hasta Río de Janeiro, donde ya tiene plaza asegurada.

Pregunta.- Después de tantos meses de entrenamientos, esfuerzo y trabajo, ¿a qué sabe una plata en un Mundial?

Respuesta.- Sabe a recompensa, llegar hasta aquí ha sido muy complicado después de un año tan duro. Así que llegar al Mundial, en mi casa, en mi campo de tiro y conseguir la plata y mi segunda plaza olímpica de mi carrera deportiva, no tiene precio. Se ha cumplido uno de mis sueños, estoy muy contenta ya que no me lo esperaba.

P.- De hecho, para pasar a semifinales tuvo que disputar un desempate, ¿se vio en algún momento lejos de las medallas?

La tiradora cordobesa. Fuente: AD

La tiradora cordobesa. Fuente: AD

R.- Lo veía difícil, sobre todo, en la primera ronda al ver que iba a tener que jugármelo todo en una muerte súbita, donde siempre es una lotería. Empecé bien pero en la tercera tanda de tiros fallé un plato central y no podía tener más errores si quería clasificarme. En el desempate, la japonesa falló y sólo tuve que romper un plato. Ya en semifinales rompí los 15 platos y en la final comencé fallando los 2 primeros y era difícil remontar.

P.- El Mundial lo tuvo muy cerca tras una final polémica con la alemana Katrin Quooss, que le arrebató el oro por un sólo plato (13-12), ¿qué ocurrió?

R.- Tras la final me contaron que a la alemana le dieron válido un plato del que no salió el humo rojo ni había saltado ningún trozo, no le dio según pude ver después en el vídeo de la ISSF. Los jueces laterales levantaron la bandera diciendo que era nulo y el juez principal lo dio por bueno. De haberme dado cuenta en ese momento habría reclamado porque estuve muy cerca de ganar. Hay que aprender de estas cosas para los siguientes campeonatos.

P.- Además del subcampeonato logró el billete para los Juegos Olímpicos de Río 2016, ¿cómo se siente?

R.- Feliz y con alivio, porque me permitirá afrontar con tranquilidad las siguientes competiciones, no tendré la presión de tener que estar constantemente peleando en los campeonatos por conseguirla. Me da la oportunidad de preparar mucho mejor los Juegos. En estos próximos años competiré en los campeonatos y Copa de España, 4 copas del mundo, el Europeo y el Mundial. Espero aprender de cada una de estas pruebas para llegar muy bien a Río de Janeiro.

P.- En Londres 2012 debutó con un diploma olímpico con 25 años, a Brasil llegará con más madurez, ¿qué objetivo se plantea?

Fátima tras ganar la plata en el Mundial. Fuente: RFEDETO

Fátima tras ganar la plata en el Mundial. Fuente: RFEDETO

R.- El tiro es un deporte muy longevo en el que los éxitos suelen llegar a partir de los 30 años, aunque hay algunas excepciones. A Río llegaré con 29 años, me encuentro en un momento muy dulce de mi carrera y a partir de ahora confío en lograr medallas en campeonatos importantes. La plata en el Mundial me ha dado confianza, sé que estoy tirando bien, que voy por el camino correcto y que puedo llegar muy lejos. No me conformo con esta plata en el Mundial y voy a ir a por más medallas. Para los Juegos mi idea es prepararlo como un campeonato más y una vez allí, me veo capacitada para ganar una medalla.

P.- Tras un breve descanso toca vuelta al trabajo y a seguir recorriendo cientos de kilómetros cada día para entrenar.

R.- El pasar tantas horas en carretera es una de las peores cosas que llevo. Tengo que ir desde Baena hasta Las Gabias, en Granada y también a Jarapalo, en Málaga, ya que son los únicos campos de tiro que tengo más cerca para poder entrenar. Son muchos kilómetros al día, suelo viajar entre 4 y 5 veces por semana y se hace duro.

P.- ¿Qué fue lo que le llamó la atención de este deporte?

R.- Es un deporte que engancha, cuando rompes un plato quieres ir a por el siguiente, cuando rompes 15 necesitas ir a por 20. El hecho de tener una escopeta y la dificultad de que no sabes por donde te va a salir un plato, es increíble. Me encanta por la competitividad que existe y por el olor a pólvora. Comencé con 11 años a practicar el tiro y a ganar mis primeras medallas a nivel autonómico gracias a mi padre, que es un gran aficionado a la caza y al tiro, me llevaba a las ferias de pueblos y me gustaba.

P.- En la feria de su pueblo, ¿le han vetado en algunos puestos para que no tire con la escopeta?

R.- No suelo tirar ya porque se crea mucha expectación entre la gente y me genera más presión el romper un palillo que tirar a un plato. Aunque alguna vez que otra me han echado de los puestos porque los dejaba sin peluches (risas).

Fátima durante el Mundial. Fuente: Maria Mentxaka

Fátima durante el Mundial. Fuente: Maria Mentxaka

P.- ¿Qué factores influyen en un buen tiro?

R.- Aguantar la presión, marcarte bien los objetivos, saber corregir los errores en un momento determinado, rapidez, precisión y una buena concentración, el aspecto psicológico es muy importante. Si pierdes la serenidad, eso te lleva a cometer errores en los que puedes perder un campeonato.

P.- ¿Qué cuesta más vivir del tiro o ser enfermera?

R.- Las 2 profesiones viven momentos delicados, ahora me dedico en exclusiva al tiro porque la situación laboral en la sanidad es muy complicada en España, no hay trabajo, pero me estoy preparando las oposiciones de especialidad EIR, porque me gustaría trabajar como enfermera.

P- ¿Cómo sufraga los gastos de material y los viajes para competir?

R.- Este año iba a recibir por última vez una Beca Ado y si no hubiese ganado la medalla de plata en el Mundial, posiblemente me habría planteado dejar el tiro o continuar pero bajando el nivel de competición ya que no tenía dinero para costearme los gastos. Este deporte es muy caro, el cajón de cartucho que gasto en un entrenamiento cuesta unos 80 euros y hay que sumarle los costes de desplazamientos, comida y hoteles. Con esta medalla mantendré una beca hasta los Juegos Olímpicos. Aunque confío en que alguna persona o empresa quiera ayudarme y subirse al carro de cara a Río de Janeiro. Cuando llegas a un nivel de tiro necesitas subir un escalón más para superarte y conseguir resultados.


Fátima Gálvez Marín
Baena (Córdoba), 23-1-1987
Subcampeona individual y bronce por equipos en el Mundial de Tiro en la modalidad de foso olímpico en Las Gabias (Granada), 2014.
5ª en los Juegos Olímpicos de Londres 2012
Campeona de Europa 2011 en Belgrado (Serbia)
Medalla de oro en la prueba de la Copa del Mundo de Londres 2012

 

[touchcarousel id=’191′]
Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar