Kim López, el rey Midas del lanzamiento

El discóbolo valenciano Kim López durante una competición. Fuente: Servimedia

El discóbolo valenciano Kim López durante una competición. Fuente: Servimedia

El valenciano de 25 años estuvo a punto de dejar el atletismo pero no arrojó la toalla y acaba de ganar 2 oros en las pruebas de disco y peso en el Europeo en la clase F12 (discapacidad visual).

Jesús Ortiz García
Actualizado: 26/08/2014 13:00 horas

Todo lo que tocó en el Europeo de Swansea (Gales) lo convirtió en oro. En la pista de atletismo británica Kim López dejó su huella tras conquistar con autoridad el título de campeón continental en lanzamiento de disco y de peso. Un año después de amagar con dejar el deporte, atraviesa por su mejor momento. Los duros entrenamientos, sacrificio y sufrimiento empiezan a tener recompensa. “Han sido muchas horas de nervios, presión y lágrimas, pero al fin me sonríe la suerte”, dice.

Hay quienes le ven como el sucesor del tetracampeón paralímpico David Casinos, pero él prefiere ser cauto: “Tiene una gran trayectoria y llegar a ser como él será muy difícil. Gana con una autoridad bestial en cada campeonato, es un referente en todo el mundo y sus rivales temen cuando escuchan su nombre. Yo aún no he hecho nada, estoy haciendo las cosas bien y ojalá consiga al menos una parte de lo que él tiene”.

Kim López. Fuente: CPE

Kim López. Fuente: CPE

El valenciano de 25 años, además de encumbrar a Casinos, destaca a Borja Vivas, Carlos Tobalina, Manolo Martínez o Mario Pestano como ejemplos a seguir. “Los españoles tenemos algo especial para los lanzamientos. Son grandes y es fácil seguir sus pasos porque ellos te indican el camino”, comenta. Él recién acaba de empezar a escribir los primeros capítulos de su historia. “Llevo pocos años como absoluto y en todas las citas internacionales he sacado medallas. Espero que esto no pare y siga sumando chapas”, recalca.

Medallas

Se estrenó en Rodas (Grecia) con una plata europea, prosiguió en Lyon (Francia) con un oro en el Mundial y ha ratificado su reinado en el Viejo Continente con 2 metales dorados en Gales en la clase F12 (deficientes visuales). Aún no siendo este año uno de los atletas a batir, mientras calentaba en la pista de Swansea, los entrenadores rivales le rodeaban para estudiar sus movimientos y tiros. “Tomaban nota de todo lo que hacia, me tenían analizado”, apunta.

No se arrugó. Su especialidad es el disco, donde ganó con solvencia tras alcanzar 48.75 metros: “Había mucho nivel, al principio estaba nervioso, te cruzas con los rivales, los ves más fuertes y no te puedes fiar nunca”. No es de los más ‘gigantes’ entre los competidores, 1,74 metros de altura y algo más de 100 kilos, pero aprovechó su torre de músculos, su mejorada técnica y la velocidad en los giros para coronarse campeón.

Después dio la sorpresa en peso, tras un duelo muy reñido con Vladimir Andriushchenko, uno de los favoritos. “Empecé con un nulo por encima de los 15 metros, tenía buenas sensaciones, quería ir suave en los 3 primeros tiros y después ir al máximo y arriesgar. Cuando el ruso hizo 15.18 tenía tantas ganas de lanzar que no dejé a mi entrenador ni limpiar el círculo de lanzamiento”, recuerda. Convirtió la bola de acero en una bala de cañón para llegar hasta los 15.55 metros. En ambos títulos realizó marca personal y récord de España.

Escasez de ayudas

No todo es color de rosa en la trayectoria deportiva de Kim, que estuvo cerca de dejar el atletismo hace un año. “Es lo triste del deporte, los paralímpicos deberíamos tener más apoyo económico. Tengo una beca de 400 euros del Comité Paralímpico Español y también la ayuda del Proyecto Fer, que me han salvado el culo. En otros países pagan igual una medalla olímpica que una paralímpica y en España estamos a años luz. No pedimos cobrar lo mismo, pero sí que nos valoren más porque trabajamos igual que cualquier deportista de élite”, lamenta.

El lanzador de peso. Fuente: CPE

El lanzador de peso. Fuente: CPE

Lleva desde los 4 años ligado al deporte cuando nadaba en la piscina de Silla (Valencia), pueblo en el que reside, logrando buenos resultados. Sin embargo, cambió la natación por el atletismo por un pique con un chico. “Me dijo que nadaba muy rápido y le gané. Luego me retó a lanzar disco y también le vencí. Me gustó mucho y desde entonces no lo he dejado”, cuenta Kim, que padece una enfermedad visual degenerativa. “Se ha agravado pero todavía me defiendo y puedo andar sin ayuda de un guía”.

Tal es su pasión por el lanzamiento de disco y de peso que sólo unas horas después de ganar en el Europeo ya prepara la siguiente temporada cargado de ilusión. “Todo ha salido a pedir de boca, me ha dado mucha confianza y ganas de empezar a correr y a lanzar. De vacaciones nada (risas). En 2015 llega el Mundial en Doha (Catar) y la misión es lograr medalla. Y en 2016 espero estar en los Juegos de Río, es un sueño y quiero cumplirlo”, apostilla.


Kim López González
Valencia, 4-1-1989
Campeón de Europa en lanzamiento de disco (48.75 metros) y de peso (15.55 metros) en Swansea (Gales) 2014
Medalla de oro en lanzamiento de disco en el Mundial de Lyon (Francia) 2013
Medalla de plata en lanzamiento de disco en el Europeo de Rodas (Grecia) 2009
Recomendar
  • gplus
  • pinterest

Comentar