José Manuel Ruiz: “Un oro en Río sería ponerle el broche a mi carrera”

El palista granadino, José Manuel Ruiz, es el abanderado español en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Fuente: RFETM

El palista granadino, José Manuel Ruiz, es el abanderado español en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Fuente: RFETM

Jesús Ortiz García

Jesús Ortiz García

@JesusOrtizAD
28 de agosto de 2016, 18:42

Más de dos décadas en la élite del tenis de mesa mundial era un aval suficiente para recibir la recompensa de ser el abanderado español en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Los de Brasil serán sus sextos consecutivos, lo que convierten a José Manuel Ruiz en el deportista en activo con más participaciones. El palista granadino, que nació sin parte del brazo derecho, acumula más de 30 medallas en mundiales y europeos. En los Juegos, una plata individual y otro metal plateado y dos bronces por equipos. Con 38 años enarbolará la bandera rojigualda en el estadio de Maracaná y sueña con un oro para ponerle la guinda a un palmarés excelso.

Pregunta.- En unos días portará la bandera española en la inauguración de los Juegos Paralímpicos, ¿qué siente como abanderado?

Respuesta.- Es un reconocimiento a una larga trayectoria defendiendo los colores de España. Tengo una mezcla de sentimientos, estoy orgulloso y feliz de ser la cabeza visible de los 114 deportistas españoles en Río. Es algo histórico porque ningún andaluz ha sido nunca el abanderado en una ceremonia inaugural de unos Juegos en verano. Es una gran responsabilidad, será un momento único e irrepetible, había candidatos que han hecho méritos, por eso aún trato de asimilarlo. Y espero estar a la altura, primero en el desfile y después en la mesa, donde trataré de dar lo mejor de mí.

Ruiz, con David Casinos y Teresa Perales. Fuente: CPE

Ruiz, con David Casinos y Teresa Perales. Fuente: CPE

P.- Con 17 años debutó en unos Juegos, en Atlanta 1996, ¿cómo los recuerda?

R.- Fue una sorpresa porque no estaba clasificado, pero la federación tenía una plaza y el seleccionador confió en mí. Era muy joven y siempre les estaré agradecido por la oportunidad que me dieron. Los recuerdo con mucha ilusión, sin esperarlo me vi en unos Juegos. Aunque pagué la novatada, no estaba aún preparado para enfrentarme a los mejores, pero me sirvió de experiencia para siguientes competiciones importantes donde logré buenos resultados.

P.- ¿Cómo ha vivido la progresión del deporte paralímpico en los Juegos?

R.- La progresión ha sido enorme, aunque todavía queda mucho camino por recorrer. En Atlanta 96 utilizábamos las mismas instalaciones y la villa de los olímpicos. Pero el cambio fuerte fue a raíz de Pekín 2008, igualar aquellos Juegos a nivel organizativo y de infraestructuras será difícil. El ambiente que vivimos allí los deportistas paralímpicos fue indescriptible, muy emocionante.  En Londres 2012 aparecieron las nuevas tecnologías, las redes sociales e Internet permitieron dar un salto importante, hubo una mayor cobertura televisiva y nuestras historias llegaron a más gente. Y ahora, los de Río son una incógnita, hasta hace poco no se sabía si se iban a celebrar por la falta de dinero, aunque lo que más preocupa es la inseguridad.

P.- Un oro en Río vale 30.000 euros, ¿recibió recompensa económica cuando ganó su primera medalla en Sidney?

R.- Sólo una palmada en la espalda y una foto con el político de turno. Es una buena noticia pero todavía queda mucho para equipararnos a los olímpicos (el oro valía 90.000 euros) y no hay que parar porque hay deportistas paralímpicos de muchos países menos desarrollados que España que reciben un gran apoyo. Nosotros, además de tener que superar a los rivales o luchar contra el tiempo si buscas una marca, peleamos también contra una discapacidad. Invertimos muchas horas de entrenamientos para competir a un nivel tan alto y ojalá las administraciones públicas se den cuenta de esa desigualdad.

P.- ¿Ha tenido que romper muchas barreras?

R.- Algunas, aunque lo mío es diferente al que pierde una parte de su cuerpo por un accidente, mi discapacidad fue de nacimiento, así que no lo he visto como si me faltase algo, nunca eché de menos mi brazo derecho. El ser humano tiene una gran capacidad de adaptarse ante cualquier obstáculo y siempre miras hacia adelante. Los niños, cuando acudo a darles una charla se asustan al ver que me falta un brazo y lo primero que les pregunto es si creen que puedo abrocharme los cordones con una mano. Todos dicen que no y con ese simple gesto capto su atención y les demuestro que con esfuerzo pueden lograr cualquier cosa que se propongan, aunque tenga más dificultad.

José Manuel Ruiz aspira a medalla en Río. Fuente: RFETM

José Manuel Ruiz aspira a medalla en Río. Fuente: RFETM

P.- ¿Qué tal ha llevado este ciclo olímpico?

R.- Me ha ido bastante bien. Estos últimos 4 años he estado jugando en el club Rivas de Madrid en la Superdivisión Nacional, comparable a la Primera División en fútbol o a la ACB en baloncesto. He ganado bastantes partidos a jugadores sin discapacidad, ya que el tenis de mesa es el único deporte en el que los paralímpicos estamos completamente integrados. Estoy bastante satisfecho con mi rendimiento. Y a nivel internacional con la selección, además de sumar metales individuales, conseguimos una medalla en el Mundial por equipos y en el Europeo perdimos la final en 2015.

P.- Con su compañero Jorge Cardona forma un gran tándem, lograron plata en Pekín 2008 y bronce en Londres 2012, ¿llegará la 3ª en Brasil?

R.- Ojalá, para eso peleamos. Hemos quedado campeones de Europa varias veces por equipo, subcampeones del mundo, hemos sacado 2 medallas en Juegos paralímpicos. Los resultados están ahí, hay buen feeling y eso se nota en la mesa. Llevamos muchos años jugando juntos, nos hemos preparado muy bien para Río y esperamos estar a la altura para poder otra vez luchar por las medallas.

P.- Tiene dos platas y dos bronces en los Juegos Paralímpicos, ¿el deseado oro individual es posible en Río?

R.- Sueño con ese oro porque sería cerrar el círculo de manera inmejorable, sería ponerle el broche a mi carrera. Ya tengo oros en mundiales y europeos por equipos, plata y bronce en los Juegos paralímpicos y me faltaría ese oro en unos Juegos. No quiero obsesionarme porque quizá he tenido ese pensamiento anteriormente y no me ha favorecido porque me ha creado cierta ansiedad. Soy muy autoexigente y voy a luchar cada punto como si fuera el último, viviendo cada partido como si fuera una final. Espero que la experiencia me ayude en los momentos decisivos.

Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar